Las 500 dudas más frecuentes del español

Las 500 dudas más frecuentes del español, del Instituto Cervantes

Las 500 dudas más frecuentes del españolCuando yo era pequeño, solo existían dos formas de comunicación, la carta y el teléfono fijo. A día de hoy, si quiero hablar con un amigo puedo mandarle un tuit, un whatsapp, escribirle en el chat del Facebook o mandarle un SMS, amén de las tradicionales llamadas o las cartas, lamentablemente ya en desuso.

Estos nuevos usos comunicativos están deteriorando cada vez más el lenguaje, escudándose en la falta de tiempo y espacio para elaborar el mensaje. Solo hace falta entrar en una red social y analizar los mensajes de los jóvenes (y no tan jóvenes) para ver como nuestro lenguaje cada día es más pobre. Por ejemplo, el uso de la coma es prácticamente inexistente, haciendo los mensajes largos, pesados e ininteligibles. Y no hablemos del punto y coma, ese gran desconocido.

Pero no nos engañemos; nunca deberían existir excusas para escribir bien,  y es por eso que libros como el que hoy os traigo no deberían faltar en ninguna casa, ya que con Las 500 dudas más frecuentes del español que nos presenta el Instituto Cervantes, pocas disculpas quedan para no escribir bien, o al menos, saberse bien las reglas.

Las 500 dudas más frecuentes del español se divide en cinco grandes apartados, que son:

1. Dudas generales.
2. Dudas sobre la pronunciación y la ortografía.
3. Dudas sobre la gramática.
4. Dudas sobre el léxico y el significado de las palabras.
5. Dudas sobre el texto.

Como se ve a simple vista, en estos cinco grandes bloques se tocan no solo los temas ortográficos, lo más machacado desde las clases de Lenguaje del colegio e instituto, sino que se aborda la lengua desde un ámbito más global, y es que uno no solo comete errores cuando escribe una lengua, si no también cuando la habla.

Cada una de las 500 preguntas están explicadas de forma amena y clara, proponiendo ejemplos de fácil entendimiento. También hace hincapié en diferenciar el grado de corrección de una palabra, pues no es lo mismo un uso prohibido que un uso no recomendado, por ejemplo. Además, si queremos profundizar más en alguna materia, el Instituto Cervantes nos remite a las principales fuentes de información, como son el Diccionario de la lengua española, el Diccionario panhispánico de dudas o la Nueva gramática de la lengua española, entre otras.

Quizá  más de uno piense que medio millar de preguntas son excesivas, pero si uno echa cuentas de la cantidad de matices que tiene una lengua y sus diferentes usos, quizás se queden cortas. Yo una vez repasadas, he de decir que me parece un compendio perfecto de todos los manuales que los interesados en la literatura y el lenguaje deberíamos tener. Con Las 500 dudas más frecuentes del español he repasado mucha teoría que tenía ya olvidada, e incluso he corregido errores que, pese a ser utilizados en escasas ocasiones, cometía siempre.

Y es que toda la vida pensando que freído era incorrecto y frito correcto, al igual que imprimido e impreso, y resulta que las dos son válidas. O que la palabra kiosko es correcta, cosa errónea, pues es correcto decir kiosco o quiosco. ¿Y el término antiedad, está bien dicho? ¿Cómo se está, agusto o a gusto?

Esta (¿o se decía ésta?) y muchas más respuestas las encontraremos en Las 500 dudas más frecuentes del español, una maravillosa síntesis del Instituto Cervantes sobre nuestra lengua que no debería faltar en ninguna casa, pues como obra de consulta es útil no sólo a filólogos, correctores, escritores o comunicadores, si no a todo el mundo.

Y ésta es, a grosso modo, la reseña de este gran libro que ha editado la editorial Espasa, ¡iros rápidamente a por él! Y más si no habéis encontrado tres erratas en mi anterior frase ;-).

@malagonc [email protected]

2 pensamientos en “Las 500 dudas más frecuentes del español

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>