Publicado el

Batman #6 – 11

batman 6

Batman #6 – 11, de Varios Autores

batman 6Batman, el hombre murciélago, Bruce Wayne, el caballero oscuro. Diferentes definiciones para un mismo personaje. Un héroe sin superpoderes que, tras varios años dándonos algunas de las mejores historias que han poblado los cómics, vuelve con energías renovadas. Soy un fiel seguidor de sus aventuras desde que una persona muy querida me introdujo en su mundo, y ya no he podido soltarlo. Quizás algunas de sus historias no tienen la potencia necesaria para considerarlas buenas, pero lo que es indudable es que, por mucho que pase el tiempo, tras muchas adaptaciones que se hagan de sus historias en el cine, Batman tiene ese toque siniestro con el que nos sentimos identificados en muchos aspectos. ¿Se puede decir que Batman es un fiel reflejo de la sociedad? Quizás sí, y puede que por eso llamen tanto la atención sus historias. Pero estoy aquí para contar el desenlace (sin spoilers, por si después de leer vais a venir a buscarme por haber fastidiado vuestras lecturas) de una de las sagas que, con altibajos, han ido refrescando los meses de lectura. ¿Empezamos? Pues allá vamos.

 

El Tribunal de los Búhos ha dejado la ciudad de Gotham en un punto crítico. La guerra contra Batman ha comenzado y sólo puede haber un vencedor. Esto sería, probablemente, un resumen muy conciso de lo que sucede en las páginas de la colección del nuevo universo DC de Batman. Pero desde luego no se alejaría demasiado de la realidad. En el primero de los números de los que hablo aquí, el 6, nos encontramos a un Batman contra las cuerdas. Sabemos que algo va mal para nuestro héroe, y que, mal que nos pese algo está a punto de ocurrir y no va a ser bueno para él. Después, cuando los números 7, 8 y 9 entran en escena, nos preguntamos por qué, por qué se mezclan tanto las historias. Quizás estos números sean el mayor altibajo que ha sufrido esta serie que estaba destinada a convertirse en un clásico de las historias del hombre murciélago. Por ello, aunque parezca contrario a mis recomendaciones, es muy posible que los números 7 y 8 puedan degustarse de una sola pasada, viendo a los diferentes personajes de la familia paseándose por las páginas y viendo cómo la lucha con las Garras se lleva a cabo. Son divertimento sin mayores pretensiones, aunque en ocasiones pueda parecer un divertimento muy poco logrado. El número 9 ya es otra cosa, quizá a mí me lo pareció porque aparece uno de mis dibujantes favoritos, pero el caso es que se vislumbra una luz al final del camino y se vuelve, en cierta forma, a los orígenes de la colección. Mr Frío, uno de esos villanos a los que yo nunca entendí demasiado, aparece aquí para gloria y gusto de los lectores, y es curioso, porque una vez que vamos desgranando las causas de su locura, nos vamos sintiendo identificados con un personaje atormentado como es él.

noche de los búhos

Llega entonces el número 10, la vuelta de Scott Snyder al guión, y nos damos cuenta que esto va a salvarse, que esto toma otro rumbo, el que todos esperábamos. Salvo algunas páginas que no vienen mucho a cuento, este número de la colección es de lo mejorcito que me he echado a la cara, y con esas páginas finales, donde se descubre en gran parte todo el entuerto en el que nos habíamos visto inmersos desde que empezáramos a leer, pensamos: ¡Joder, qué bueno, no me lo esperaba!. Eso es lo grande de los cómics, que por su forma, tienen más capacidad de sorprendernos. Y llega el final lectores, el número 11, la batalla final, el búho contra el murciélago, un hombre contra otro hombre, el pasado contra el presente, y sólo uno de los dos puede salir vivo del encuentro. Se despliega ante nosotros eso que llaman acción, y que era algo que llevábamos esperando desde que nos habían puesto en situación. Esto es Batman señores, y si no hay puñetazos y algún que otro corte inesperado, no estaríamos contentos.

¿Cuál es la conclusión? Para entender la historia que encierra la colección de La noche de los Búhos, tendréis que leer lo que sucede (no seré yo quien lo desmenuce, recordad: no hagáis lo que no os gustaría que os hicieran), porque a pesar de, como ya decía en un párrafo anterior, haya algún que otro altibajo entre números, puede que esta colección sea una buena manera de introducirnos en el personaje, y poner un pie para lo que está por llegar. Una nueva historia con nombre propio. Un nombre ante el que yo babeo ya porque mi cuerpo me lo pide. Un nombre que no podía ser otro que: el Joker. Nos veremos en otra reseña, con mucho más que contar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *