Publicado el

Pan casero

pan casero

Pan casero, de Iban Yarza

pan caseroSí, no os habéis equivocado, estáis en Libros y Literatura y hoy toca una reseña de un libro de cocina. No sólo de un libro de cocina, sino de un libro… ¡para aprender a hacer pan! No, no os penséis que os habéis vuelto locos, pero es que a mí últimamente me ha dado por empezar a ser un cocinillas – que diría mi madre – y una de mis asignaturas pendientes era la de aprender a hacer pan, y, por azares de la vida, hace ya algún tiempo, en un viaje a Barcelona, vi en plena calle una demostración de su autor, Iban Yarza, y me quedé con la mosca detrás de la oreja. Unos meses después, trabajando en la librería, nos llegaron grandes cantidades de este libro, Pan casero y decidí, tras encontrar muchas recomendaciones por ahí de gente que se había animado a hacer pan por su cuenta, a emprender este camino que se traduce en poder comer algo hecho por nosotros mismos, y recuperar una tradición que parecía haberse perdido entre tanta comida basura y llena de plástico enlatado. Por lo que, aunque no os lo creáis, este libro se merecía una reseña por una cuestión solamente: por acercar al gran público la oportunidad de hacer pan – esa es la razón obvia -, pero también porque nos ayuda a alejarnos, de alguna manera, de esa especie de individualidad que tantas veces nos atenaza y que nos ha hecho perder las relaciones sociales que son las que, si se me permite la licencia, hacen girar este mundo.

La historia de este libro viene aderezada con la lengua de trapo de mi sobrino. Es curioso lo que le ha empezado a gustar enredar en la cocina. Hemos pasado de la repostería a convertirse en un perfecto ayudante a la hora de poner en práctica lo que nos invita a hacer Iban Yarza en su Pan casero. En realidad, él no se acerca a los momentos en los que es más peligroso – horno, calor, muchos grados – pero siempre es una agradable compañía en esos momentos en los que la cocina se convierte en una auténtica aventura y que, además, se convierte en algo tremendamente fácil cuando empezamos a leer – y a practicar, no hay que olvidar que el objetivo de todo esto es practicar – este libro que ha convertido algo que parece tan básico como hacer pan, en todo un arte. Probablemente, ahora mismo, este sea el autor que más reconocimiento tiene por estas lides y es agradable – una vez que le has visto en directo – la amabilidad y la sencillez con la que demuestra que está al alcance de todos la oportunidad de crear algo con nuestras propias manos. El de panadero es una profesión muchas veces olvidada, teniendo en cuenta la paradoja de que el pan se ha convertido en un bien de primera necesidad que, en las casas, es diario. ¿Por qué, entonces, no aprender a convertir unos ingredientes en algo tan bueno como el pan que nos comemos cada día, y encima hecho por nosotros?

Parece mentira que haya una reseña de un libro para hacer pan, ¿verdad? Pero nunca he sido una persona que no se arriesgue a escribir sobre libros que, en principio, y con los prejuicios de la mano, no suelen aparecer reseñados en los blogs por los que me muevo. El verdadero concepto de Pan casero, lo que subyace en todo el libro, es la sencillez, eso que a veces se olvida tanto en los libros de cocina, y el convencimiento de que todos podemos si queremos. Además, y como decía al principio, supone un acicate para que hagamos algo acompañados, que se convierta en una pequeña alegría la creación de algo que después podamos disfrutar, con el orgullo de haberlo hecho con nuestras propias manos. Ahí radica la importancia del libro de Iban Yarza además de convertirse en un perfecto manual para descubrir todos los tipos de panes que pueden crearse y para disfrutar, lo repetiré siempre, porque imaginaos lo que fue compartir una tarde con un sobrino, con quien nosotros queramos, compartiendo un momento y sacando del horno el resultado final, llevarlo a la mesa, y convertir una cena, una comida, o incluso un desayuno, en algo mucho más especial. Esa sensación es increíble.

Un comentario en “Pan casero

  1. Hola Iban, te sigo en Robinfood y he comprado tú libro, ya he empezado a hacer panes (muy buenos) pero no sé encontrar las piedras volcánicas para el horno. Te agradecería me dijeras dónde encontrarlas. Un saludo y sigue disfrutando con la experiencia del pan, yo seguiré siguiendo. ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *