Publicado el

Un trabajo muy sucio

Un trabajo muy sucio

Un trabajo muy sucio, de Christopher Moore

Un trabajo muy sucio

Antes de comenzar la reseña he de reconocer que no puedo ser muy objetivo ya que Christopher Moore es una de mis debilidades personales, un “Guilty Pleasure” que dirían los anglosajones, cada vez que me encuentro un poco desanimado devoro alguno de sus libros en pocos días, porque siempre te ofrecen un buen rato de diversión asegurada, y tal y como están las cosas, ¿a quién no le apetece reír?.Pese a que Christopher Moore se haya hecho famoso en España gracias a “El ángel más tonto del mundo”, en mi opinión “Un trabajo muy sucio” es por el momento su mejor novela, en la que logra conjuntar mejor la historia personal del protagonista, con la comedia y los guiños al mundo sobrenatural que tienen todos sus libros.

Al comenzar nos encontramos con Charlie Asher, un hombre tranquilo y apacible, un macho beta como el mismo autor lo denomina dentro de uno de los pasajes más geniales de todo el libro, dueño de una tienda de objetos de segunda mano, felizmente casado y que acaba de ser padre, todo marcha bien, pero la muerte de su mujer hará que todo cambie por completo (tranquilos, no os he destripado nada, esto pasa en el primer capítulo).”La imaginación del macho beta se ha vuelto superflua en la sociedad moderna. Como los colmillos del tigre dientes de sable o la testosterona del macho alfa, el macho beta tiene más imaginación de la que necesita. De ahí que muchos machos beta se vuelva hipocondríacos, neuróticos, paranoicos o adictos al porno o a los videojuegos

Pese a que el humor es lo que domina todo el libro, Moore se atreve en esta ocasión a profundizar algo más en la historia del protagonista y a presentarnos una historia más “humana”, en la que el dolor del protagonista por la muerte de su mujer, los problemas de un padre viudo o la necesidad de encontrar el modo de superar la muerte de un ser querido se combinan con el humor ácido e irónico que tanto le gusta al autor. Por otra parte no podían faltar las referencias a los mitos de la literatura de terror.

Los libros de Moore tienen ya un sello reconocible por sus seguidores, por una parte la mezcla del humor y las criaturas sobrenaturales. Vampiros, zombis o la propia muerte son protagonistas habituales de sus novelas, y las parodias a la literatura de terror suelen ser constantes, siguiendo el estilo de lo que hizó Terry Pratchett en su saga Mundodisco con la literatura fantástica. El propio Pratchett, junto a Jonathan Swift o Mark Haddon es uno de los autores con los que se ha comparado a Moore.

Por otra parte los personajes secundarios suelen ser bastante absurdos y extremos, y en muchos momentos de sus novelas se convierten en las verdaderas estrellas del show robando la atención y las preferencias del lector sobre los supuestos protagonistas. Merecen una atención especial en este libro las vecinas de Charlie (la señora Korjev y la señora Ling) y sus empleados Ray y Lily.

La otra característica habitual que forma parte del sello Moore es el modo de cruzar sus novelas con algunos secundarios habituales como El Emperador y los detectives Rivera y Cavuto, o los cameos que se producen con personajes del resto de sus historias. Es especialmente curiosa la conexión de este libro con “Chúpate Esta”, con un personaje común como Abby Normal e incluyendo la aparición de su protagonista Jody, en una escena que podemos leer desde los distintos puntos de vista de los dos protagonistas en ambos libros.

En definitiva nos encontramos con un libro que nos ofrece una historia divertida, pero también tierna, que nos puede hacer reflexionar sobre la vida y la muerte y con la que pasamos de los momentos más conmovedores a la risa descontrolada en cuestión de pocas líneas en un mismo capítulo. Pese a la que nos está cayendo, o precisamente por ello, alguien tiene que ocuparse de que sigamos siendo felices y nos riamos, mi recomendación para el puesto es Christopher Moore. Es un trabajo sucio, pero alguien tiene que hacerlo.

Otros libros recomendados

Un comentario en “Un trabajo muy sucio

  1. Me gustó el párrafo final de tu reseña, engancha y juegas bien con el título del libro; la novela no me atrapa, pero hablando de libros uno nunca sabe, siempre puede caer en mis manos y que cometa el bendito error de leer el primer capítulo para luego no dejarlo; te mando un saludo grande, gracias por la recomendación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *