Publicado el

Alyona, de Lyona

Alyona

Alyona

No sé si esto que voy a decir es muy carca o muy mainstream, pero conozco a Lyona desde los remotos tiempos del fotolog (que en paz descanse). ¿Que qué era fotolog?  Pues el Instagram de ahora, básicamente. Una red social algo más cutre, en la que podías subir una foto por día, la gente te comentaba, la gente te seguía y tú seguías y comentabas a la gente. Todo ello muy básico y, por supuesto, sin móviles. Pero oye, tuvo su tirón. Yo tenía un fotolog personal con nombre de personaje de Dostoievski y otro sobre Julio Cortázar que tenía bastante éxito (qué pasa, cada tonto con su tema). En fin, a lo que iba, que recuerdo a Lyona de estos tiempos (pueden haber pasado quince años perfectamente). Si me acuerdo de ella, sin ser amigas ni nada de eso, es porque Lyona ya destacaba en aquel entonces. Su fotolog tenía muchos seguidores y comentarios y Alyona ya empezaba a hacer sus primeras apariciones.

Quizás os esté liando con los nombres. Lyona es Marta Puig, una artista hecha a sí misma que ha sabido jugar con su talento en toda clase de redes sociales hasta el punto de ser una de las artistas que más seguidores tienen. Hay que ser muy listo para eso, créanme. Y por supuesto, hay que tener mucho talento. Marta lo tiene. Ilustradora, “ingeniera de cuentos y poemas” (como ella misma se define) y realizadora de videoclips de grupos tan conocidos como Love of Lesbian, Lory Meyers o Amaral. El libro infantil que ilustró para Santi Balmes, Yo mataré monstruos por ti, fue todo un éxito. Con Lunwerg, la editorial con la que ha publicado el libro que nos atañe, ya publicó en 2014 Mis primeros besos. Esta es Marta Puig, más conocida como Lyona.

Entonces, ¿quién es Alyona? Alyona es el personaje más conocido de Lyona, su alter ego. Es también esa voz que oyes en tu cabeza, que no se corta un pelo y que dice lo que le apetece. Como la realidad le aburre (normal) Alyona se la inventa. ¿El resultado? Un alter ego bastante molón que imagina su propio mundo y que hace en todo momento lo que quiere.

El nacimiento de Alyona es bastante curioso. Alyona nació una noche de luna llena en el que el aroma de un pétalo de rosa enamoró a la luna y de tan intensa pasión nació este personaje. Muy ñoño, ¿verdad? Menos mal que es mentira. En realidad, Alyona nació un domingo de resaca y llegó para quedarse. Sospecho que los domingos de resaca son más productivos que muchos lunes. Entre el hastío, el modo helicóptero (dependiendo de la noche) y las continuas idas al baño pueden surgir ideas maravillosas. El ser humano es así de extraño a veces. Bravo, Lyona, por aquella borrachera, porque gracias a ella Alyona está aquí.

Como ya he dicho antes, a Alyona la realidad le aburre y como le aburre se la inventa. Todos tenemos esa vocecilla interior que de vez en cuando nos dice cosas que ni locos nos atreveríamos a pronunciar. Alyona es esa voz. Una voz divertida, irónica y dulce, muy dulce. Alyona es tan entrañable que dan ganas de adoptarla y quedársela para siempre.

Todo esto podéis descubrirlo en este libro tan tierno, tan lleno de referencias Pop y tan divertido. Me han gustado mucho las ilustraciones que otros autores famosos como Moderna de Pueblo, Paula Bonet, Conrad Roset o Agustina Guerrero han hecho de Alyona. Un crossover genial.

A mí es que me gustan las cosas bonitas, no lo puedo evitar. Aunque Alyona no sea un libro al uso, me encanta tener una librería especial y Alyona contribuye a ello. Que no digo yo que las bibliotecas de grandes obras universales no estén bien, pero creo que en este siglo resultan ya un poco aburridas. Dejemos más paso a los libros ilustrados. Ilustración y literatura son hermanas y gracias a grandes editoriales podemos disfrutar de geniales libros ilustrados hoy en día. Que vivan, pues, las librerías especiales y bonitas. ¡Ah! Y que vivan también las resacas, por qué no.

 

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *