Publicado el

Lingo, Guía de Europa para el turista lingüístico, de Gaston Dorren

Lingo

LingoAquellos maravillosos años en que acababas el instituto y tenías que decidir rápidamente qué carrera querías estudiar, a qué profesión te gustaría dedicarte, ¿los recordáis? Había gente tan perdida que no tenía nada claro. Normal, pídele tú a alguien con diecisiete años que piense en su futuro y la mayoría de estos adolescentes se pondrá blancos. Siempre ha habido gente con ciertas inclinaciones: que si ciencias, que si letras, que si a mí lo que me va es el artístico. Y luego está el grupo de muchachos que, a pesar de la edad tan mala para elegir sobre su futuro, tienen muy claro a qué (a grandes rasgos) le gustaría dedicarse.

Yo estaba en el último grupo. Lo mío estaba tirado: era de letras incondicionalmente (demasiado cazurra para los números) y además me encantaban los idiomas, así que tenía más o menos claro que yo quería dedicarme a los idiomas. Sopesando entre la poca oferta de carreras relacionadas con los idiomas, al final me decanté por estudiar Traducción e Interpretación en la Universidad de Granada. Y no me arrepiento para nada (y me salen rimas porque soy poeta).

Durante mis años de instituto siempre estudié inglés y francés. También ofertaban portugués, pero ya no me dejaban coger más idiomas. Durante la carrera, elegí el francés como mi primer idioma, después el portugués y de tercero inglés. Durante los años de carrera estudié, unas pinceladas, de catalán y gallego. Y si por mí fuera, me gustaría aprender muchos idiomas más. El italiano lo tengo muy presente para dedicarle más tiempo en cuanto pueda.

En fin, después de esta súper introducción, para nada personal, creo que ya podéis haceros una idea de por qué elegí Lingo, Guía de Eruopa para el turista lingüístico como lectura. Habiendo dejado claro mi amor por las lenguas, no os sorprenderá que me llame la atención una guía que está llena de datos lingüísticos sobre Europa. Una guía conun montón de datos interesantes sobre un continente en el que se hablan más de sesenta lenguas.

Lo que Gaston nos propone aquí es un viaje por Europa a través de sus lenguas. Algo muy original e interesante.

Gracias a este libro-guía, podemos aprender un montón de datos curiosos como por qué, para los extranjeros, los españoles hablamos como metralletas; o que el islandés es el único idioma europeo que apenas ha evolucionado (tiene mucho que ver con su situación geográfica); o por qué los noruegos necesitan un diccionario noruego-noruego para poder entenderse entre ellos.

Un libro escrito por un holandés lingüista y periodista que además de apasionado por las lenguas es políglota (neerlandés, inglés, español, alemán, francés y limburgués). El autor mantiene además un blog sobre lenguas y curiosidades lingüísticas. Un auténtico freak de los idiomas.

Me han gustado todos los capítulos, porque conservan un ritmo maravilloso que atrapa al lector. De estas veces que te encuentras diciendo “sólo un capítulo más” y acabas enganchando otros siete seguidos. Se nota que Gaston Dorren ama lo que hace y esa pasión se transmite y percibe durante todo el libro.

Además, al final de cada capítulo aparecen curiosidades relacionadas sobre los préstamos lingüísticos de unas a otras lenguas y una palabra de otro idioma que no tiene traducción, como por ejemplo la ya conocida “saudade” portuguesa o algunas más raras como “swjatok”, que en sorbio quiere decir “ese rato amable y gozoso al final del día de la jornada de trabajo” o “merak”, que en serbocroata quiere decir “el placer derivado de actividades sencillas, como pasar el tiempo con los amigos”.

Un libro muy interesante para los amantes de las lenguas y que también recomiendo a los lectores más curiosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *