Publicado el

Cómo ser valiente, justo, feliz y otras cosas en la vida (o al menos intentarlo), de Aitor Saraiba

Cómo ser valiente, justo, feliz y otras cosas en la vida (o al menos intentarlo)

Cómo ser valiente, justo, feliz y otras cosas en la vida (o al menos intentarlo)

Cómo ser valiente, justo, feliz y otras cosas en la vida (o al menos intentarlo) es el nuevo libro del ilustrador Aitor Saraiba, uno de los artistas contemporáneos más polifacéticos del panorama español: ilustrador, fotógrafo, escritor, cineasta e incluso decorador de cerámica. Entre sus ocupaciones no está aburrirse, desde luego.

Gracias a su gran devoción por toda clase de redes sociales (podéis encontrarle en Instagram, Facebook, Tumblr, Twitter y en su propia página web), así fue cómo conocí a Aitor Saraiba. La mezcla de ternura y curiosidad que me proporcionan sus dibujos en Instagram han hecho que no dude en querer leer su libro para averiguar qué más puede ofrecerme el autor. Además, después de leer en una entrevista que él mismo se define como “Heavy marica y poeta” no puedo más que declararme fan.

Es difícil explicar a qué género pertenece este original libro porque no pertenece a ninguno en concreto, pero tiene un poco de cada uno.

Aitor Saraiba no ha escrito una novela, pero entre las páginas de su libro encontramos pequeñas narraciones y recuerdos llenos de emoción. Tampoco ha escrito un libro de poemas. Sin embargo hay momentos en que sus letras e ilustraciones desprenden una singular e inusitada belleza. No es una obra de teatro, pero la búsqueda y el diálogo con el lector es constante. A pesar de que el libro esté repleto de ilustraciones tampoco se trata de un libro ilustrado al uso. Ni siquiera es un manual para ser valiente, justo, feliz y otras cosas en la vida, por mucho que lo sugiera el título. Entonces, cabe preguntarse, ¿qué ha hecho Aitor Saraiba? La respuesta es sencilla: ha hecho lo que le ha dado la gana. Ha escrito un libro que no es un libro, ha juntado recuerdos, emociones, dibujos, anécdotas y ha invitado al lector a entrar en su universo y a participar en él. ¿El resultado? Algo totalmente diferente. Es como si al escribir este libro, Saraiba nos regalase un billete de ida a un extraordinario viaje en el que perderse y disfrutar. Y a mí, que me gusta viajar y más si es gratis, hago las maletas dócilmente y me dejo llevar.

Sin embargo, antes de empezar el viaje, él mismo nos sugiere una serie de pautas que hemos de seguir: “Apaga tu teléfono móvil. Pon tu música favorita. Ten a mano un lápiz. Ponte en una posición cómoda. Ahora comienza a leer”. Abróchense los cinturones y prepárense para olvidar por un rato el mundo que nos rodea, sentirnos a gusto y dejarnos llevar. Imprescindible tener un lápiz, pues este es un libro hecho para garabatear y escribir en él, dejando atrás esa ridícula y demodé idea de que sobre los libros no debe escribirse. ¿Sabéis esa clase de gente que tiene sus casas perfectamente ordenadas y tan asépticas en las que parece que nadie viviera nunca allí? A mí me provoca una desazón tremenda. Pues lo mismo con los libros. Un libro que no ha sido subrayado, que no tiene anotaciones ni páginas gastadas no es un libro. Es un objeto sin vida.

Los dibujos de Saraiba que acompañan este libro están llenos de fuerza, pasión y poesía. Se puede escribir poesía tan solo con un dibujo, como hace Saraiba. Además, los pequeños versos con los que el autor suele acompañar sus ilustraciones refuerzan esta idea de especie de poema visual. Aitor Saraiba es también poeta, con toda seguridad.

Cómo ser valiente, justo, feliz y otras cosas en la vida (o al menos intentarlo), ha sido publicado por la editorial Lunwerg, una editorial especializada en libros de arte. La encuadernación, el diseño, el tamaño y el cuidado con el que ha sido editado este libro le confieren esa aura de almanaque, de diario personal.

Nadie tiene la receta para ser más valiente, más justo y más feliz. Tampoco Aitor Saraiba la tiene. Lo que el autor nos propone, sin embargo, es un viaje de placer a su universo y a la vez, un viaje al nuestro propio. La infancia, el primer amor, los amigos, nuestra canción favorita, qué haríamos en el hipotético caso de que hoy fuese nuestro último día en la tierra, nuestro peor recuerdo o nuestro objeto preferido son algunos de los temas sobre los que el autor habla y son, al mismo tiempo, los ejercicios que nos propone hacer en el mismo libro. Quizá consigamos emocionarnos, reír e incluso perdonar. Quizá alguien se ahorre una visita al psicólogo. Pero de lo que estoy segura es de que se trata de un ejercicio realmente recomendable el que nos presenta este libro. Me gusta también la idea final que nos sugiere el autor de, una vez confeccionado nuestro propio libro, regalárselo a una persona que nos gustaría que lo leyese. Me parece un regalo genial para alguien a quien quieres. Y es que eso es precisamente este libro: un regalo.

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *