Publicado el

Entrevista a María Frisa

Concurso Sueños de Verano

Entrevista a María Frisa, autora de “Cómo sobreviví a la madre de Pavlito (con uve)”

principal-mari-frisa_grandeLa autora que hoy nos acompaña, María Frisa, es además licenciada en Psicología Clínica y en Trabajo Social, autora de novelas como, El resto de la vida, Breve lista de mis peores defectos, 15 maneras de decir amor, El cuarto círculo del infierno y Como entonces, obras por las que se le han concedido innumerables galardones, aunque fue su incursión en el mundo infantil y juvenil con su libro 75 consejos para sobrevivir en el colegio, publicado por Alfaguara en 2012, lo que la catapultó, a través de su personaje más popular, Sara, a lo más alto de las listas de ventas.

Hoy regresa María, acompañada de Sara en su papel de hija, con esta divertida historia de la que les hablábamos ayer, Cómo sobreviví a la madre de Pavlito (con uve), una novela divertida (de las de reírse de verdad) y con gran carga de crítica social

Y ahora pasamos a conocer un poco más de esta mujer a través de nuestra conocida batería de preguntas cortas

A la hora de escribir:
LyL 1.-¿De día o noche?
María Frisa.- A cualquier hora.
LyL 2.-¿Un cigarrillo al lado?
M. F.- Intento evitarlo.
LyL 3.-¿El papel y la pluma han pasado a mejor vida?
M.F.-Sólo para anotar ideas y hacer esquemas.
LyL 4.-¿La inspiración llega por sorpresa, o sorprendentemente, siempre te pilla trabajando?
María Frisa.- Ocurre de ambas formas.
LyL 5.-¿Quién es tu mayor crítico?
María Frisa.- Supongo que yo misma.
LyL 6.-¿Qué personaje te gustaría que leyese tu libro?
María Frisa.- Gila
LyL 7.- ¿Qué libro(s) estás leyendo ahora?
María Frisa.- Olive Kitteridge de Elizabeth Strout
LyL 8.-¿Qué libro guardas como el más valioso?
María Frisa.- No soy nada fetichista, pero si tengo que decir alguno supongo que los Miniclásicos de María Pascual de mi infancia cuando tener un libro era un regalo.
LyL 9.-¿Qué usas para marcar las páginas?
María Frisa.- Lo primero que encuentro: postales, trozos de folio, la contra del libro…
LyL 10.-¿El mejor lugar para leer?
María Frisa.- Sin duda tumbada y, a ser posible, con un sol tibio.

Y ahora que te conocemos un poco más vamos a hablar de tu último libro, “Cómo sobreviví a la madre de Pavlito (con uve)”, y en primer lugar lo que quiero hacer es felicitarte y darte las gracias por haberme hecho pasar un buen rato con su lectura, porque falta nos hacen en la literatura actual libros que puedan hacernos ver la realidad arrancando unas risas al lector.

Frisa 2LyL/ (Susana)1.- Este es un libro para gente con sentido del humor ¿Cómo crees que andamos actualmente de humor en este país?

María Frisa.- Creo que tenemos mucho sentido del humor, demasiado, no encuentro otra explicación a que soportemos los abusos a los que nos está sometiendo la clase política sin hacer nada.

2.- Cómo sobreviví a la madre de Pavlito (con uve) ¿Es un libro para todos los públicos o va dirigido a mujeres en general y madres en particular?

María Frisa.- Mi intención es que lo lea cualquiera con sentido del humor y con capacidad de autocrítica, creo que ambas son imprescindibles para entenderlo. No creo que por ser un libro escrito por una mujer y por el hecho de que la protagonista sea una mujer, lo convierta en literatura para mujeres, me gustaría erradicar el tópico de que lo femenino es particular y lo masculino es universal. ¿Si mi libro es para mujeres, el famoso Wilt de Tom Sharpe – citado siempre entre los 10 mejores libros de humor de todos los tiempos- que es un libro escrito por un hombre, protagonizado por un hombre y que trata sobre los ensayos que realiza con una muñeca hinchable para asesinar a su esposa, qué es?

3.- Digo en mi reseña (medio en broma medio en serio) que el libro bien puede servir como terapia para subir la autoestima ¿Crees que como psicóloga has imprimido algo de auto-ayuda en él? (Risas mías)

María Frisa.- ES algo que me preguntan a menudo, supongo que porque a lo largo del libro voy desgranando consejos, pero a menudo son consejos en los que “cargo” el humor más corrosivo. Aunque puede ayudar en el sentido de que el lector se dé cuenta de que las cosas que le suceden a diario y que muchas veces vive como un trauma, es algo que le ocurre a muchísimas personas, y que consiga desdramatizar.

4.- Dices que no es un libro autobiográfico pero … ¿Para hacerlo creíble has podido sentir como tuyas las experiencias por las que has hecho pasar a la pobre María?

María Frisa.- El hecho de que la protagonista se llame como yo es sólo un recurso para dotarla de verosimilitud y que al lector le resulte más real. Para crear el personaje de María Frisa me he basado en las vivencias de mis “ochenta mejores amigas”, pero sí, con muchas me he identificado y las he sentido mías, igual que supongo que le ocurre al lector.

5.- Para que el humor funcione a todos los niveles ¿Crees que tiene que haber una dosis justa de crítica y autocrítica?

María Frisa.- Para responder a esta pregunta supongo que habría que definir qué entendemos por humor. En mi caso, las cosas que me hacen reír sí que deben de contener una dosis de crítica o autocrítica.

FRISA

6.- Tocas todos los palos: Trabajo, Familia y amigos… Y colegio ¿Crees que las madres de Pavlitos que nos venden existen, inundan y enturbian todas nuestras relaciones?

María Frisa.- Aquí la “madre de Pavlito” es un arquetipo de un tipo de personalidad que por supuesto que existe y que encontramos en todos los ámbitos: en nuestras familias, en el trabajo, incluso entre nuestras amigas. No sé si enturbian nuestras relaciones, pero sí que ellas transmiten una imagen irreal de perfección con la que podemos obsesionarnos, por lo menos es lo que he querido reflejar en el libro, que es totalmente irreal y que todas las vidas esconden su parcela de miseria.

7.- Me encantan los “Frisolitos”, esos personajes que me recuerdan que todas las familias se componen de extraños seres que se soportan porque se quieren ¿Qué dice tu familia de todo esto?

María Frisa.- Jajaja, para ser sincera, los frisolitos están muy orgullosos de mí, de hecho ahora se ha vuelto una broma entre nosotros “esto es una frisolitada” o “esto para tu próximo libro” y no paran de darme ideas.

 8.- Ya llevas unas cuantas novelas a tus espaldas pero han sido las de la saga de Sara y sus consejos, las que te han empujado hasta los primeros lugares en venta y reconocimiento ¿Es más fácil escribir para chavales o para adultos? ¿Dónde te sientes más cómoda?

María Frisa.- Me resulta mucho más difícil ponerme en el lugar de una niña de 12 años (sobre todo desde que mi hija, que era mi “chivata” ha crecido), pero también es un estilo más directo, más fresco, en el que me siento muy cómoda.

sara9.- María trabaja fuera de casa, Miguel también. María trabaja también en casa y se ocupa de sus hijos, Miguel NO (o muy poco) ¿Crees que sigue siendo esta la realidad que le toca vivir a la mujer? ¿Crees que la Sara adulta tendrá otras opciones?

María Frisa.- Creo que mientras no se erradique el famoso “¿en qué te ayudo?” como si los hijos y las tareas del hogar fuera una cuestión femenina, no se avanzará en este sentido, si bien el salto generacional de nuestras madres a nosotras ha sido exponencial. Y sí, me gustaría pensar que Sara encontrará otro mundo, pero creo que sería pecar de optimista. En cualquier caso, evidentemente, está en las manos de las madres actuales educar a sus hijos en ese sentido.

10.- Supongo que ahora, además de visitar a los chavales en las aulas de los colegios, también te las tendrás que ver con las AMPAS ¿Te gusta el contacto directo con tus lectores? ¿Quiénes te aportan más en esos encuentros, los chavales o los padres/madres?

María Frisa.- Los encuentros con los chavales me resultan muy “edificantes”, ellos son muy sinceros en lo que les gusta y en lo que no, te dan ideas y también te critican con una libertad y una inocencia que hemos perdido los adultos (no sé si afortunadamente o por desgracia). Y de momento, desde que se ha publicado Cómo sobreviví a la madre de Pavlito no he tenido que “enfrentarme” con ningún AMPA, no sé qué ocurrirá…

11.- Leyendo el libro lo veía en imágenes porque el lenguaje tan cercano que has utilizado ayuda a teatralizarlo ¿Ves esta historia en una gran pantalla? Y de llegar ese momento ¿Nos volverás a conceder una entrevista? 😉

María Frisa.- Son ya muchas las personas que me han dicho que ven el libro en imágenes y yo lo único que te puedo decir es que ojalá piense lo mismo un productor porque a mí me encantaría una película o una serie.
Y por supuesto que te concederé todas las entrevistas que quieras. Ha sido un placer.

Ya ven, hemos tenido el gusto de charlar con una autora alegre, entretenida, buena conversadora, inteligente y que no se muerde la lengua ni se esconde tras sus personajes para hacer crítica o hablar de ningún tema. Y sí amigos, así es la María Frisa que he tenido el gusto de conocer un poco más, espero que a partir de hoy también os apetezca hacer vuestra vida un poco más divertida junto a María y sus libros.

Muchísimas gracias María, sé feliz y olvida los regímenes

Susana Hernández
Para LibrosyLiteratura.es

Concurso Sueños de Verano

4 comentarios en “Entrevista a María Frisa

  1. Me ha encantado la entrevista y la escritora. Gracias a esta pequeña charla he conocido unos rasgos en la autora que la hacen de lo más interesante y que se me habían pasado por alto al leer la reseña de su último libro.
    Todo un gusto poder mirar la realidad de una, criticar esa situación social, y encima acabar riendo.
    Ha estado bien en lo de “literatura de mujeres”, lo que les pasa aunque contado desde el humor, es tan universal como lo que le pasa a un hombre, pues sí 🙂

    1. Desde Luego Icíar, tienes toda la razón y es por eso que siempre digo que quien hace buena o no una entrevista es el entrevistado con sus respuesta. María Frisa ha estado genial, sincera, clara y afinada. Tendré que leer alguno de sus libros “serios” de los de antes a ver de que hablaba en ellos 😉

      Un abrazo, amiga!

  2. ¡ha sido un gusto poder conocer más de María! eres una buena entrevistadora Susana 😉
    A mi también me encanta esa posición para leer 😀 jajaja tumbada y con solecito, para que no me de frío (que si no, ¡no puedo leer a gusto!).
    un beso,
    Ale.

  3. Pues nada Ale, a leer en la posición que más nos guste a cada cual, que al final lo importe es leer y vivir feliz.

    Un abrazo fuerte!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *