Publicado el

Laro, la leyenda del árbol milenario: Sangre, de Simón Hergueta

Laro, la leyenda del árbol milenario: Sangre

Imaginaos lo que era para mí, como madrileña, pasar los veranos enteros en Cantabria. Llegaba el uno de julio y yo cogía una maleta llena de ropa, a sabiendas de que allí solo vestiría “la ropa del pueblo” que año tras años se iba quedando en los armarios de mi abuela. Y allí pasaba los dos mejores meses de todo el año, en un pequeño pueblo en mitad de las montañas donde lo único que se escucha es el viento, los pájaros y los campanos de las vacas. Imaginaos lo que era para mí, que al final acabé viviendo en…

Lee la reseña completa