Publicado el

Romances turbulentos de la historia argentina

Romances turbulentos de la historia argentina, de Daniel Balmaceda

Romances turbulentos de la historia argentina, de Daniel Balmaceda

 

Romances turbulentos de la historia argentina, de Daniel Balmaceda

Un llamado para cocineros y aficionados. Esta puede ser  la receta para un buen romance: amor, compañía, una pequeña dosis de dramatismo, sentido del humor, confianza, diversión…

¿Pero qué es lo que convierte a un romance particular en algo inolvidable? O bien,  ¿Qué necesita un romance para aparecer en el libro de Daniel Balmaceda? En principio: haber pasado tiempo atrás en la historia argentina, así que contemporáneos,  no se ilusionen.

Este es el tipo de libros que compro cuando tengo lo que denomino “ataques  históricos imparables”,  que son una mezcla de curiosidad, interés y un poco de capricho por conocer más del país  donde nací y vivo. Sin duda, cualquiera de estas tareas es mucho más interesante cuando puedo hacerlo a través de un libro entretenido como Romances turbulentos en la historia argentina.

En este ejemplar se derriban los prejuicios de nuestros antepasados. Muchos libros de historia nos presentan un mundo antiguo donde pareciera que sólo regían la política, las artes, la navegación  y el comercio. De esa manera, los romances quedan relegados y pareciera que  el amor no hubiese atacado el corazón de cualquier gran dirigente.

En Romances turbulentos de la historia argentina se puede descifrar qué mujer le robaba la atención a Domingo Sarmiento (presidente argentino del siglo XIX) o qué señora de la alta sociedad se enamoró del amigo de su hijo. Con este libro, las historias de amor curiosas dejaron de ser simples anécdotas de una familia para pasar a ser conocimiento de todos.

Entre los relatos encontramos historias de amor trágicas y memorables de la historia argentina. Por ejemplo, la relación entre Felicitas Guerrero y Enrique Ocampo. Ella era la una joven de la alta sociedad que hipnotizaba por su belleza y él era un hombre adinerado que perdía la cabeza por aquella mujer aunque no era correspondido. El final de esa historia está más cerca de la tragedia que de la felicidad, y es por eso que merece ser leído atentamente.

Nuevamente rescato la inteligencia de Daniel Balmaceda para romper con el prejuicio de una historia aburrida, donde sólo encontramos la típica polarización entre bueno y malo y donde las historias de amor no tienen un sentido. Por eso en Romances turbulentos de la historia argentina, Balmaceda le da un giro literario a la historia y así aprendemos  sin necesidad de una sesión de datos rígidos.

Por todo esto cocineros, la receta para un romance perfecto parece no existir o al menos es una tarea para un poeta enamoradizo. Quienes vivan en la realidad, todavía tienen la posibilidad de inspirarse de estos amores del pasado. Tal vez aparezcan en los libros del futuro.

Georgina Marrapodi

2 comentarios en “Romances turbulentos de la historia argentina

  1. Justo ayer estudiaba historia con mi hija, y pensé (una vez más) en lo mal que se le cuenta la historia a los chavales. Yo no digo que la estudien a través de los romances (jejeje) pero si debería humanizarse un poco más su estudio y añadir algo más a los datos puros y duros, y así romper con el tedio juvenil al estudiar historia. Yo creo que he aprendido más historia leyendo novelas que con los libros de texto (jajaja) pero esto no se lo digo, aún, a mi hija.

    Un abrazo!

  2. Susana: ¡Tenés razón! Igual, ¿por qué no aprender a través de los romances? Era broma. Espero que alguna vez puedas leerlo y después me decís. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *