Publicado el

Sé bueno hasta la muerte, de Zsigmond Móric

Sé bueno hasta la muerte

Dos motivos fundamentales me llevaron a acercarme a Sé bueno hasta la muerte, en primer lugar mi convicción de que las letras húngaras son un pozo sin fondo de libros y autores más que interesantes y en segundo que la sinopsis me recordó a un libro que reseñé no hace mucho, El alumno Gerber, de Friedrich Torberg, que me gustó especialmente. Debo decir, aun a riesgo de parecer autocomplaciente, que acerté en ambos casos: sigo sin haber leído a un autor húngaro que me decepcionase (y llevo bastantes) y este nuevo libro está sin duda a la altura de aquel…

Lee la reseña completa