Publicado el

Sigmund Freud, de Ralph Steadman

Sigmund Freud

Una de las incorrecciones lingüísticas que más me irritan es la de “¿te explico un chiste?”, particularmente habitual en esta entrañable parte de España donde vivo. Primero cuéntamelo, les respondo, y si soy tan cortito que no lo pillo, entonces me lo explicas. Pero seguro que no sabes hacerlo como Freud. Bien mirado, Freud nunca se dedicó a explicar los chistes, sino, más bien, a mostrar y clasificar el mecanismo por el que funcionan, y por el que nos sorprenden, nos avergüenzan, nos hacen pensar y, en ocasiones, (no soy muy de chistes, yo) nos mueven a la risa. Lo…

Lee la reseña completa