Publicado el

Este libro te alegrará la vida, de Daniel Gray

Este libro te alegrará la vida

Este libro te alegrará la vidaVale, puede que el título suene un poco presuntuoso, pero sin duda hay libros que nos alegran la vida y dar con uno de ellos es una maravilla. Esa sensación de estar tan completamente metidos en la historia que el tiempo se nos pasa volando mientras leemos, o las ganas de volver a retomar la lectura son las claves de que hemos encontrado un buen libro. En lo que llevamos de verano, haber encontrado Los años ligeros, Crónicas de los Cazalet ha sido una de mis mejores sorpresas, pero hoy no vengo a hablaros de este libro (otra vez).

Lo que realmente me gustó de Este libro te alegrará la vida es el subtítulo: “50 placeres íntimos de la lectura”. Y ahí ya me rindo, porque todo lo que tenga que ver con el placer de la lectura me requeteencanta. Todos esos pequeños placeres que acompañan al ritual de lectura, las manías lectoras y los buenos libros que, sin duda, nos alegran la vida. De todo esto trata Este libro te alegrará la vida, una preciosa carta de amor a los libros y a sus amantes. ¿Cómo no iba a gustarme?

Dividido en cincuenta pequeños capítulos (o placeres), este libro recrea esos placeres que todo buen amante de la literatura ha experimentado tantas veces. Por ejemplo, esas dedicatorias que encontramos en libros antiguos de segunda mano y que nos hacen pensar y tratar de imaginar la historia del libro y su antiguo dueño. Me gusta la idea que propone Daniel Gray en el capítulo: “La próxima vez que regales un libro, dedica un momento a escribir unas breves palabras para el destinatario, porque también estarás tendiendo la mano a alguien que ni siquiera ha nacido todavía”.  Yo siempre escribo dedicatoria.

¿Y qué me decís del placer de ir por primera vez a una casa ajena y poder cotillear libremente las bibliotecas? Es otra cosa que me pirra. Se puede aprender muchísimo sobre una persona simplemente viendo sus libros.

También hay placeres más personales, como aquellos de anotar palabras o ideas en los márgenes de los libros. Yo tengo que confesar que me encanta dialogar con el autor a través de las notas, subrayar frases y escribir ideas. Es algo muy íntimo.

Otro placer que me gusta es ese de perder una tarde organizando nuestra estantería. El otro día me tocó a mí. No sabía cómo ordenarlos. ¿Por género?, ¿por color?, ¿libros que ya hemos leído en una parte y libros por leer en otra? Al final acabé ordenando la mía por editoriales.

Otro placer va dedicado a leer en los bares. Recuerdo que tuve una etapa en la que leía prácticamente en cualquier lado. Ahora soy un poquito más quisquillosa, y necesito más calma para poder leer (aunque también depende del libro, claro). Pero sin duda es otro placer ese de sacar nuestro libro en cualquier momento y olvidarnos de todo lo que nos rodea. Siempre llevo uno en el bolso, nunca se sabe cuándo vamos a tener tiempo para poder leerlo.

Son muchos los placeres relacionados con la lectura y cada lector podría elaborar su propia lista personal. Este libro te alegrará la vida nos propone algunos de ellos y nos hará pensar en los nuestros. Estoy segura de que vosotros también os sentiréis identificados con muchos de ellos y encontraréis otros más personales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *