Publicado el

No pasa nada y si pasa, se le saluda

no pasa nada y si pasa se le saluda

No pasa nada y si pasa, se le saluda, de Raquel Martos Si tu voz fuera el personaje de una novela, ¿cuál sería? ¿El protagonista o sólo un secundario más? La realidad, esa que se intenta imponer muchas veces para desbaratar nuestros planes, puede ser nuestro peor enemigo. Pero hay algo que nunca falla: nuestra voz nos dice quiénes somos, cómo queremos vivir, e incluso cómo queremos sentir. Somos esos protagonistas, porque sí, lo somos, que toman las riendas de su vida y escapan de todo aquello que les hace mal, que les ataca el nervio, que les produce úlcera…

Lee la reseña completa