Publicado el

Crónicas de la Adolestreinta, de Laura Santolaya del Burgo

Crónicas de la adolestreinta

Crónicas de la adolestreintaLos treinta, ¿una edad terrible o la mejor edad? Esta es una de estas preguntas que, según a quien se la plantees, obtendrás una respuesta totalmente diferente. Si preguntas a una persona de cincuenta o sesenta años probablemente te contesten que es la mejor edad y que volverían a sus treinta sin dudarlo, pero si preguntas a un veinteañero… Ahí es cuando verdaderamente la cosa se complica. Para un veinteañero cumplir los treinta significa despojarse de su juventud para convertirse en una persona completamente adulta que debe enfrentarse a los problemas con madurez y responsabilidad. Pensándolo con más calma,  el veinteañero se da cuenta de que este pensamiento es absurdo y que está entrando en pánico. Pero luego llega el gran amigo Google y cuando teclea “Tengo treinta años y…” le sugiere frases como “y no tengo novio”, “y vivo con mis padres” o “y no tengo nada”. De esta forma entra en bucle otra vez y odia este número que cada vez le resulta más terrorífico, el 30.

Así comienza Crónicas de la Adolestreinta, un libro que trata en clave de humor algunos de los problemas y situaciones a los que todo veinteañero se enfrenta o debe enfrentarse cuando llega la “difícil“ década de los treinta. A través de la historia de Rita, una joven muy divertida y sagaz que acaba de cumplir treinta años, Laura Santolaya nos transmite un nuevo concepto llamado Adolestreinta. Pero, ¿qué es la Adolestreinta? Tal y como es reflejada en el libro, es un terrible síndrome que padecen todas aquellas personas que sienten que reviven su adolescencia de forma patética y casi diariamente al cumplir los treinta años. Por ejemplo, el cambio de actitud cuando aparecen granos en la cara a los treinta. Lo diferente que es a cuando te salían a tus quince años, en plena edad del pavo.

Tras su éxito con el libro Los lunes me odian, Laura Santolaya lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a recordarnos que cualquier situación que nos parezca horrible en un principio se puede solventar finalmente con el humor, irónico y no tan irónico. Un humor que podemos aplicar en todos los momentos que vivimos a diario con la familia, en el trabajo, en las relaciones y con nosotros mismos. A través de las ilustraciones a las que nos tiene acostumbrados, sencillas pero muy expresivas, y a través de un lenguaje claro y que utilizamos normalmente en nuestro día a día, ha relatado toda una historia de superación de la Adolestreinta.

Crónicas de la Adolestreinta es una lectura ágil, amena y muy divertida dirigida a todos los públicos. La disfrutarán de igual forma aquellos que no han cumplido aún los treinta, como aquellos que los tienen en la actualidad y como aquellos que los han vivido en el pasado. Descubrir lo que se nos avecina, reír con lo que nos sucede a diario o revivir la crisis de los treinta. Todo con muchas risas y energía positiva. Un libro al que recurrir cuando las circunstancias de alrededor te superan (tengas la edad que tengas) y necesites el humor en tu vida. Este libro tiene todos los ingredientes para convertirse en uno de los libros perfectos para este verano de 2016.

 

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *