Publicado el

Queremos que vuelvan, de Miguel Ángel Santamarina

Queremos que vuelvan

España es un país con la sensibilidad siempre a flor de piel. Tanto si se trata de llorar como de reír, aquí siempre somos los primeros en ponernos a la cola. Y si además contamos con un potente altavoz televisivo de por medio, capaz de engrandecer hasta el detalle más nimio, mejor que mejor. Por eso ahora los españoles viven pendientes de Diana Quer, como en su día vivieron pendientes de Miriam, Toñi y Desirée, de Anabel Segura, de la pequeña Mariluz o de Marta del Castillo, entre muchos otros. Los debates matutinos en el bar o en el puesto…

Lee la reseña completa