Publicado el

Casa transparente, de María Luque

Casa transparente

Casa transparente Casa transparente ha sido la obra ganadora de primer Premio de Novela Gráfica Ciudades Iberoamericanas. Un premio que organiza la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas, la editorial Sexto Piso y el Ayuntamiento de Madrid, además de otros colaboradores. Este premio tiene como objetivo fomentar las expresiones culturales en torno a la ciudad, cómo viven y sueñan los habitantes sus ciudades, cómo se proyectan en ella y como la perciben. No sé, pero a mí me pareció una idea genial en cuanto leí sobre qué trataba el premio. Además, todo lo que sea fomentar la interculturalidad siempre es algo que debemos valorar.

María Luque es la primera artista ganadora de este premio. Esta argentina, que reside en Buenos Aires, trabaja como ilustradora y coordina talleres. Además, es bastante activa y ha sido la creadora del proyecto Merienda dibujo (encuentros con artistas), también es cofundadora del Festival Furioso de Dibujo y ha expuesto su trabajo en galerías y museos de Argentina, Chile, Perú, México y España. Como podéis leer, una chica bastante comprometida a la que le apasiona su trabajo como ilustradora.

Resultar ganadora de un nuevo premio debe ser algo guay, ¿verdad? Y si además, es un premio tan bonito, pues mucho mejor. Seguro que ella debe estar encantada.

A lo que vamos, la obra ganadora, ¿no? Casa transparente es una novela gráfica que no sé si tiene algo de autobiográfica o es todo pura imaginación de la autora, pero bien podría serlo. En esta novela, María se encarga de cuidar las casas de sus amigos cuando éstos se van de viaje. Es su segundo trabajo. Riegas sus plantas, cuida de sus mascotas y hasta paga sus impuestos. Y claro, cada vez que se muda a una de esas casas ella es la vecina nueva y toca aprender todo sobre el barrio: los nombres de las calles y de los vecinos, las mejores tiendas… Todo depende del tiempo que pase en esa casa que será su nuevo hogar mientras sus amigos no estén. Porque María no tiene casa, ¿pero acaso eso importa? La verdad es que no es un mal método para no tener que pagar alquiler ni hipotecas. Solo hay que tener muchos amigos y si viven en países diferentes mucho mejor, ¿no? Molaría pasarse todo el día viajando cuidando casas ajenas.

María, nuestra protagonista, viaja a Rosario, Bariloche, Buenos Aires, Cusco y México. En Cusco pasará bastante tiempo en un hostal que le ofrece alojamiento gratis mientras ella se encarga de decorar sus paredes. Y así, María pinta a todos los huéspedes que van pasando por el hostal, dejando un mural colorido y lleno de emociones.

Es bonito viajar con María en Casa transparente. Lo he pasado muy bien con ella, con sus historias, toda la gente nueva que ha conocido y los lugares que ha visitado. Cómo sabéis, aparte de la historia que nos cuenta, sus ilustraciones cobran gran importancia. Primero, porque por eso mismo le han dado el premio y segundo, porque son esenciales para realizar este viaje. Ilustraciones sencillas, con mucha fuerza y colorido, que hacen que este libro merezca mucho la pena. Si os interesa la ilustración y descubrir nuevos lugares, este libro tan bonito os encantará, lectores.

Un comentario en “Casa transparente, de María Luque

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *