Publicado el

Jugador

Jugador

Jugador, de Alexander Baron

Jugador

A veces, uno cae en los libros por casualidad. Como en las citas, en un gran amor o en un trabajo increíble. Como dice el famoso refrán, existen momentos en que uno juzga literalmente a un libro por su portada, por el autor o por la temática que abarca, diferentes a  nuestra realidad y que no nos permite salir del área de comodidad. Jugador es un libro al que no me hubiese acercado de manera intencional porque no tiene ninguno de los signos que me interesan de un libro. Si no hubiese sido por el vendedor que me convenció de comprarlo y me lo señaló, jamás se hubiese dado la casualidad.

Jugador es un libro de Alexander Baron, perfecto para quienes necesitan de una historia  completa y con cierre concreto. A diferencia de otras obras, este libro logra enmarcar situaciones de manera que nada queda inconcluso o librado al azar.

Lo más interesante de este libro es el protagonista principal, Harryboy Boas, una especie de héroe posmoderno con más excentricidades que virtudes. En principio, es totalmente sincero con el lector. Al contar su historia, no anda con rodeos: es un adicto al juego que pasa sus noches solitarias en canódromos y vive muchas veces del dinero que pueda proporcionarle su hermana, casada con un hombre acomodado de Londres. Lo interesante es que, a pesar de la reiterada conducta inmadura  de Harry de jugar compulsivamente, mantiene una vida ordenada dentro de la irregularidad.

Con una personalidad fuerte e introvertida, Harryboy tiene la capacidad de planificar su vida, teniendo únicamente como variables al juego y las peleas con su hermana. Hay algo muy humano en él, muy cercano con el lector, que es la necesidad de buscar momentos de introspección y goce personal. Harry tiene ciertos aspectos de su vida muy admirables como calcular la cantidad de dinero que necesita, los libros que va a leer y los momentos de paseo y distracción. Todo sería perfecto si no fuese porque necesita dinero para mantenerse y porque hay una cierta atracción a la carrera de perros, a la apuesta y a los problemas del pasado.

Harry necesita, ante todo, soledad y reflexión. El juego no parece ser un tema muy complejo, siempre y cuando le permita tener su estructura bien formada y sin cambios abruptos. Claro que Baron toma la riendas de esta novela como escritor y comienza a colocar en la vida de Boas diferentes momentos de stress, causados a partir de conocer a una familia que llega a vivir al mismo complejo donde pasa sus días encerrado Harry.

Al hablar de Jugador, sin dudas hay que mencionar la increíble habilidad de Baron para colocar conflictos en la vida de su propio personaje principal. Son de esas historias que se convierten en un círculo: con un comienzo estable y un final perfecto. El texto, en su totalidad, es una invitación a conocer sobre literatura de este siglo y la psicología de un personaje perfecto.

Georgina Marrapodi

Otros libros recomendados

Un comentario en “Jugador

  1. Pues no lo conocía de nada, pero habrá que apuntarlo, que parece una muy buena novela.
    Besotes!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *