Publicado el

La jaula del rey, de Victoria Aveyard

La jaula del rey

Me he declarado fan de las sagas como un millón de veces. Pero cuando leo libros como el que traigo hoy para reseñar, llego a ponerlo en duda. Por una sencilla razón: lo desesperante que es tener que esperar a que salga el siguiente tomo. Tuve la suerte de poder leer La reina roja y La espada de cristal sin tener que esperar mucho tiempo entre ellos dos. Pero cuando acabé esa segunda parte, que terminaba con aquel final tal chocante e intrigante, tuve que esperar más de un año para poder continuar con la historia. Hoy, por fin, un…

Lee la reseña completa

Publicado el

Corona cruel, de Victoria Aveyard

Corona cruel

Ser una apasionada de las sagas es un arma de doble filo. Normalmente cuando tengo que elegir un libro para pasar unas horas junto a él, mis ojos se van directamente a las sagas. Y es que, a veces, una historia que se cuenta en un único tomo, se me hace corta y necesito más. Si me engancha la trama, no me importa leerme los libros que sean necesarios con tal de no salir de ese mundo. Por lo que, la saga de La reina roja, como no podía ser de otra forma, cayó en mis manos con esa intención.…

Lee la reseña completa

Publicado el

La espada de cristal, de Victoria Aveyard

La espada de cristal

A veces no queremos comprender lo que no entendemos. Podríamos hacer un esfuerzo para cambiar nuestra mente y empezar a destapar todas las tinieblas que vemos cuando pensamos en algo a lo que no estamos acostumbrados. No es que no sepamos entender; es que no queremos. Y así suelen empezar todas las guerras. Las guerras comienzan cuando alguien no entiende algo y decide ponerle fin de la manera más radical posible: con la fuerza. Algo así pasa en el mundo de los Plateados y de los Rojos. Las dos clases sociales, tan diferentes y tan separadas, no consiguen entenderse entre…

Lee la reseña completa

Publicado el

La reina roja, de Victoria Aveyard

La reina roja

Mare Barrow sabe muy bien que tiene que esconder su sangre roja del resto de plateados. En un mundo donde el color de la sangre lo significa todo, mostrarla puede ser tu mayor debilidad. Aquí solo puedes pertenecer a dos clases: o a los Rojos o a los Plateados. Y esa nimiedad, esa particularidad, va a definir tu vida para siempre. Mare vive con los suyos, los Rojos. Son criados, artesanos, panaderos… son gente humilde, sin grandes aspiraciones, pues saben que el color de su sangre les impediría cualquier aire de grandeza. En contraposición están los Plateados, que viven entre lujo…

Lee la reseña completa