Publicado el

De Cine y Literatura 54

De Cine y Literatura 54: El hipnotista

El hipnotistaEl_hipnotista-389457288-largeTítulo: El hipnotista

Autores: Lars Kepler

Editorial: Booket

Páginas: 624

ISBN: 9788408099413

Película: El hipnotista (título original: Hypnotisören)

Año: 2012

País: Suecia

Reparto: Tobias Zilliacus, Mikael Persbrandt, Lena Olin, Helena af Sandeberg, Jonatan Bökman (et. al)

Duración: 120 min

La sombra de Stieg Larsson es alargada. De hecho, publicitados los libros de Lars Kepler como el de los nuevos sucesores del escritor sueco más importante de los últimos tiempos, las historias como El hipnotista beben de los mismos ingredientes de la trilogía policíaca más famosa de los últimos tiempos. Pero como la sombra de Larsson es alargada, también lo es el éxito, y todos vivimos hace un tiempo lo que era la salida en masa de aquellas historias que venían del frío y que nos dibujaban un país que los extranjeros pensábamos que era idílico y que guardaba en su interior maldad en estado puro. El mejor guía turístico, vaya.

 

Cuando El hipnotista llegó a mis manos, recuerdo que me gustó especialmente. Siempre me ha interesado el tema de la hipnosis clínica, y digo clínica, no lo que aparece en los shows televisivos. Y tenía elementos que me sorprendieron, lo que definió esta novela como una buena novela que se leía sin ningún problema y que, a pesar de su final un poco acelerado, hacía pasar un buen rato. Así que cuando hace poco supe que la adaptación por fin había llegado por estos lares, quise volver a recordar lo que había vivido con el libro. Y a eso vamos.

Hagamos un rápido recorrido por la factura técnica: perfectamente rodada, matizando al término perfectamente como una dirección adecuada, que nos guía perfectamente por la historia que nos cuenta; la fotografía es única, al fin y al cabo, los parajes que se nos presentan, sobre todo en su recta final, son dignas de una estampa de postal; la música, bueno, ni fu ni fa la verdad, no es algo sobresaliente en la película y si alguien me dijera si la recuerdo diría que no. Pero llega el momento de las interpretaciones: el actor que interpreta al hipnotista es de premio seguro, ese aire taciturno, esa vida atormentada es digna de elogiar, el policía hace una labor correcta, pero ante la figura protagonista no tiene nada que hacer, y entramos en la gran Lena Olin que es todo un descubrimiento para mí, y que se lleva de calle todas las escenas en las que aparece. Cuando ella aparece, ya no hay nadie más.

Por lo tanto, si a alguien le gustan las historias de crímenes, esta película hará las delicias de propios y extraños. Pero si buscan una historia magistral, no la encontrarán aquí. ¿Habéis visto alguna vez esas películas que echan los domingos en la televisión, que siempre tienen un crimen o una historia turbulenta en su argumento? El hipnotista es eso, porque aunque hayan intentado venderla como la adaptación del best seller, hay que tener en cuenta que esta historia salió publicada hace muchos años, y que aunque la sombra de Larsson es alargada, la memoria de los lectores no lo es tanto.

 

Trailer de la película:

 

 

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *