Publicado el

Sé que estás allí

Sé que estás allí

Sé que estás allí, de Laura Brodie Más de una vez tuve ganas de convertirme en ordenador, apretar las tres teclas mágicas (Alt+Ctrl+Supr) y comenzar mi vida de nuevo. Formatearme, borrar mi disco rígido y el historial de conversaciones, y así como pasaba con aquél juguete hermoso de la infancia, mover una barra de derecha a izquierda, eliminar el dibujo de la pizarra y empezar de nuevo. Se trataba de una salida fácil, pero imposible (salvo que hablemos de libros). No se puede empezar de nuevo, a no ser que uno muera (o se haga el muerto), reviva (o siga viviendo,…

Lee la reseña completa