Publicado el

Crónicas de la Dragonlance 1: el retorno de los dragones

el retorno de los dragones

Crónicas de la Dragonlance 1: el retorno de los dragones, de Margaret Weis y Tracy Hickman

el retorno de los dragonesCuando la literatura fantástica entró en mi vida yo un joven un poco más feliz de lo que soy como adulto. Recuerdo perfectamente la primera de mis lecturas de la colección Dragonlance porque cuando las descubrí fue un verano en el que tenía mucho tiempo libre y nada que leer (no como ahora que las lecturas cubren casi todo mi tiempo). El calor abrasaba, la arena cuando se levantaba el viento picaba, pero mi madre sabía que no me iba a perder de vista porque yo estaba agarrado a un libro. Así fue como, en un verano, me leí tres series completas de esta serie. Después llegaron los juegos de rol, pero los abandoné pronto. El caso es que todo empezó con El retorno de los dragones que para quien no lo sepa es una de las mejores lecturas de fantástica que me he echado a la cara y nos descubre un mundo completamente nuevo, ramificado en otros tantos títulos que, si mi presupuesto hubiera dado para más, hubieran caído como si no hubiera un mañana porque todas y cada una de las lecturas las devoraba como si me fuera la vida en ello. Es curioso que, tanto tiempo después, me encuentre de nuevo aquí, hablando de estos libros que significaron tanto, y que me demostraron que cuando un libro te absorbe ya nada más importa. Fue, como se suele decir vulgarmente, amor a primera vista, o a primera letra, si nos ponemos especiales. En cualquier caso, un recuerdo perfecto que hoy transformo yo en palabras. Porque si la fantasía entró en mi vida con fuerza fue por estos libros que me inculcaron que era posible vivir otras vidas sin necesidad de moverte de las cuatro paredes de tu habitación.

Los amigos vuelven a reunirse. Corren rumores de guerra, de criaturas míticas que vuelven a aparecer, y de secretos que se mantienen bajo llave. Pero todo cambiará con la llegada de una mujer que porta una lanza mágica. Ahí empieza el viaje. Ahí empieza esta gran historia.

 

Poco sabía yo de los orígenes de esta historia, de que sale de las mentes que forjaron Dungeons & Dragons, pero eso no fue un impedimento para disfrutarlas. El retorno de los dragones es un comienzo, el de un viaje, pero luego se transforma en una lucha aplastante, en algo tan enorme como lo crearon las mentes de Margaret Weis y Tracy Hickman que nos nublaron el juicio a algunos lectores que, como yo, querían descubrir lo que era el mundo fantástico de verdad. Ya he dicho al principio que estas novelas cayeron en mis manos en plena adolescencia, pero que nadie se engañe a sí mismo, seamos adolescentes o plenos adultos, esto está hecho para todos los públicos. Cuando uno se introduce en el mundo de Dragonlance sabe que ya no volverá a salir hasta que no termine lo que ha empezado, hasta que no llegue al final de una trilogía que lo comienza todo y que da el pistoletazo de salida para que conozcamos mucho más de los personajes en los siguientes libros. Caramon Majere, Raistlin, Tanis el Semielfo, Tasslehoff Burrfoot, se convirtieron en compañeros, pero también se convirtieron en los protagonistas de esta apasionante historia que recuerda a lo mejor de las novelas fantásticas que ya vivimos en otros autores. Magos, elfos, varas mágicas, dragones, una orden religiosa, en definitiva, elementos propios del género, pero que nos atan a las palabras como si una enredadera hubiera decidido instalarse entre nuestros nudillos, apretando con fuerza para que no soltemos las páginas del libro. Es curioso como, a pesar de que los años pasan y las lecturas se acumulan, hay algo que siempre se recuerda. Esto es lo que me sucede con esto.

Las sagas pensadas por Margaret Weis y Tracy Hickman y, además, las escritas por ellas, son las que se consideran imprescindibles a la hora de empezar con este ciclo de la Dragonlance. Uno se para a pensar muchas veces en lo que le suponen las letras en su vida, y a mí me supusieron un crecimiento brutal, un expandirse la imaginación hasta límites insospechados, una forma de suerte que trata a los lectores con toda la profesionalidad de los mejores autores de la novela fantástica. Se trata, pues, de emprender un viaje que comienza en El retorno de los dragones y se une a los otros dos volúmenes de esta primera trilogía que ya viviréis en vuestras carnes en próximas reseñas. Será imprescindible que os hagáis con este libro. Después, no sabréis seguir sin saber cómo acaba la historia. Palabra de adulto que sigue viviendo en sus lecturas.

 

Otros libros recomendados

Un comentario en “Crónicas de la Dragonlance 1: el retorno de los dragones

  1. Absolutamente de acuerdo, creo que aprendí a escribir con El retorno de los dragones, no recuerdo ya la historia pero si una escena en que sucedía dos o tres luchas a la vez y yo me preguntaba, ¿cómo se puede narrar todo esto tan maravillosamente?

    Gracias por el artículo, sólo leí el primer volumen, pero me ha gustado mucho recordar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *