Publicado el

Entrevista a Rafael Reig

rafael-reig

Entrevista a Rafael Reig

rafael-reig

Es curioso el mundo virtual. Cuando leí “Lo que no está escrito” tuve claro que tenía que hablar con Rafael Reig para hacerle una entrevista. Dicho y hecho. ¿Y si os dijera que, aunque el mundo virtual puede parecer impersonal, me he descubierto recibiendo las respuestas de este autor como si las hubiera hecho rodeado de una caña en un bar cualquiera? A veces, la vida, pone en tu camino a autores que, cercanos a los lectores y cercanos al mundo en general, te muestran una simpatía y un saber hacer dignos de mención. Por ello, estoy enormemente agradecido a este autor que me mantuvo en vela durante una noche para acabar su novela, por responder las preguntas que le formulamos y hacerlas desde la sinceridad más absoluta.

Pero qué digo, os dejo con Rafael Reig, que disfrutéis de sus palabras.

Para empezar, nos gustaría conocer un poco más tus gustos a la hora de escribir:

1. ¿De día o noche? Entre las 5 de la mañana y las diez es mi mejor hora.

2. ¿Un cigarrillo al lado? Por supuesto, mucho tabaco, siempre de liar o bien tabaco de pipa.

3. ¿El papel y la pluma han pasado a mejor vida? No, qué va, siempre escribo a mano, a lápiz o con estilográfica, o directamente en máquina de escribir, una Olympia que me regaló Chavi Azpeitia.

4. ¿La inspiración llega por sorpresa, o sorprendentemente, siempre te pilla trabajando? Llega por sorpresa, casi siempre en la ducha, porque es el único sitio donde no puedes tomar notas. Lo que pasa es que esa sorpresa sin duda se produce sólo después de muchas horas de trabajo.

5. ¿Quién es tu mayor crítico? Creo que las dos personas cuya opinión temo son mi hermana Maite y mi novia, Violeta.

6. ¿Qué personaje te gustaría que leyese tu libro? Salma Hayek, y que luego me llamara para entregarse a mí, rendida de admiración y lujuria. Si no puede ser, pues me vale Juan Marsé.

7. ¿Qué libro(s) estás leyendo ahora? La última novela de Saphia Azzedine: “Mi padre es mujer de la limpieza”

8. ¿Qué libro guardas como el más valioso? El ejemplar en dos tomos de la historia oral de la guerra civil de Fraser que le gustaba a mi padre.

9. ¿Qué usas para marcar las páginas? Un folio doblado en cuatro en el que tomo notas.

10. ¿El mejor lugar para leer? Si el tiempo lo permite, al aire libre, en una mesa casi siempre. Si hace frío, un sillón de orejas.


Ahora que ya sabemos alguno de tus gustos a la hora de escribir, metámonos de lleno en tu nueva novela….

1. ¿Qué tenemos que saber de Rafael Reig para conocer mejor su obra?

Nada, las novelas, si no se defienden solas, no hay quien las defienda. No hay nada que se necesite saber de un autor para leer su novela. Es más, casi siempre estorba saber de más. De todas formas, en mis novelas hay mucho de mí, aunque desfigurado, pero creo que cualquiera que lea mis novelas puede hacerse una idea de la clase de persona que soy, y seguramente acertaría más que yo, que apenas me conozco a mí mismo.

2. En “Lo que no está escrito” hay una novela dentro de la misma novela que, en el fondo, es el detonante de todo lo que sucede ¿por qué se te ocurrió introducir este elemento en la historia?

Me interesa sabe cómo leemos, cuánto ponemos cada uno en lo que leemos, porque leemos con nuestro miedo y nuestro deseo, con todas nuestras otras lecturas, con nuestras manías y nuestras debilidades. La lectura, como la vida, como la pareja, tiende a ser un malentendido afortunado, que a nadie le interesa deshacer, y que prolongamos porque nos conviene.

3. En la novela, todos y cada uno de los personajes que aparecen han perdido el norte y no saben muy bien cuál es su camino, ¿crees que esta clase de personajes son más apetitosos para el lector?

No exclusivamente, pero sí que nos gusta leer sobre personajes que se parezcan a nosotros, que busquen y no acaben de encontrar nunca, que intenten algo y no lo consigan, que nunca se dan cuenta de que lo que en realidad querían era otra cosa muy distinta hasta que ya es demasiado tarde.

4. ¿Cómo describirías, en pocas palabras, esta última novela que tenemos entre manos?

Una novela sobre las consecuencias del egoísmo, porque todos los personajes son incapaces de ponerse en el lugar del otro, se hacen daño a sí mismos tanto como a los demás, pero no dejan de cargarse de razón. Una novela de miedo, porque todos somos, a intervalos, muy parecidos a ellos, y eso asusta mucho.

5. ¿Siempre que se escribe algo hay que atender a aquello que se esconde entre líneas?

Sí, lo que está entre líneas cuando escribes es lo que no sabías todavía que querías escribir, si lo lees con cuidado, te delatarás y no tendrás más remedio que hacer un esfuerzo más y escribir lo que de verdad te importa y estabas esquivando, pero aparece entre líneas.

6. Dentro de la novela, como lector, se me hizo muy difícil ponerme del lado de alguno de los personajes, ya que todos tenían un lado oscuro que te hacía alejarte de ellos. Para ti, ¿cuál es el personaje con el que te identificas más?

Como tú, no me identifico con ninguno, todos tienen en efecto algo que repele, que no te deja acercarte mucho a ellos. Sin embargo, no puedo evitar sentir compasión, simpatía y hasta algo de buen humor al ver a Toni Riquelme, esa criatura, y a su novia, Trini: vaya por de dos y, sin embargo, tienen para mí algo atractivo, una cierta fuerza que les da su desesperación.

7. Sin destripar nada de la novela, el final es de esos que hacen honor al título “Lo que no está escrito”, ¿crees que es mejor para el lector sacar sus propias conclusiones en una novela sobre lo que le puede suceder a los personajes o es mejor que sea un final cerrado sin fisuras de ningún tipo?

A mí me gustan las dos cosas y no creo que un final, por cerrado que esté, no deje un resquicio para que el lector saque sus propias conclusiones. Y al contrario, un final abierto suele ser una trampa que el escritor le tiende al lector para que crea que son sus propias conclusiones lo que el final le ha sugerido. Desde luego, en mi novela hay escondido un curso de lectura y, además, de lectura insurrecta, de rebelión contra eso que llaman “la intención del autor”.

8.Para terminar, ¿tienes ya algún proyecto entre manos que nos puedas adelantar?

Tengo cuatro cuadernos en los que pruebo distintas cosas. De momento lo que más me convence es una novela de iniciación con un joven atolondrado. Aunque también tengo una historia sobre un cura obrero en los años setenta que me gusta bastante. Veremos.

Muchas gracias por responder a Libros y Literatura.

Muchas gracias a vosotros, es un placer para mí y espero que tengamos ocasión de charlar más.

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *