Publicado el

Wonder Woman. El feminismo como superpoder, de Elisa McCausland

Wonder Woman. El feminismo como superpoder

Wonder Woman. El feminismo como superpoderEs difícil hablar del feminismo en nuestros días sin remontarnos a siglos pasados. Y ya no solo a cosas que leemos en los periódicos o que encontramos en internet, sino también a cosas que nuestras propias abuelas nos han contado o todavía nos cuentan. El papel de las mujeres a principios y a mediados del siglo XX no dista mucho del papel de la mujer que nos relataba, por ejemplo, Jane Austen, en sus novelas publicadas durante el siglo XIX. En aquellos tiempos, las mujeres quedaban relegadas a las tareas del hogar y su principal objetivo en la vida era el de encontrar un marido que las protegiera y las cuidara hasta el fin de sus días.

Desde el derecho al voto hasta la oportunidad de trabajar o ser madres solteras, es increíble ver cómo hemos sido capaces de cambiar muchas cosas que ahora vemos como algo obvio, un derecho con el que todas deberíamos haber contado siempre. Sin embargo, me entristece pensar que aún nos quedan tantas otras cosas por cambiar…

Pero, ¿qué papel juega un personaje de ficción en todo esto? ¿En qué ha contribuido Wonder Woman a la causa? A pesar de que muchos puedan pensar que la figura de una mujer sexy y ligerita de ropa poco o nada tiene que decir respecto al feminismo, la verdad es que sí que ha aportado. Y mucho. En este libro, Elisa McCausland nos acerca la figura de Wonder Woman a través de su historia en el mundo del cómic y cómo ha contribuido a la lucha de las (y los) feministas. Y es que la autora hace un recorrido completo desde la aparición de la superheroína y sus diferentes etapas, algo que me ha parecido muy interesante, ya que no he leído todos sus cómics y me hubiera gustado haberme hecho una idea de cómo se la ha representado desde sus orígenes. Además, nos cuenta con detalle cuáles han sido sus contribuciones al feminismo y cómo ha crecido el personaje en sus distintas etapas.

Elisa McCausland me ha sorprendido por su gran conocimiento en el tema y por cómo profundiza sobre él en cada uno de los capítulos de este ensayo. Gracias a esto, lectores que no conocen bien la figura de Wonder Woman y su papel en el mundo del cómic, como es mi caso, pueden descubrir más sobre este arquetipo. Un modelo del imaginario colectivo que es conocido mundialmente, pero no tanto como debiera ser.

Tras esta interesante lectura, me he dado cuenta de quién es realmente Wonder Woman. Una mujer que no solo destaca por sus poderes, sino que es lo bastante fuerte e independiente como para salvar el mundo por sí misma sin depender de ningún hombre, ni tampoco de ninguna mujer. Una heroína imprescindible en la sociedad del pasado siglo, con la que he empatizado ya solo con la lectura de este libro,  y que sigue siendo necesaria en este.

Aún seguimos viviendo en un sistema heteropatriarcal, por eso figuras como esta nos recuerdan que hay que seguir luchando por la igualdad, por el empoderamiento femenino. Lo que no significa, tal y como muchos piensan erróneamente, que la mujer sea superior al hombre y que haya que defender eso a capa y a espada. Esto no es, ni mucho menos, lo que representa el feminismo. Hay que tener muy claro de lo que se habla y conocer muy bien por lo que se desea luchar y por lo que no… Motivo por el que creo que esta lectura resulta imprescindible para conocer los cimientos del feminismo y cuyo epílogo (“El feminismo era  el superpoder”) resume muy bien cuáles son los retos que nos esperan de aquí en adelante.

Y es que el futuro está lleno de incógnitas. Pero lo que sí es seguro es que modelos feministas como Wonder Woman, a pesar de haber sido convertidas en un icono comercial y del consumismo, seguirán trascendiendo y concienciando (o eso espero) a muchas más generaciones de que la mujer es capaz de valerse por sí misma y de salvar, no solo nuestro mundo, sino también de salvar muchos más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *