Publicado el

El guardavías

El_guardavas.preview

El guardavías y otras historias de fantasmas, de Charles Dickens

El_guardavas.preview

Continuamos con el año Dickens en Libros y Literatura. Aprovechando que en 2012 se cumplen 200 años del nacimiento del autor, en el blog hemos decidido realizar una serie de reseñas de su obra para intentar acercar a nuestros lectores la escritura de uno de los autores más conocidos de la historia de la literatura, y que nadie que tenga un mínimo interés por los libros debería dejar de leer en algún momento de su vida.

En febrero, tuvimos por nuestras páginas una semblanza del autor en la que nuestro Andrés Barrero hacía un rápido recorrido por su biografía y nos apuntaba algunas de las características principales de su literatura y de sus conocidos personajes. En marzo, el mismo Andrés nos deleitó con la reseña de Los papeles Póstumos del Club Pickwick, un entretenido libro escrito en clave de humor en el que Charles Dickens se hacía eco sarcásticamente de la filantropía reinante en la Inglaterra victoriana.

Por mi parte, he decidido alejarme un poco del canon, y entrar en una faceta del autor que se ha considerado secundaria y ha sido eclipsada por el peso de sus grandes obras: los relatos de terror. Para la ocasión, he seleccionado El guardavías, uno de los últimos escritos publicados por Dickens. Un relato corto.

El guardavías es uno de los últimos trabajos de Charles Dickens, publicado en 1866 en la revista All the Year Round, cuatro años antes de su muerte a causa de un derrame cerebral. El relato es básicamente un cara a cara entre los dos personajes principales: un trabajador ferroviario que se dedica a vigilar las vías del tren a la salida de un túnel, y el narrador (el relato está escrito en primera persona) que se encuentra con él por casualidad. Nuestro guardavías es una figura taciturna y la mar de sospechosa que no se fía del narrador en los primeros momentos de su encuentro debido a unas visiones que ha tenido durante las últimas semanas. Fantasmas que se aparecen en la boca del túnel y que presagian terribles sucesos no dejan dormir al guardavías, y son la causa principal de su deteriorado estado de salud mental. Este personaje resulta ser un hombre culto con estudios en filosofía, que no ha sabido aprovechar las oportunidad que le ha brindado la vida y ha quedado relegado a realizar una tarea repetitiva y solitaria junto a las vías del tren, lo que ayuda a realzar la tragedia.

El estilo realista de Dickens es precisamente una de las cosas que más juega a su favor en este caso, ya que una historia de fantasmas escrita con la pluma de una persona tan cimentada con la realidad de su época consigue convencer por completo a los lectores de que lo que está ocurriendo en la narración es real. Pero a nivel de trama no hay realismo en las página de El guardavías, como mucho se podría decir que el retrato del segundo personaje protagonista del relato, un pobre empleado de una compañía de trenes que vive con unas condiciones laborales penosas es de las pocas cosas con las que esta historia se podría relacionar con su autor a nivel de trama o de personajes. Historia que fue escrita por Dickens después de sufrir un terrible accidente de tren el 9 de junio de 1865 en Staplehurst.

Los relatos de terror no eran desconocidos para el autor. Se convirtieron en unos de los géneros más utilizados en la literatura popular de la época, y aunque no sea algo que haya trascendido demasiado fuera de los aficionados al género, Dickens no fue ajeno a ello y dedicó gran parte de su tiempo a escribir estos pequeños relatos de fantasmas. Uno de los más conocidos es Canción de Navidad, que ha tenido innumerables versiones y adaptaciones en cine o teatro, pero solo es una pequeña parte de la prolífica carrera del autor a este respecto, donde podemos encontrar más de diez relatos cortos que encajan en la temática gótica victoriana, algunos de los cuales se pueden encontrar incluidos entre las páginas de sus obras más populares.

Al ser un relato tan corto, El guardavías se puede encontrar fácilmente en la red, pero hay publicadas algunas antologías en las que podemos encontrar este relato junto a otros, en algunos casos junto a una selección de relatos de terror del propio Dickens. Una de las más destacables es: El guardavías y otras historias de fantasmas, publicado por la editorial Valdemar, que es sinónimo de calidad y de amor por el género de terror, y en cuyo volumen podemos encontrar otros doce relatos de terror de Dickens además de este, lo que lo convierte en la manera perfecta de acercarse a una faceta del autor bastante olvidada y que no se suele tener en cuenta cuando se habla de él.

Otros libros recomendados

4 comentarios en “El guardavías

  1. Yo no he leído este relato de Dickens, pero tras leer tu reseña hago el firme propósito de que sea una de mis lecturas obligatorias para este año del autor.

  2. Lo tengo pendiente de lectura y seguro que pronto me pongo con ella, que tengo ganas de retomar a Dickens. Y de sus relatos he leído muy poquitos. ¡Estupenda reseña!
    Besotes!!!

    1. ¡Muchas gracias, Margarita! 🙂 Espero que te guste si llegas a leerlo alguna vez.

  3. Me encantan las historias de fantasmas y las historias de lo macabro en general, y las de esa época tienen algo que las hace especiales. Gracias por tu recomendación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *