Publicado el

La maravillosa vida breve de Óscar Wao

La maravillosa vida breve de Óscar Wao, de Junot Díaz

No siempre, al escribir una reseña, investigo previamente un poco del autor. Esos datos básicos, referenciales, que nos brindan un contexto desde el cual se escribió el libro y se delineó la historia fueron una necesidad en este caso. Cada rincón leído sobre Junot Díaz vale la pena porque su obra, La maravillosa vida breve de Óscar Wao, está cargada de simbolismos sobre el origen del escritor y la cultura latinoamericana.

Óscar Wao, un joven dominicano que vive en Nueva Jersey, tiene una vida un tanto accidentada y con muy poco viento a favor. Por empezar, no vive en su país de origen, está en plena adolescencia y no es para nada agraciado. Claro que tampoco ayuda mucho su actitud, teniendo en cuenta que vive encerrado en su mundo interactuando sólo con libros  y revistas, sin ninguna intención de establecer contacto con gente de su edad.

Hasta allí, nada extraño para una novela contemporánea que quiere mostrar el lado más cruel de la adolescencia. Sin embargo, es el condimento mágico y muy latino brinda Junot Díaz lo que hace de este libro verdaderamente particular. Según nos comenta el narrador, existe una maldición dominicana presente en el aire llamada fukú que provoca una constante mala fortuna en sus portadores y que se transmite de generación en generación.

Buscando alguna explicación para la triste falta de fortuna de Óscar, Díaz nos transporta a un tiempo pasado para recorrer la historia de la familia y tratar de encontrar, en esa búsqueda, el origen del posible fukú y así alguna explicación – racional o no- de la mala suerte que acecha al muchacho.

Es, posiblemente, la magistral óptica de Junot Díaz lo que hace a este libro tan especial. Empezando por las notas de pie de página –que por lo deliciosas e irreverentes podrían hacer un libro aparte- hasta el uso del léxico de propio de los dominicanos que viven en Estados Unidos, todo compone una historia muy propia de la cultura latinoamericana, mezclando tradición, ritual, violencia, perfumes, solidaridad, desigualdad y color.

La historia principal se nutre con el humor y picardía del escritor, junto a referencias interesantes de la historia dominicana, la vida en América Latina y las relaciones familiares construidas sobre terrenos imprecisos y situaciones sociales complejas.

Óscar Wao es un protagonista poco común pero a la vez sumamente real y posible de ser identificado en cualquier familia. Es, a la vez, soberano de su futuro y víctima de un entorno inestable y complejo, donde su familia no es un sostén sino un ámbito de choque. En mi opinión, Junot Díaz le agrega al drama el elemento mágico de la maldición sólo para suavizar el hecho de que probablemente la suerte de Óscar es la falta de rumbo e inestabilidad que parte de su propio entorno.

Sin embargo, fuera de querer hacer de este un libro dramático y depresivo, los personajes y hechos se combinan de tal manera que lo hacen una experiencia en sí mismo.

Georgina Marrapodi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *