Publicado el

Amor, ira y locura

Amor, ira y locura

Amor, ira y locura, de Marie Vieux-Chauvet

Amor, ira y locura

Un libro que intuyes que dolerá desde su primera página, porque yo poco sé de la historia de Haití, pero de lo que sé, todo es triste para muchos y bueno para muy pocos. Así que sin conocer mucho del país y nada de esta autora, y esté en el lado que esté de la historia, seguro que me tocará sufrir con ella, o por ella, o junto a ella.

Y así ha sido.

Pero es un libro que hay que leer, porque sólo adentrándonos en el horror de las historias que  tan bellamente nos cuentan los que han sufrido las dictaduras de primera mano, podremos entender y valorar la libertad más allá del propio concepto.

Y ahora, antes de pasar a hablarles un poco del libro, no puedo evitar contarles algo de Marie Vieux-Chauvet, al menos creo que será interesante que sepan que nació en Haití en 1916, que su familia pertenecía a la burguesía perteneciente a los milat o mulatto, un grupo que es el resultado de la mezcla entre africanos y europeos. Hija, al parecer, de un senador haitiano y una emigrante judía de las Islas Vírgenes. Hasta la llegada al poder de Duvalier, y ya desde la Revolución Haitiana de 1804, esta comunidad haitiana había ostentado el poder político y la riqueza del país. Estos datos les pueden servir a la hora de enfrentarse a la lectura de este libro. Aunque en realidad les diré que a mí toda la historia de esta mujer e incluso la de la propia Haití, me ha interesado mucho más tras la lectura del libro.

Amour, colère et folie, es su título en francés, y debo decir, antes de avanzar en la reseña, que la traducción que nos hace José Ramón Monreal Salvador, es estupenda, en ningún momento he sentido la necesidad o la añoranza de leer el libro en su idioma original. Una trilogía de novelas publicadas por primera vez en 1968, y si antes les hablaba de la historia de Haití y de la historia de la propia autora, ahora no me queda más remedio que hablarles de la historia de esta publicación.

La autora, que ya contaba con cierta fama y apoyos suficientes en Francia por haber publicado varias novelas en las que defendía la igualdad, la solidaridad y la justicia, da un paso al frente, un paso mucho más comprometido, y escribe estos tres relatos en los que denuncia abiertamente las atrocidades cometidas en Haití por las sucesivas dictaduras.

 

Parece ser que su amiga Simone de Beauvoir se encarga de que se publique en París y a  Haití llegará la obra en 1968, momento en que la dictadura de François Duvalier estaba en pleno apogeo. Y esa es la razón por la que su marido decide comprar todos los ejemplares que encuentra en Haití, mientras ella pide a la editorial que pare la distribución, ya que el sanguinario ejercito del dictador había matado a tres de los miembros de la familia de la autora, Después de esto, Chauvet y el resto de su familia se exilia a Nueva York, donde moriría en 1973.

 

Amor, Ira y Locura, son tres historias distintas unidas por el dolor, y el miedo, mucho miedo. Miedo a ser solidario. Mirar hacia otro lado y seguir viviendo. Eso es lo primero que, tras la lectura de este libro me viene, no a la cabeza, sino al corazón. Las dictaduras dan mucho miedo, y el miedo transforma al ser humano. Hacer vivir a alguien al límite día a día resulta insoportable. El ser humano se acobarda ante los ejércitos represivos, es capaz de traspasar esos límites morales que nunca creyó posible. Salvar la vida ante todo, incluso a costa de los más débiles. Los de siempre. Los niños y las mujeres se convierten en moneda de cambio, en los juguetes y obsesiones de los señores de la guerra.

 

Los personajes están tan bien construidos que no soy capaz de discernir si son ficticios o tomados de la realidad. Yo sé que en la crueldad y el dolor, la realidad siempre supera a la ficción. Quienes han sobrevivido una dictadura saben de todo esto. No siempre sobrevivir es vivir, el peso de las atrocidades vistas, intuidas y calladas hace que con el tiempo el corazón no resista ni un latido más.

 

Y el color de la piel, que si en algún país parece que siempre ha tenido su importancia, ese ha sido Haití, que entre el blanco y el negro hay todas las tonalidades posibles y una quiere pensar que al llegar a tal nivel de mezcla todo debería ser más fácil, pero la vida nunca es fácil cuando lo que está en juego es el poder.

 

El libro es un acto de valentía, pero es sobre todo un ejemplo de buena literatura útil, es un fotograma de una sociedad enferma trasladable a cualquier parte del mundo en la que exista una dictadura o abuso de poder, que no sé yo si existe algún lugar el que no se dé  en mayor o menor medida.

Susana Hernández

4 comentarios en “Amor, ira y locura

  1. Es que cuando ves las imágenes de un ejército desfilando todos a una con esa perfecta sincronización a mí me viene a la mente la maldad de la “secta”, de forma aislada pueden ser inofensivos, pero juntos, da miedo, las individualidades se han convertido en una sola cosa, la del líder. Esas imágenes las vemos mucho con los documentales de Hitler, y el otro día en la tele con el dictador de Corea del Norte.
    Las dictaduras son terribles, todas. Pero hay algunas especialmente terribles, y ésta por lo que cuentas parece ser una de ellas.
    Pues nada, Susana, empiezas bien tus recomendaciones cara al verano. No es tiempo perdido este libro, me ha resultado de lo más interesante.
    Un abrazo veraniego.

  2. Da mucho miedo las dictaduras. Miedo de todo, hasta del que tienes a tu lado, que no sabes si en algún momento puede traicionarte. Tiene que ser algo terrible. Un libro que no conocía de nuevo, y que me dejas con ganas de leer, aunque me va a hacer sufrir mucho.
    Besotes!!!

  3. Tienes razón Iciar, las dictaduras son terribles y este libro da mucho dolor leerlo, pero su lectura me ha resultado muy interesante por lo mucho que me ha hecho reflexionar después. En cuanto a la perversidad del ser humano, para descubrirla, a muchos solo hay que darles un uniforme…

    Te deseo que pases también un feliz verano y

    Un besico!!!

  4. Yo pasé ratos angustiada mientras leía, así que no te puedo negar que se pasa mal, pero yo creo que hay lecturas necesarias y diría que esta es una de ellas.

    En cuanto a que alguien te traicione, te diré que da miedo pero también conmueve ver de lo que otros son capaces de hacer por los que mas quieren. Bueno, esto era para poner un poquito de amor entre tanta locura… Tu que tienes “sangre de tu sangre” hasta donde serias capaz de llegar por ella? Jejejeje ya sé, hasta el infinito y más allá…

    Un besico muy fuerte también para ti, y feliz verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *