Publicado el

Las penas del joven Werther, El manga, de Johann Wolfgang von Goethe

Las penas del joven Werther, El manga

Las penas del joven Werther, El mangaEsta vez he hecho el experimento lector al revés. Los  otros dos mangas que he leído de la editorial La otra H fueron La metamorfosis y El gran Gatsby y ambos los había leído previamente y los conocía bastante bien. En esta ocasión he querido leer el manga de Las penas del joven Werther sin haber leído la obra original. ¿El resultado? Os lo cuento a continuación, amigos.

No sé por qué no he leído nunca esta famosa obra de Goethe. Conozco al autor, conozco más o menos su obra, pero nunca me ha dado por ponerme en serio con él. Cuando vi el manga de este libro pensé que sería una buena forma de aproximación a Goethe. O al menos una forma divertida, porque me consta que este escritor alemán un poco espesito sí que es. La culpa no es suya, es del romanticismo. Sí, los románticos eran un poquito densos, para echarles de comer aparte. Pero bueno, Goethe es uno de los principales representantes de la literatura alemana y hay que conocerlo, que no se diga.

Os cuento más sobre Las penas del joven Werther. El protagonista, Werther, es un joven que representa todos los valores del romanticismo. Se trata de un bohemio pintor que no consigue encontrar su lugar en el mundo. Nunca se siente plenamente realizado en ningún lugar ni con la gente que le rodea. Ni siquiera se siente a gusto consigo mismo, lo que le impide alcanzar plenamente su madurez. Por todos estos motivos decide escapar de la sociedad en busca de su lugar y acaba en una aldea llamada Wahlheim. El relato de sus vivencias se narra en forma de cartas a su gran amigo Guillermo, quien conoce bien a Werther y sus inquietudes y pesares. Werther le cuenta a su amigo que una vez estuvo enamorado de una joven que falleció y desde entonces no ha conseguido volver a experimentar aquella sensación tan plena que le recordaba cuál era su lugar en el mundo. En Wahlheim es feliz. La aldea, su naturaleza y sus gentes le encantan y se siente realmente bien allí.

En una de esas cartas a su amigo Guillermo, Werther le cuenta que ha conocido a una joven llamada Carlota, hija de un juez y huérfana de madre, que se dedica a cuidar de sus ocho hermanos como lo hacía su madre. Pero Carlota logra despertar en Werther aquellas sensaciones que parecían haberse perdido para siempre. El joven Werther visitará a menudo a la familia, se ganará la complicidad de los más pequeños y poco a poco consigue convertirse en un miembro más. Todos esos sentimientos que tiene por Carlota no harán más que avivarse cuando Alberto, el prometido de ésta, vuelva a la aldea. Entonces comienza el gran conflicto interno del joven. Sabe que Alberto es bueno para ella, pero no puede contentarse con ello. Como buen romántico, no puede evitar su sino, que él considera que es junto a Carlota. Lo que sucede después es la lucha interna del protagonista por resolver esa situación angustiosa. Y hasta aquí puedo leer. Contaros más sería pasarme de lista, así que os lo dejo para vosotros, lectores.

Como os he dicho no puedo comparar el manga con la obra original porque no la he leído. La adaptación me ha gustado. No es tan caótica como me esperaba y la trama se sigue bastante bien. Conoces la historia de Werther y sus penas y pasas un buen rato leyéndolo y siguiendo sus dibujos. Qué más le voy a pedir a una tarde de jueves.

5 comentarios en “Las penas del joven Werther, El manga, de Johann Wolfgang von Goethe

  1. ¡Me parece todo un descubrimiento! es todo un crack.
    Buena reseña, y buen libro.

    Un beso

  2. De esta serie de libros encontre el de Maqueavelo, y me sorprendio gratamente. Besos

    1. Sí, a mí también me parece una propuesta muy buena. Anímate con alguno más, seguro que no te defraudan. Un saludo,

  3. Pinta bastante bien!!
    Me mola la manga y anime, asi que no anotaré en mi lista a consolidar este mes!!

    Gracias por tu reseña!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *