Publicado el

La mujer en la ventana, de A. J. Finn

La mujer en la ventana

La mujer en la ventanaTengo que reconocer que, desde que leí Perdida, de Gillian Flynn, pocos thrillers han conseguido que me enganchara tanto a una historia, incluso después de haberla leído. Me apasionan esos libros que tienen la capacidad de hacer que pienses en sus personajes y en todo lo ocurrido horas, días y semanas después. Creo que es en estos momentos cuando la literatura se convierte en algo más. Cuando consigue conectar contigo y calar hasta el fondo de ti.

Y esto es lo que he sentido mientras leía La mujer en la ventana porque, aunque la historia parte desde el punto en el que una mujer presencia el asesinato de una nueva vecina, el autor va mucho más allá. Desde el punto de vista de la trama y el misterio que la rodea, me ha encantado la forma en la que A. J. Finn logra mantener el suspense desde el principio y hasta el final, con giros inesperados que me mantuvieron pegada a sus páginas hasta que se descubre todo.

Pero me pareció aún más interesante todo lo que rodea el crimen: los personajes y la profundidad con la que narra todo lo que les ocurre. Cómo consigue dar un toque más humano y real a la novela. Es decir, que el lector quiera seguir leyendo y que el motivo no solo sea todo el misterio que necesita desentrañar. Y creo que pocos thrillers psicológicos consiguen aunar ambas cosas.

Y es que el autor ha conseguido centrar casi toda la historia en sus personajes y sus trasfondos psicológicos. Sobre todo, en la protagonista: Anna Fox. Una psicóloga que vive recluida en su casa y que se refugia en el alcohol y en graves problemas que le impiden continuar con su vida. Desde el principio me di cuenta de que era un personaje muy interesante, ya que crea un personaje femenino fuerte, que es capaz de salvarse a sí misma de su sufrimiento. Pero también es un personaje desequilibrado, que te descoloca a lo largo de la historia, ya que no sabes si deberías creerte lo que cuenta o no, pero a quien terminas cogiéndole un inmenso cariño por lo tremendamente humana que es. Por cómo trata de superar sus problemas, por cómo se hunde y también muestra sus errores e inseguridades.

Respecto a la narrativa, me ha gustado mucho cómo A. J. Finn nos presenta a sus personajes y cómo profundiza en ellos, sin demasiados detalles descriptivos, pero con diálogos intensos que hacen reflexionar al lector. Creo que esto es lo que realmente estaba buscando él, una forma de conectar con sus lectores a través de las emociones y situaciones en las que pudiéramos empatizar. Porque sientes todo el rato que es una historia que podría sucederte a ti también, que son gente que podríamos conocer y que es algo que podríamos haber vivido o vivir algún día.

Creo que La mujer en la ventana es de esos libros que reelería sin dudarlo, por su capacidad de aunar una historia humana, que profundiza en personajes cercanos a todos nosotros, con problemas de la vida real, con una trama de suspense que te mantiene pegado a sus páginas hasta el final. Además, no me esperaba ninguno de sus giros y consigue mantenerte en vilo hasta que descubres todos los secretos de ese misterioso asesinato, que no se sabe si ocurrió de verdad o son imaginaciones de la protagonista. Debo admitir que me ha sorprendido muchísimo, porque me esperaba algo muy similar a La chica del tren, ya que en principio parece que tienen muchos aspectos parecidos, y me encontré con algo mucho más profundo. Esta novela va mucho más allá y ha conseguido que la disfrute hasta el final, uno de los mejores que he leído de novelas de este tipo. Inesperado, emocionante y cautivador. No puedo esperar a leer lo siguiente del autor…

Un comentario en “La mujer en la ventana, de A. J. Finn

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *