Publicado el

El maestro del Prado y las pinturas proféticas

el maestro del prado

El maestro del Prado y las pinturas proféticas, de Javier Sierra

el maestro del prado

¿Qué esconde el arte? ¿Qué encierran las obras más emblemáticas de algunos de los pintores más reconocidos? ¿Qué nos dicen del ser humano, de ellos mismos, de la Historia que conocemos? ¿Y de la que no conocemos? Viajar, a través de la literatura y el arte, como jamás lo hayamos hecho, es una de esas empresas que sólo los maestros pueden hacer realidad. Como nos dejaran pequeñas migas de pan al alcance de nuestra mano, estamos a punto de embarcarnos en viaje a través de las obras y sus autores que marcaron un hito y que convirtieron el arte en evasión, en belleza, en tragedia, y también en secretos. Porque lo que encierra el arte en su interior, como lo demuestra el booktrailer que habéis podido ver, explica a la perfección que en esta obra, en este “El maestro del Prado y las pinturas proféticas”, serán nuestros sentidos los que nos llevan a recorrer un camino que nos era desconocido hasta ahora. ¿Qué es lo que guarda en su interior el arte? ¿Qué misterios nos descubrirán las pinturas que se encuentran en el Museo del Prado? ¿Y por qué, el ser humano, ha callado hasta ahora? No estamos ante una obra cualquiera. Estamos ante un descubrimiento de la historia del ser humano, y de cómo la Historia se esconde a través de la pintura y sus mensajes.

 

El autor Javier Sierra convence. Y lo hace de una forma pulcra, casi quirúrgica, ensamblando el arte con la creación de una Historia en la que todos habíamos creído hasta ahora. Para alguien como yo, aficionado al arte y a su contemplación, observar desde otra óptica completamente distinta obras tan representativas como El jardín de las delicias o El triunfo de la muerte no puede ser menos que una experiencia única, casi diría que rayando la obra maestra, en la que la realidad se funde con la ficción en un ejercicio tan bien hilvanado que es imposible discernir lo real de lo imaginario. El arte, siempre lo he creído, encierra en su interior infinidad de secretos, la vida de aquellos artistas que vivieron antes que nosotros y que nos dejaron, en forma de obras, su legado más importante. Por eso, en el mismo momento en el que este libro llegó a mis manos y abrí su primera página, supe que algo había comenzado, que algo había conectado conmigo, y que me llevaría a conocer lugares a los que jamás había soñado con llegar. Estamos ante una de esas novelas de éxito, pero no uno baladí, sino uno merecido. Hace tiempo que había querido hacerme con alguna obra del autor, pero no ha sido hasta este “El maestro del Prado y las pinturas proféticas” que me he decidido a adentrarme en su escritura. ¿El balance? Un admirador más de la capacidad del autor para crear historias, para acercarnos misterios, historias sobre la Historia, en una suerte de diálogo entre dos personajes ante el que no puedes quitar tu mirada de las letras. Casi me atrevería decir que, convertido mi afán lector en obsesión, se trata de devorar con verdadero deleite lo que transcurre en las páginas de este libro.

el jardin de las delicias
El jardín de las delicias, de El Bosco

Arte. Encerrado entre cuatro paredes, en salas inmensas donde muchas historias confluyen guardando secretos inimaginables. Javier Sierra, por su parte, también es un artista en la escritura. Con una prosa sencilla, nos abre las puerta de un mundo completamente extraño, de otro siglo, de otra época, para que comprendamos cómo aquellas obras que han pasado a nuestro lado durante innumerables años, tenían en su interior una historia mucho más complicada, mucho más atrayente, de lo que ya nos podían haber parecido en un primer momento. En ello consiste la aventura, no sólo de mirar, sino de observar con detenimiento aquello que, en su interior, late dentro de obras inmensas, complejas, y que casi nos hacen desviar la mirada por los sentimientos que conllevan. El arte observado. Ese es el regalo en el que nos envuelve esta novela que, tratada como novela de misterio, bien podría considerarse un recorrido por el arte, por la vida, por la Historia, por la existencia de todos aquellos artistas que vivieron sus obras con la devoción de un padre hacia sus hijos. 

Vivamos el arte de una manera diferente. Porque gracias a “El maestro del Prado y las pinturas proféticas” ninguna mirada volverá a ser igual, ninguna obra nos dirá nunca lo mismo que la primera vez que la vimos, y ninguna palabra podrá describir a la perfección aquello que, solamente el arte, es capaz de hacernos sentir.

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *