Publicado el

Entrevista a Enrique J. Vila Torres

Enrique J. Vila Torres

Entrevista a Enrique J. Vila Torres, autor de “Historias Robadas”

Enrique J. Vila TorresAbogado de profesión, y escritor por necesidad, esas son las aptitudes más características de Enrique J. Vila Torres. Persona carismática, accesible, y sobre todo luchador por una causa justa como lo es la de los niños robados en este, nuestro país. Una vez leída su libro, “Historias Robadas me vi en la necesidad de querer saber más, de conocer la mente que había detrás de un investigador de un tema tan escabroso, tan doloroso, como es el tema de las adopciones falsas que tantas páginas han llenado en los últimos años. Gracias al blog, tuve la oportunidad de ponerme en contacto con él y aquí estás sus respuestas para todos vosotros. Sin ninguna duda, una entrevista que os hará comprender mucho más esta historia negra de nuestro país, y poner luz sobre ella para que se ilumine aquello que algunos quieren permanecer oculta. ¡Disfrutadla!

Para empezar, nos gustaría conocer un poco más tus gustos a la hora de escribir:

1. ¿De día o noche? De noche

2. ¿Un cigarrillo al lado? A veces, pero muy esporádicamente

3. ¿El papel y la pluma han pasado a mejor vida? Para mí sí, los tengo de adorno.

4. ¿La inspiración llega por sorpresa, o sorprendentemente, siempre te pilla trabajando? Trabajando, pasando horas delante del ordenador. En ocasiones, mientras duermes vienen historias que hay que anotar.

5. ¿Quién es tu mayor crítico? Mi novia y yo mismo

6. ¿Qué personaje te gustaría que leyese tu libro? Fernando Sánchez – Dragó de entre los vivos, Confucio de entre los muertos. Los admiro a ambos mucho. 

7. ¿Qué libro(s) estás leyendo ahora? “El síndrome E” de Franck Thilliez, “La biblia satánica”, “Así se vende al diablo”, pero que no se asuste la gente, no soy satanista… estoy ilustrándome pues mi próxima novela es un thriller en el que toco esos temas. 

8. ¿Qué libro guardas como el más valioso? Todos los de la biblioteca de mi padre.

9. ¿Qué usas para marcar las páginas? Doblo la esquina

10. ¿El mejor lugar para leer? La naturaleza, cuando puedo (que es muy poco), me escapo al Jardín Botánico a leer entre el silencio sereno de los árboles.

Ahora que ya sabemos alguno de tus gustos a la hora de escribir, metámonos de lleno en tu novela…

1. ¿Quién es Enrique J. Vila Torres?  

Un persona sin duda forjada a sí misma, pero fuertemente marcada por el destino y las casualidades. Abandonado, adoptado, amado, abogado… Esencialmente, un hombre feliz.

2. Por tu trabajo ves muchos casos, como pones en la novela, de niños robados, ¿hay mucha gente que necesita ser escuchada? ¿esa es una de las razones por las que te decidiste a escribir este libro? 

Sí, me gusta escuchar mucho, y ponerme en la “piel” de los demás. Pero mis libros, son ya cinco, los he escrito sobre todo porque la gente debe oír y conocer los problemas de los demás. Son asuntos dramáticos que deben quedar para la historia.

3. Sorprende, para alguien que sea un poco ajeno a los entresijos de la práctica de las adopciones falsas, que no se circunscribiera únicamente al franquismo, ¿cómo es posible que estas prácticas se siguieran dando con total impunidad?   

Donde hay dinero a ganar, a veces parece que todo vale. Y la venta de un bebé era muy lucrativa. A mí me sorprende, como a todos, pero vivimos en un país especialmente corrupto, a los hechos me remito.

4.   A pesar de que en “Historias Robadas” lo explicas a la perfección, para alguien que no haya tenido oportunidad de leerla, ¿cómo es el día a día de una persona que se ha visto afectada por este gran problema? 

Sobre todo hay un sentimiento de esperanza de poder encontrar a tus familiares de sangre. A veces es frustrante ver como no ayuda la justicia, pero la llama nunca se extingue. Es como una espera, a veces, eterna.

5. ¿Crees que aún hoy en día las personas estamos poco informadas al respecto de las prácticas de las adopciones falsas? Y si es así, ¿por qué crees que sucede esto?   

Bueno, hoy en día ya no. Los medios de comunicación se han volcado, y a parte de mis libros hay más gente que se ha decidido a escribir del asunto. Hoy en día quien no conoce esto, o quién se atreve a negarlo, es porque gira conscientemente la cabeza hacia otro lado.

6. En los últimos meses hemos visto infinidad de casos en la televisión sobre este tema, sin embargo, ¿crees que se está avanzando o por el contrario os encontráis bastantes escollos que hay que sortear para llegar a descubrir la verdad? 

Avanza. Están habiendo reencuentros con cuentagotas, pero los hay. La Físcalía General del Estado y algunas Audiencias Provinciales nos apoyan. La justicia necesita tiempo.

7. ¿Cómo describirías tu obra “Historias Robadas”? 

La catalogan como ensayo, pero a mí me gusta hablar de compendio de novelas cortas basadas en hechos reales. Es literatura de entretenimiento, pero que cuenta una mínima parte de casos de los miles que hay en el drama de robo de bebés. Pretende entretener a cualquiera, pero informar también y que estas “historias” nunca se olviden.

Me hace gracias que un negacionista las llama “Historias Montadas”, porque aún hay gente que niega que en España se traficase con bebés recién nacidos. No acabo de comprender estas mentes cerradas. Quizás son complejos o miedos.

8. ¿Tienes algún proyecto nuevo en esta línea o nos sorprenderás en el futuro con algo completamente diferente?  

Ya he terminado “Hijos de otros dioses”, esto sí que es un ensayo pero con gotas de ficción y literatura fantástica, en el que hablo de adoptados legales, padres adoptivos, madres biológicas y un poco de niños robados… es una obra más genérica y personal. Veremos que editorial se lo queda.

Y por fin estoy trabajando en mi quinto libro, que será ficción pura, alejado del tema de las adopciones y los niños robados. En este mi imaginación va a volar libre.

Muchas gracias por responder a Libros y Literatura.


Otros libros recomendados

Un comentario en “Entrevista a Enrique J. Vila Torres

  1. La cuestión de los niños ( robados – vendidos ), es muy antigua, ya antes del ” Franquismo”, la ” funcionarios de la Iglesia y el Estado ” colaboraban con la gente que tenía el poder que da el dinero. Por los documentos que he podido ver en lo referente a lo que le sucedió a mi ” Abuela “, se consta, una burda manipulación de fechas de nacimiento y bautísmo. Aunque aquella Sra. Abuela quiso saber en vida de sus padres biológicos, siempre le fué negada tal satisfacción por su padre adoptivo, que ya en su lecho de muerte fué capaz de decirle ” Que su pecho era un sepulcro “. Esto sucedía en febrero del año 1927. Tanto las indagaciones que realizó un hijo como las que yo (su nieto), hemos realizado, no han tenido éxito, debido a las trabas burocráticas. El recurso de acudir a la vía Judicial, ya lo he desestimado por no tener la colaboración familiar necesaria. También se por esperiencia de otros hechos acaecidos,que la Justicia ” Es cara, lenta y de resultados inciertos “.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *