Publicado el

La lista de los nombres olvidados

la lista de los nombres olvidados

La lista de los nombres olvidados, de Kristin Harmel

la lista de los nombres olvidadosEl pasado puede volver de innumerables maneras: una palabra que nos hace viajar años, una mirada que nos recuerda aquello que perdimos y/o ganamos, un olor que nos lleva a visitar rincones que creíamos olvidados, e incluso el tacto de una persona que nos hace recordar aquellas caricias que se perdieron con el tiempo. El pasado está ahí, agazapado, intentando salir con fuerza, y eso es algo que siempre llevaremos con nosotros. Por eso, aunque azoten nuestro cuerpo las olas del mar, debemos saber enfrentarnos a ellas con nuestro particular presente. Y aunque a veces no lo consigamos, al menos podremos ver que hemos luchado para conseguirlo, que hemos emprendido un viaje por nuestros recuerdos, cambiando de vida, de existencia, para darnos cuenta que lo vivido, aunque perenne en las copas de los árboles del tiempo, nos puede hacer avanzar sin tener que soportarlo como una carga. Esta es la historia que nos cuenta “La lista de los nombres olvidados”, el viaje para recuperar un pasado que empieza a desintegrarse, y que nos permitirá cambiar nuestro presente. Avanzando, siempre avanzando.

Hope lo está perdiendo todo: su matrimonio ha hecho aguas, la relación con su hija es insostenible, y la panadería que regenta está plagada de deudas. Por si esto no fuera poco, su abuela, la persona que más quiere en el mundo, padece alzheimer y sus recuerdos cada vez son más difusos. Uno de esos días de lucidez, su abuela le entrega una lista con unos nombres y le ruega que vaya a París a encontrarlos, le ruega que salve a su familia. Será entonces cuando Hope descubra que aquello que pensábamos que fuera imposible, en realidad está al alcance de todos nosotros.

 

El libro del que os hablo hoy llegó a mis manos por dos motivos: porque cuando lo vi en la librería tenía que ser mío (así de claro) y porque la editorial, Martínez Roca, me lo envió envuelto en una caja que asemejaba una cesta donde se guardan pasteles y dulces varios. Recuerdo mi viaje cuando abrí el paquete, intentando disfrazar la sonrisa por las calles y queriendo llegar a casa a toda prisa para verme inmerso en la historia que estaba a punto de descubrir. Recuerdo también que alguien me resumió esta historia como la historia de amor más bonita del siglo XXI, y yo, que últimamente me encuentro más sensible de lo normal, seguía sintiendo más ganas todavía de descubrir lo que Kristin Harmel me iba a contar. Y así, unos días después, me senté y empecé esta gran historia de viajes al pasado, de presentes convulsos, de amor a la familia y la búsqueda de uno mismo, a través del dolor, de la tristeza que da la Historia, y sobre todo, una gran novela que nos lleva de la mano por paisajes como el París del Holocausto, y de cómo una simple noche puede arrebatarte todo lo que habías tenido, por el simple hecho de ser diferente.

Recuerdo haber tenido en mente, mientras leía el libro, un piano que sonaba en mi cabeza. No sé por qué, pero el caso es que una pequeña melodía se asomaba cuando observaba a la protagonista pasear por las calles de París. “La lista de los nombres olvidados” es una nota que se pierde en la habitación y que todo buen lector debería encontrar. Es una historia de amor, cierto, pero también es algo más. Quizá el tiempo da el recuerdo a aquellos que lucharon por olvidar, hace que los seres queridos se encuentren después de años sin verse, y los una incluso en la muerte, cuando los ojos se cierran, el corazón ya no late, y dos cuerpos que se han visto enlazados por las vicisitudes de las horas, los meses, los años se ven apagados como por un interruptor. Pero esta novela es pura luz, a pesar de que lo que nos cuenta es una tragedia sucedida en plenos campos de concentración nazis, aunque parezca que todo aquello que se escribe sobre el Holocausto ya raya lo obsoleto, se nos dibuja aquí una vida llena de aromas a chocolate, a pastas, a pasteles que impregnan su olor en la vida de personas que creían haberlo perdido todo, y que acaban encontrándose en los lugares más recónditos.

Kristin Harmel es una desconocida para mí. Y aunque esta sea mi primera novela de la autora, habrá más, en un futuro no muy lejano, quizá en el mismo momento en que un nuevo libro salga yo vaya corriendo sabiendo que lo que nos cuente será, al contrario que el título de su nueva novela, algo completamente inolvidable.

2 comentarios en “La lista de los nombres olvidados

  1. SI ya le tenía ganas a este libro, ahora….
    Besotes!!!

    1. Léelo Margari, es, en una palabra precioso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *