Publicado el

El caso del cadáver sonriente con Jesús Egido

el-caso-del-cadaver-sonriente-JesusE

 

el-caso-del-cadaver-sonriente-JesusE“Y de monstruas yo no quiero saber, nada, oiga, que luego tiene uno malos sueños y se echa la salud a perder”

 

 

 

 

 

 

Jesús Egido se suma a los editores independientes entrevistados por esta monstrua azul. Sus sellos son Rey Lear Editores y Reino de Cordelia El oficio de editor se asemeja mucho al de productor cinematográfico. Quien esté interesado en conocer el perfil basta que dedique un poco de su tiempo a la excelente película Algo pasa en Hollywood (What just happened) con Robert De Niro a la cabeza de un reparto muy especial. Un editor ha de estar a buenas con todos porque nunca sabe quién le hará llegar su próximo éxito, es alguien que suele decir que sí a todo y luego enarbola peros y silencios, eso sí, siempre elegantes. Se les dan bien las fiestas aunque son tímidos, se les dan mal críticas aunque intenten disimularlo. Todos tienen alma de samurai. Y hay algunos que se atreven a comparar a las monstruas azules comelibros con los pitufos.

[Clica en “Leer más” para continuar]

el-caso-del-cadaver-sonriente-JesusE3Quien canta, su mal espanta y quien lee El caso del cadáver sonriente

…se sale de lo corriente.

Para quedarse con una sonrisa eterna, ¿qué hay que leer?

Lo mejor es ponerse a leer cerca de una corriente, para que te de un aire y te alele.

 

el-caso-del-cadaver-sonriente-JesusE2

¿Un cadáver sonriente es más simpático que uno serio?

Mucho más, sobre todo si se blanquea la dentadura, ¡dónde va a parar!


¿A un editor independiente le puede llegar a doler la barriga de mucho reír?

Los editores independientes, como seres sedentarios que son, han de cuidar que no les duela la barriga, porque ocupa demasiado espacio de sus cuerpos.

 

¿Has pensado en hacer una campaña de lectura en los restaurantes japoneses de Barcelona?

No, porque desde leí El caso del cadáver sonriente me dan mucho miedo las cámaras frigoríficas de estos locales.

 

Si, por ejemplo, un monstrua azul quisiera visitar los reinos del Rey Lear y de la Reina Cordelia. el-caso-del-cadaver-sonriente-JesusE4¿En cuál crees que una monstrua azul comelibros tendría digestiones más placenteras?

Los pitufos, que yo sepa, no comen libros, aunque sean azules. Y de monstruas yo no quiero saber, nada, oiga, que luego tiene uno malos sueños y se echa la salud a perder

 

 

 

 

 


 

el-caso-del-cadver-sonrientelibronovedadesTítulo: El caso del cadáver sonriente
Autor: Paco Piquer Vento
Editorial: Rey Lear editores
Extensión: 176 páginas
Precio: 17,50 €

 

El libro obtuvo un merecido X Premio Francisco García Pavón de Narrativa Prudencio Lavandeira y nos cuenta la historia de un ex policía cuarentón metido a detective privado y que vive con su anciana madre, investiga en Barcelona la aparición de un cadáver descalzo en la cámara frigorífica de un restaurante japonés. El primer enigma es la amplia sonrisa del muerto. Con la ayuda del cocinero catalán Niruhito Maremoto, Lavandeira intentará llevar la delantera a la policía en un caso delirante que recuerda a las mejores novelas policíacas de Eduardo Mendoza y en el que nada es a simple vista lo que parece. El caso del cadáver sonriente ofrece, con sentido del humor directo y constante, una perfecta intriga en la que tras un negocio de ortopedia se oculta una oscura trama de tráfico de diamantes. La novela, repleta de ágiles diálogos, japoneses socios del Barça y otras situaciones absurdas y delirantes, salta de las zonas residenciales más exclusivas de Barcelona a los barrios bajos de la ciudad.

 

Otros libros recomendados

3 comentarios en “El caso del cadáver sonriente con Jesús Egido

  1. ¿Y no le hiciste cambiar de opinión acerca de las monstruas…??? Original e interesante entrevista, como siempre!
    Besotes!!!

  2. Hola, Margarita!!! Qué bien encontrarte por aquí 🙂 Sí que le he estado dando sustos monstruosos cada noche jijijijiji Por lo demás, no le pienso invitar a mi cueva a tomar té de tréboles de la suerte 😉

    MonstruBesos, gracias por tu comentario, es una alegría leerte.

  3. Jajajajajaja!

    (esa es mi firma, sí, me reí mucho ^^)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *