Publicado el

¿Qué tengo que estudiar para dedicarme a la literatura?

formación en literatura

formación en literaturaLos dieciocho no es la mejor edad para tomar las decisiones de las que dependerá el resto de nuestra vida, pero es justo cuando nos toca decidir qué carrera queremos hacer. A los que nos gustan los libros nos dicen que la única formación en literatura que hay es Filología, y que eso solo sirve para ser profesor; así que si no nos llama la docencia, al final elegimos una carrera universitaria un poco al tuntún. «Esta, que me han dicho que tiene muchas salidas…». «Esta, que las asignaturas parecen interesantes…». «Esta, porque me lo han dicho mis padres y a mí ya me da igual…». Después vienen las sorpresas. Algunos de los que se meten en una cualquiera por hacer algo se entusiasman con lo que se encuentran, y otros tantos, que incluso eligieron a conciencia, se decepcionan al comprobar que esa carrera no es cómo imaginaban.

Al dar nuestros primeros pasos en el mundo laboral, empezamos a tener claro qué queremos hacer y qué no. Cuando nos vemos metidos ocho horas al día en un bufete de abogados o en la cola del paro, tirando currículums a trabajos que no nos motivan en absoluto y sin saber hacia dónde tirar, nos preguntamos qué estamos haciendo con nuestra vida. Entonces, los sueños vuelven a tocar a la puerta; esa vocación que amordazamos durante largo tiempo porque nadie se la tomaba en serio. «¡Yo quiero vivir entre libros! Seleccionar manuscritos, escribirlos, reseñarlos, contagiar a otros mi pasión por la literatura. Pero ¿cómo trabajar en el mundo literario? ¿Qué hay que estudiar para eso?».

Tanto si hemos estudiado una carrera de humanidades como alguna que no tiene nada que ver, aún estamos a tiempo de obtener la formación en literatura que necesitamos para entrar en ese sector. En el ámbito universitario existen másteres para especializarnos en literatura española e hispanoamericana. Es el complemento ideal para los filólogos que quieren abrir sus miras más allá de la docencia, pero también para los que buscamos comprender las creaciones artísticas escritas en español desde una perspectiva histórica, ideológica, filosófica y estética. Quienes de verdad sentimos pasión por los libros encontraremos en esta formación los conocimientos y competencias clave para encauzar nuestro futuro profesional hacia el mundo literario, ya sea para trabajar en una de las áreas del sector editorial (evaluador de manuscritos, crítico literario, reseñador, técnico editorial y de documentación, etc.) como en instituciones culturales o en medios de comunicación. Además, este tipo de másteres también son de gran utilidad para aquellos que quieren escribir, pues el análisis comparativo de obras, escritores y períodos aporta una sólida base teórica sobre las distintas corrientes literarias y sus recursos; la forma perfecta de conocer en profundidad el terreno en el que quieren desarrollarse.

La literatura no tiene por qué ser solo un pasatiempo, puede convertirse en nuestra profesión. Y las únicas opciones de trabajo no son ser editor o profesor; la formación en literatura que obtendremos a través de estos másteres nos hará descubrir un amplio abanico de posibilidades al que dedicarnos.

Tal vez a los dieciocho no tengamos clara nuestra verdadera vocación o todavía no nos atrevamos a apostar por ella, pero nunca es tarde para probar nuevos caminos en los que de verdad sentirnos realizados.

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *