Publicado el

El cielo es real

El cielo es real

El cielo es real, de Todd Burpo y Lynn Vincent

El cielo es real

Hay preguntas que, durante años, se plantean al ser humano. ¿Hay algo más allá de esta realidad? ¿Hay alguien (o algo) encima de nuestras cabezas que nos protege y, de alguna manera, nos guía en la vida? Y si lo hay, ¿Cómo es? ¿Qué nos espera más allá de nuestra existencia, cuando ya hayamos dejado este mundo? Respuestas que son difíciles de hallar, de responder sin ningún atisbo de dudas, y que nos mete de lleno en debates (muchas veces encarnizados) para acabar igual que estábamos: en la duda más absoluta.

Esta es la historia de un niño pequeño: Colton Burpo. De cómo una intervención quirúrgica complicada le hizo visitar lo que él llamó “el cielo”. Pero no se trató sólo de un viaje celestial. En su periplo conoció a familiares que se habían ido hace tiempo, pudo ver partes de un futuro lejano, y conocer a Dios en su máximo esplendor. Y por eso, tal y como dice él en el libro: “Quiero que todo el mundo sepa que el cielo es real”

Que vaya por delante: no me considero una persona excesivamente creyente. Al menos, no en una visión cristiana del término. Pienso que hay algo más allá, pero no que todo sea tan cuadriculado como ciertas religiones han establecido. Empezando por ahí, abrí “El cielo es real” con cierto recelo y curiosidad a la vez. ¿Resulta que ahora me van a decir cómo es el cielo y me lo tengo que creer? Pero cuál fue mi sorpresa cuando, nada más empezar esta historia, Todd Burpo nos dice que él no intenta convencer a nadie, que no pretende que se traten sus palabras como un dogma de fe, sino que lo único que se pretende con él es dar a conocer una historia que sucedió. Y eso me parece importante. De hecho, ha sido una de las razones que me impulsaron a seguir leyendo. Más adelante, cuando fui leyendo las descripciones de lo que vivió este niño pequeño, me dije a mí mismo que, más allá de la imaginación, eliminando ciertos matices que para alguien como yo pueden chirriar un poco, había algo que podía ser real, que empezaba a creerme ciertos aspectos de esta historia sobre reencuentros con personas que nos esperan en otro momento, en otro mundo, en otra realidad más allá de nosotros mismos. Porque “El cielo es real” en realidad no sólo habla de la fe, sino de las dudas que la misma provoca, de la familia, de las adversidades que nos pone la vida delante de nuestros ojos, de la religión por supuesto, y de la infancia que muchas veces nos enseña muchas más cosas que la vida adulta.

Y es que Todd Burpo ha conseguido algo imprescindible en estos relatos testimoniales novelados: hacerme reflexionar sobre lo que cuenta. Muchas veces, acabas un libro y al cerrarlo piensas que te has quedado igual, que lo que te han contado no ha llegado a posarse ni siquiera un poco en tu mente, pero “El cielo es real” no es así. O al menos, para mí. Ya lo he dicho antes, no me considero una persona excesivamente creyente, y lo repito porque me parece relevante a la hora de explicar que esta es una historia pequeña, pero grande al mismo tiempo. Alabo el gusto del autor por dar una explicación limpia, cercana, y con las mismas dudas que podemos tener todas las personas que, como yo, estemos alejados de la religión que él profesa. Y es que, a lo mejor, esta es una de las cosas que necesita el ser humano para seguir adelante: saber que después de nosotros, hay algo más que nos espera.

Así que, aunque el “El cielo es real” se pueda considerar un libro más, ¿por qué no darle una oportunidad para que nos enseñe algo que pueda despejarnos ciertas dudas?

Otros libros recomendados

5 comentarios en “El cielo es real

  1. yo lo leí el año pasado y debo decir que me dejó un buen sabor de boca…¿quien sabe qué hay del otro lado? creo en la experiencia de Colton, y me deja que hay que vivir la vida intensamente, y amar sobre todo…

  2. Como decíamos en FB, estupenda reseña la tuya. Me parece especialmente acertado, y muy de agradecer, como lectora, que compartas tu visión sobre algo que se presta a tanto debate (como si por mucho debatir fuéramos a estar más cerca de saber… pero en fin).

    ¡Un abrazo!

  3. Ya lo digo en la reseña: no soy especialmente creyente, pero me pareció de agradecer que el autor no escribiera en un tono de “te obligo a que creas”. No deja de ser una historia sobre lo que vivió una persona en un momento determinado, y me parece que, más allá del debate que pueda suscitar la existencia o no de “el cielo”, hay mucho trasfondo sobre la familia, la fe, y un montón de cosas más de las que se podría hablar en unos sentidos más “terrenales”

    ¡Un abrazo!

  4. De que género literario es este libro? Es una novela o un libro de espiritualidad?…

  5. Hola Pedro,

    Pues el libro es un relato real de lo que le sucedió al niño que aparece en la portada, Colton, en una operación. Por eso, si ves al principio de la reseña en el apartado de Género, verás que pone: “Testimonio real”, ya que no lo considero “novela”, pero tampoco un libro de “Espiritualidad”. Digamos que puede ser un diario personal de una familia. Espero que te haya servido la respuesta 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *