Publicado el

Cerveza: 30 recetas sabrosas dulces y saladas

Cerveza: 30 recetas dulces y saladas

Cerveza: 30 recetas sabrosas dulces y saladas, de Martine Lizambard

Cerveza: 30 recetas dulces y saladasLúpulo, malta, agua y levadura. Nunca cuatro ingredientes dieron como resultado algo tan potente; la cerveza. De tradición milenaria, ha sido fabricada, consumida y venerada por sumerios, egipcios o romanos, para llegar a la actualidad, donde nos hallamos los millones de incondicionales de esta bebida.

Poner aquí los innumerables beneficios demostrados de esta bebida nos podría llevar horas y horas. Tiene bajo contenido calórico, es antioxidante, previene enfermedades cardiovasculares y estimula nuestro cerebro. Estos son sólo una pequeña muestra de sus propiedades. Y si estimula nuestro cerebro, ¿por qué no puede estimular también nuestro paladar? Esto es lo que propone Martine Lizambard con su libro “Cerveza: 30 recetas sabrosas dulces y saladas”.

Aunque muchos piensen que Alemania es el paraíso de la cerveza, es en Bélgica (lugar de nacimiento de la autora) donde la producción de esta bebida es todo un arte, incluso un estilo de vida. Martine Lizambard, antes de ponerse entre fogones para cocinarnos estupendos platos, nos hace un pequeño recorrido por la historia de esta cerveza, explicándonos los diversos tipos y el tipo de combinaciones culinarias que se pueden conseguir. Y es que en “Cerveza: 30 recetas sabrosas dulces y saladas” no sólo aprendemos a cocinar, sino también aprendemos que igual que el vino lleva años especializándose gastronómicamente, la cerveza también puede dar sabor y color a todo tipo de alimentos.

Martine Lizambard hace que saquemos el máximo partido a la cerveza a través de estas treinta recetas que prometen buenos momentos a todos aquellos que nos atrevamos a cocinarlas. Y es que la autora no se dedica a echar un “chorrín” de cerveza a cualquier guiso, que es lo que muchos solemos hacer, sino que nos enseña cómo una buena cerveza blanca (Hoegaarden, por ejemplo) puede ser  parte de una deliciosa “Mousse de chocolate con granizado de cerveza”, o que una buena “rubia” puede dar el toque definitivo a una estupenda “Mouclade”.

En “Cerveza: 30 recetas sabrosas dulces y saladas” también tenemos clásicos de la cocina belga como el “Welsh Rarebit” o el famoso “Carbonnade”, donde la ternera y la cerveza forman la simbiosis perfecta.

A los amantes de la cerveza y la gastronomía, este libro formará una parte privilegiada dentro de nuestra biblioteca de libros de cocina. Las treinta recetas que nos ofrece Martine Lizambard, divididas en entrantes, principales y postres, formarán rápidamente parte de nuestro repertorio culinario; y sobre todo nos enseñará que la cerveza no sólo puede disfrutarse en jarra, sino también en plato.

Yo por mi parte, tras esta recomendación, os voy a dejar, pues tengo en el salón un “Welsh Rarebit” recién hecho, que me pienso tomar con mi amiga “Chimay”, una cerveza trapense de lo más refrescante.

@malagonc cesar@librosyliteratura.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *