Publicado el

Me muero por ir al cielo

me muero por ir al cielo

Me muero por ir al cielo, de Fannie Flagg

me muero por ir al cielo

Si quería leer una novela absurda, ésta era el ejemplo. Si tuviese que hacerle un regalo a una abuela, probablemente elegiría este libro. Esta vez, pensé a la reseña como una orientación en caso de querer hacer un regalo a las personas mayores que gozan de libros más lights, donde lo que más importa es el amor en las relaciones humanas, la tranquilidad por un final feliz y la felicidad que demuestran los personajes en lo que se refiere a la oportunidad de haber vivido la vida. Así de sencilla es la historia en Me muero por ir al cielo de Fannie Flagg.

Elner es una señora grande en un pequeño pueblo de Missouri. En su casa, tiene lugar el incidente que va a mantener en vilo a toda su familia: una mañana cae de la escalera cuando intenta recoger higos y es picada por avispas. Mientras algunos vecinos la socorren, otros se encargan de advertirle a su sobrina Norma y su marido Macky.

Es verosímil cuando todos los personajes comienzan a aparecer. Es la vida de un pequeño poblado donde todos se conocen y cada uno juega un papel crucial. Elner es una viejita querida por todos, amable hasta la médula y terca para acatar órdenes. Pero todo se vuelve absurdo una vez que se encuentra en el hospital.

No puedo negar que cuando ya daba por sentado qué sucedería (debo confesar que muchas fichas no le ponía al libro), la historia dió un giro inesperado. El absurdo ya impregnaba cada página. Mientras algunas cosas son previsibles, la esencia de lo que intentan transmitir sus protagonistas no lo son tanto. Norma logró sacarme de quicio y mientras creía que era una estúpida, después no lo resultó tanto.

Lo cierto es que es una historia fácil de leer, que pasa sin pena y sin gloria. Es un libro más, que  -como dije en el principio- arrancará la sonrisa de nuestra abuela. No abunda en detalles, sino que todo consta de diálogos.

Es un libro con una historia básica, donde cada pieza debe encajar con facilidad. No da muchas vueltas ni destaca narrativamente, en absoluto. Claro que a mí me sacó de mi rutina literaria, por lo general este tipo de libros sólo aparece en la biblioteca de mi mamá o mi abuela y lo tomo prestado porque reviso la estantería y no puedo evitar llevarme algo.

¿Mi consejo? Tenerlo en cuenta para cuando seamos mayores y necesitemos asegurarnos de que lo hecho en esta vida fue lo correcto. Así como Elner tiene su secreto y siendo sólo alguien insignificante, modificó la vida de todos los de alrededor. Es verdad, en la realidad nada encaja tan fácil y protesté cuando veía ese gustito a película romántica de Hollywood donde todo es tan simple. Pero Me muero por ir al cielo tiene como autora a la guionista de la película Tomates verdes fritos y es lógico que siga la línea de “Happy ending”. No obstante, tiene algo más. Es divertido, sí. Y absurdo.

Rosario Arán

 

7 comentarios en “Me muero por ir al cielo

  1. Me lo he pasado genial leyendo la reseña Ros!!! Y creo que puedo retrasar su lectrura un poquito en mi larga lista de libros pendientes, jejeje.

    Un abrazo!!!

  2. Jajajaj!!
    Lógico que sí se puede retrasar a este libro!
    Justo hoy vino mi mamá y lo comentabamos y ella me agregó un punto de vista distinto. Le hizo pensar la muerte no como algo tan trágico, sino como algo natural y que no puede ser tan trágico.
    Saludos Susana!

  3. Bueno, a mí (que aún no soy una abuelita) me pareció una novela muy tierna. Como ya había leído a Fannie Flagg en “Tomates verdes fritos” en “Bienvenida a este mundo, pequeña” y en “Daisy Fay y el hombre de los milagros” ya sabía a qué atenerme en cuanto al tipo de historia, pero son novelas de esas tranquilas, son casi como cuentos y para mí fue una delicia leerlo.
    Seguramente son historias fáciles de olvidar, pero a mí me gustaron todas ellas.

    Un abrazo.

  4. ¡Hola Rosario! yo leí el libro el año pasado y si bien no está escrito por una Escritora, ¡es una narradora excelente!. Pasé un buen rato y me gustó el mensaje que transmite: la vida es eso que sucede mientras haces planes así que ¡aprovecha! y disfruta mientras puedas.
    ¡Gracias por recordármelo!
    Ale.

  5. Querida amiga Ale, vamos a conversar (jeje)… ¿Porque dices que Fannie no es escritora?

  6. Gracias a todos por sus comentarios!
    Sin duda es un libro que nos distrae un poco y nos suma un poco de valor a la vida.
    Que bueno es ver que también muchos pasamos de libros complejos a libros que son historias tiernas,como dijo Bookworm.

    Ale, la autora es Escritora!! No importa que no tenga renombre, lo importante es que escribió algo que podemos leer. Creo que puso mucha fuerza en los diálogos y eso es positivo (y muy válido porque ella es guionista también), además que tomó una situación natural y común…para transformarla en algo agradable pero con diversión!.

  7. Susana y Rosario:
    ofrezco una disculpa porque hasta hoy vengo a responderles…bueno, es mi manera de dividir a los autores 😉 .
    Y en ningun momento es una división que demerite lo que hace, o porque no la considere buena ¡para nada!.Coincido contigo Rosario en que es escritora…cualquiera que escriba lo es.

    Algún día en algún blog (pareciera que comienzo con un cuento) hablábamos de como dividíamos a los escritores…y mi respuesta era que para mí, había excelentes narradores y los muy hábiles escritores. Los primeros son buenos para contar…los segundos, son buenos para acomodar las palabras, frases, hacerlas hermosas, buscar la resonancia, la metáfora, la armonía. Por supuesto, esto es mi humilde opinión solamente…

    Yo creo que Fannie es una extraordinaria narradora. Te cuenta una historia y te mete en ella, la lees bien…pero no es hábil con las palabras, como por ejemplo Sándor Márai (a quien yo si considero un Escritor, así, con mayúsculas)

    Un beso,
    Ale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *