Trampas agridulces, de Mai Ando

Trampas agridulcesDebo confesar que tenía el manga un poco abandonado, pero entonces apareció en mi vida Piña, pastel o tiramisú: El primer amor y lo cambió todo. Ese shōjo, tan dulce y encantador, me apasionó y me obligó a seguir leyendo más como él. Por eso, al descubrir que este formaba parte de una trilogía de Mai Ando donde cada uno es un tomo independiente, me lancé a por los otros dos que me faltaban. 

Hoy os traigo Trampas agridulces, un magnífico shōjo con tres historias autoconclusivas donde la historia principal nos habla de Momo, una adolescente que juega al baloncesto.… Leer la reseña completa del libro "Trampas agridulces, de Mai Ando" “Trampas agridulces, de Mai Ando”

Jugando a las casitas, de Mai Ando

Jugando a las casitas, como recién casadosTrampas agridulces y Piña, pastel o tiramisú: El primer amor, son dos obras de corte shōjo que me han devuelto el amor por los manga. Y claro está que después de haber leído esos dos cómics de Mai Ando no podía faltar en mi estantería el otro de la misma colección: Jugando a las casitas, ¡como recién casados! 

Reconozco que el título me hizo muchísima gracia, porque junto con la preciosa y divertida ilustración de la portada, ya nos adelanta que nos vamos a encontrar con una pareja de adolescentes un tanto peculiar que, por circunstancias de la vida, van a tener que desempeñar unos papeles que igual les vienen un poco grandes.… Leer la reseña completa del libro "Jugando a las casitas, de Mai Ando" “Jugando a las casitas, de Mai Ando”

Piña, pastel o tiramisú: El primer amor, de Mai Ando

Piña, pastel o tiramisú: El primer amorCuando era adolescente, solía leer manga y ver series de anime basadas en los mismos cómics manga que leía o en otros. De hecho, muchas tardes me dejaba caer por alguna librería con el fin de disfrutar de estas lecturas. Y sobre todo recuerdo lo bien que me lo pasaba en aquella época viendo series de anime como La familia crece, Sakura, cazadora de cartas, Sailor Moon o Ranma ½.

Sin embargo, con el transcurso del tiempo el manga fue sustituido en mi vida por otro tipo de libros, principalmente de género fantástico. Yo pensé que el manga, tristemente, ya había salido de mi vida por completo hasta que de pronto, hace unas semanas, se dejó caer ante mis ojos a través de varias cuentas de Instagram un cómic manga que, a primera vista, ya me pareció una auténtica monada: Piña, pastel o tiramisú: El primer amor, de Mai Ando.… Leer la reseña completa del libro "Piña, pastel o tiramisú: El primer amor, de Mai Ando" “Piña, pastel o tiramisú: El primer amor, de Mai Ando”

John Wick, de Greg Pak, Giovanni Valletta y Matt Gaudio

En los 80 y 90 tuvimos a Stallone, Schwarzenegger, Van Damme, Seagal, Mel Gibson e incluso a Eastwood. Y no, no me olvido de Chuck Norris. Para mí nunca fue ninguno de esos héroes. Bastante tuve soportando eventualmente su serie Walker, Texas Ranger. Nunca me gustó ni me convenció, por más que haya miles de frases de loas y alabanzas a lo duro que es. Prefiero mil veces más a Bruce Willis. A ese sí me lo creo.

Y después de eso ya nos quedamos un poco huérfanos, ¿no? La fórmula de ese tipo de pelis de acción ya se había agotado, el público había cambiado/crecido/madurado, los tiempos cambiaban y el espectador demandaba otro cine.… Leer la reseña completa del libro "John Wick, de Greg Pak, Giovanni Valletta y Matt Gaudio" “John Wick, de Greg Pak, Giovanni Valletta y Matt Gaudio”

Justice TV, de Sergio Morán y Ulises Lafuente

justive tvSiendo un chaval leía cómics de superhéroes y era inevitable que sintiera cierta admiración por aquellos hombres y mujeres que rescataban personas de una muerte segura, salvaban planetas que parecían condenados a morir o se enfrentaban a villanos venidos de galaxias lejanas; y todo a cambio de unas palmaditas en la espalda. Luego alcanzas esa edad en la que descubres que el contenido de la nevera o la luz que emite la bombilla de tu habitación dependen más de un sueldo que de una antigua magia arcana y empiezas a plantearte algunas preguntas de profundo calado filosófico: ¿Y los superhéroes de qué coño viven?… Leer la reseña completa del libro "Justice TV, de Sergio Morán y Ulises Lafuente" “Justice TV, de Sergio Morán y Ulises Lafuente”

Slam!, de Pamela Ribon y Veronica Fish

slam!Si hablamos de deportes de contacto seguramente te vengan a la mente el rugby, la lucha libre, el boxeo… Y seguidamente imagines a hombretones grandes y sudorosos dándose mamporros a diestro y siniestro mientras intentan alcanzar un objetivo determinado, a pesar de que sabes que en las disciplinas anteriormente mencionadas también hay mujeres dejándose la piel y recibiendo golpes tremendos. Esto es así porque patrocinadores, televisiones, programas de deportes y sobretodo espectadores damos, de forma injustificada, más importancia a una categoría que a otra. Triste pero cierto. Por suerte (más que suerte, tras mucho esfuerzo) existe un deporte de contacto en el que ellas acaparan toda la atención: el roller derby.… Leer la reseña completa del libro "Slam!, de Pamela Ribon y Veronica Fish" “Slam!, de Pamela Ribon y Veronica Fish”