Publicado el

Entrevista a Javier Sanz

Javier-Sanz

Entrevista a Javier Sanz, autor de “Nunca me aprendí la lista de los reyes godos”

Javier-SanzLa Historia tiene infinidad de anécdotas que contar. Eso es lo que debió pensar Javier Sanz cuando escribió este libro. Pero como a mí no me gusta tirar de hipótesis, y como he sido preguntón por naturaleza, me decidí en su momento a haceros a todos partícipes de las palabras del autor para que nos contara mucho más de un libro que vendió su primera edición del tirón y que se ha convertido en uno de los más solicitados en las librerías. Quizá la Historia tenga un punto de aburrido que echa para atrás, pero desde luego son libros como “Nunca me aprendí la lista de los reyes godos” los que te hacen darte cuenta de lo mucho que te has estado perdiendo por pensar, erróneamente, que todo aquello que tiene que ver con la Historia es un coñazo. Si no me creéis, aquí tenéis al propio autor para que sepáis, de una vez por todas, por qué este libro merece tanto la pena.

Con vosotros, Javier Sanz en exclusiva

Para empezar, nos gustaría conocer un poco más tus gustos a la hora de escribir:

1. ¿De día o noche? Si por mi fuera, escribiría por la noche pero como tengo que madrugar para ir al trabajo que me da de comer, escribo cuando puedo.

2. ¿Un cigarrillo al lado? De hecho, ahora mismo estoy con uno.

3. ¿El papel y la pluma han pasado a mejor vida? Todavía no. Aunque el texto lo escribo directamente en el ordenador, me gusta hacer esquemas y anotaciones antes de comenzar a escribirlo.

4. ¿La inspiración llega por sorpresa, o sorprendentemente, siempre te pilla trabajando? Cuando escribes de historia la inspiración nunca llega por sorpresa, te pilla leyendo, curioseando o investigando. Es difícil ser original en temas relativos a la historia, puedes serlo en cómo lo cuentas, en el enfoque y en las conclusiones.

5. ¿Quién es tu mayor crítico? Fácil, mi mujer.

6. ¿Qué personaje te gustaría que leyese tu libro? Me habría gustado que lo leyese Juan Antonio Cebrián pero llegó tarde el libro o, mejor dicho, Juan Antonio se fue muy pronto. Pero Silvia Casasola, su viuda, me ha dicho que el libro le habría gustado.

7. ¿Qué libro(s) estás leyendo ahora? “Devotio. Los enemigos del César” de mi amigo Gabriel Castelló

8. ¿Qué libro guardas como el más valioso? Por lo que significaron para mi: “El mozárabe” de Jesús Sánchez-Adalid y “El puente de Alcántara” de Frank Baer.

9. ¿Qué usas para marcar las páginas? Los marcadores que me regalan cuando compro los libros.

10. ¿El mejor lugar para leer? En la playa durante las vacaciones, en la cama y… en el baño.

Y ahora que sabemos un poco más de tus gustos como escritor, metámonos de lleno en lo que nos cuentas en tu libro…

1. ¿Qué nos puedes contar de Javier Sanz que no sepamos?

Que no soy historiador, sólo un simple aficionado a la historia que convirtió en pasión con la lectura de libros como los que he citado anteriormente y escuchando en las madrugadas al maestro Juan Antonio Cebrián. Y mis únicas pretensiones son seguir viajando con mi mujer para conocer rincones del mundo y, en un futuro no muy lejano, poder conseguir un huerto, un sombrero de paja, un botijo y vivir rodeado de animales.

2. Para todos aquellos que no han leído el libro, ¿de dónde nace este proyecto?

El libro nace por el blog Historias de la Historia, la madre del cordero. Gracias al blog, la editorial Anaya se pudo en contacto conmigo para editar un libro con historias como las que se publicaban en el blog. La idea del libro siempre rondó mi cabeza pero nunca creí que llegase a materializarse.

3. Hay que reconocer que, nada más fijarte en el libro, sorprende que se titule “Nunca me aprendí la lista de los reyes godos”, ¿por qué la elección de él?

La famosa lista de los reyes godos fue durante años una rémora para los muchos que tuvieron que memorizarla. El título pretende dejar a un lado ese tipo de historia que nos enseñaron en el colegio en el que debías memorizar años, reyes, batallas… que lo único que consiguieron fue que la gente se distanciase de la historia. El libro no es un manual de historia al uso o un ensayo, es simplemente un libro de historias para reconciliarse con la historia. Mediante anécdotas y curiosidades trato de borrar la imagen que para muchos tiene la historia como algo caduco y farragoso, y ponerle una cara más amable y, sobre todo, amena.

4. ¿Cómo fue el proceso hasta llegar a editar el libro? ¿Tuviste muchos problemas o, por el contrario, fue algo bastante sencillo?

Antes de que llegase Anaya, hubo dos editoriales que se interesaron por editar un libro pero una por pirata -porque sólo querían hacerse con el manuscrito by the face- y la otra por la crisis, al final se quedaron en agua de borrajas. Pero tengo que decir que me siento muy afortunado porque siempre fueron las editoriales las que llamaron a mi puerta.

5. Griegos, romanos, egipcios, califas. En “Nunca me aprendí la lista de los reyes godos” hay un sin fin de anécdotas de muchas civilizaciones, ¿has contado todo lo que querías o hay alguna anécdota en concreto que dijeras después de verlo publicado que tenía que estar y no está?

Como sigo publicando historias en el blog, van surgiendo algunas que me habría gustado incluir pero las descubrí después de publicarse el libro. Incluso cuando la editorial me dijo que se había agotado la primera edición, les dije que si podía incluir alguna historia más en la segunda… pero no se llegó a añadir ninguna.

6. De todas las épocas, ¿en cuál te gustaría vivir para ver lo que nos cuentas en el libro de primera mano?

Antes de comenzar con el blog yo tenía una admiración especial por un personaje y una época: Almanzor y Al-Andalus. Después de haber escrito más de 1.000 historias en el blog, reconozco que he redescubierto el mundo de Roma. Con todo lo que se ha escrito y todas las películas que se han rodado, todavía me sigo sorprendiendo y descubriendo nuevas historias.

7. ¿Por qué crees que libros como el tuyo tienen tanto empuje entre el público?

Porque por su formato y lenguaje -yo no soy ningún Antonio Gala que para describir una fuente en un patio andaluz necesita ocho páginas- es muy fácil de leer, porque está dirigido y puede gustar a todo el mundo -te guste o no la historia-, porque gracias al blog he conseguido fidelizar a un grupo de amigos que me han ayudado a mover este tipo de historias por las redes y, lógicamente, el libro y porque gracias al boom de la novela histórica -aunque muchos llaman novela histórica a cualquier novela con dos pinceladas históricas- parece que la historia ha recuperado un poco del terreno perdido años atrás.

8. ¿Hay alguna crítica al libro que te haya costado encajar o, por el contrario, han sido todas positivas?

Las que a mi me han llegado han sido muy positivas y si las ha habido negativas… a mi no me han llegado. No tendría ningún problema en encajarlas porque aunque no las comparta… para gustos los colores. Yo me sigo teniendo que levantar a las 7 de la mañana para ir al trabajo que paga la hipoteca… como para preocuparme por las críticas.

9. ¿Qué estás preparando en estos momentos?

Si todo va bien, te puedo anticipar que antes de que termine el mes de abril saldrá mi segundo libro también editado por Anaya. Y terminado el segundo… ya estoy trabajando en el tercero. Aunque el viento sople a tu favor, no hay que dejar de remar… hay que seguir remando.

Gracias por responder a Libros y Literatura

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *