Publicado el

Los pendientes de la reina

Los pendientes de la reina, de Jesús Delgado

los-pendientes-de-la-reinaUno de los motivos por los que no soy especialmente aficionado a la ficción histórica es que tengo la sensación de que en muchos casos la ambientación histórica no es más que un dictado de la moda y que lo que se cuenta es una historia convencional que se coloca en una determinada época más por considerarla atractiva que porque ello aporte algo a la historia. Jesús Delgado se empeña en no darme la razón porque la ambientación de Los pendientes de la reina no sólo está muy lograda y muy documentada, sino que tiene sentido en la historia que se cuenta y tanto los personajes históricos como los escenarios están tan logrados que aumentan el atractivo de una historia que de por si, por su ritmo y suspense, ya engancha.

El principal protagonista es quien se encarga de investigar de forma muy personal los crímenes que dan soporte argumental a la historia, algo muy del género, pero probablemente el personaje que más personalidad aporta a Los pendientes de la reina sea el principal escenario, el Palacio Real, tan bien descrito y tan bien integrado en la historia que tiene un atractivo casi hipnótico.

De la historia se podría decir aquello que se suele decir de los buenos cuentos, arranca en marcha y el lector se sube al vértigo desde el primer momento, que es la aparición de un cadáver bajo una ventana de la Real Farmacia que dará origen a una investigación más amplia que incluye conspiraciones, traiciones y en fin, una trama sólida y bien construida que mantiene la atención del lector hasta la última página.

Se hace uno una idea del Madrid de aquella época y de la sociedad en ese momento histórico concreto (octubre de 1885, con el rey Alfonso XII enfermo y sin heredero varón), vislumbra uno la vida del servicio de palacio con sus jerarquías y costumbres, aunque realmente me habría gustado que se incidiera más en ese aspecto que me resulta bien atractivo y que sospecho que Jesús Delgado conoce por haberlo investigado a fondo para escribir Los pendientes de la reina. Aparecen en la novela personajes históricos reales, entre los que destaca el rey que tiene voz propia (francamente verosímil) y se aprende sobre algunas cosas de la historia de España sobre las que no suele colocarse el foco del interés público.

El trabajo de ambientación y documentación es muy destacable, y lo es porque, respetando los hechos históricos, está al servicio de la coherencia interna de la novela y no como ejercicio de erudición. Es narrativa y la historia sigue su curso en relación con las andanzas y los puntos de vista de la novela. Por poner un ejemplo, para el Doctor Municio, el investigador, los republicanos son peligrosos conspiradores y aparecen como tales en la novela. Habría sido poco creíble que un monárquico al servicio de la familia real viese con buenos ojos a quienes se oponen a aquello que él defiende. Pero como la novela está escrita con talento, sinceridad y sin ánimo panfletario, hasta el más devoto republicano puede leerla sin temor a sentirse ofendido en sus creencias.

En definitiva, Los pendientes de la reina es una novela interesante, escrita con un muy buen ritmo y con una historia de la que el lector quiere conocer el desenlace desde el primer momento que además tiene una serie de atractivos añadidos que incrementan su interés. No cometan el error con el que yo he comenzado esta reseña, decir que no soy especialmente aficionado a la novela histórica, cada vez soy más enemigo de las etiquetas y sólo creo en dos tipos de libros, y éste de Jesus Delgado pertenece a una de esas categorías, la de los buenos libros.

Andrés Barrero
@abarreror
contacto@andresbarrero.es

 

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *