Publicado el

Batman de Arkham y otras leyendas, de Enrique Alcatena

Batman de Arkham y otras leyendas

Batman de Arkham y otras leyendas¡Arr! ¡Barco a la vista! ¡Mostrad los colores, miserables ratas de sentina! ¡Sacadle brillo a vuestras espadas y clavadlas en los fétidos corazones de esas cucarachas hambrientas!

Lo reconozco, las historias de piratas me vuelven loco. Poco hay en sus leyendas que no resulte fascinante. Tienen todos los ingredientes que se les pide a las mejores narraciones de aventuras. Basadas en relatos de las grandes batallas por conseguir el oro de los españoles en el Caribe allá por los siglos XVIII y XVIII, estos cuentos poseen un cariz histórico envuelto en grandes dosis de fantasía y enigmas en alta mar. Las historias están repletas de acción, lo que las hace ideales para convertirse en entretenidas lecturas. Batman de Arkham y otras leyendas, pese a dar protagonismo por el título y la portada a la historia con la que comparte antología, incluye dos aventuras de piratas que aúnan lo mejor de este tipo de lecturas, pero con el incremento de ver a Batman, Robin, Catwoman o Joker convertidos en temibles corsarios. En seguida comento lo más destacado de este cómic que, ya os adelanto, va a hacer las delicias de los amantes de las buenas ilustraciones.

Los cuentos de piratas han dejado una huella imprescindible en la literatura a través de sus pintorescos personajes siempre actuando en pos del honor y la valentía que caracterizaba a aquellos hombres rudos que lucharon y saquearon grandes botines cuando los reyes de España poseían el control del oro en el Caribe. La Corona de Inglaterra intentaba apropiarse de tan preciadas posesiones y, en ocasiones, alistaban en sus filas a piratas para que hicieran el trabajo sucio. A partir de ahí se formaron diversos bandos que intentaban conseguir sus propios tesoros y se crearon leyes infranqueables que todo hombre debía respetar. Después llegaron las leyendas de valientes piratas que arrasaron poblaciones enteras y consiguieron escapar de la horca y de otros peligros, como las míticas bestias marinas que surgían de las profundidades del océano. Los temidos piratas dominaban el mar.

Muchas son las aportaciones sobre corsarios y bucaneros en la literatura. Desde cuentos infantiles a tenebrosas historias adultas, la piratería ha gozado de una espléndida muestra de narraciones impecables. Y por supuesto, el cine no ha hecho más que agrandar el mito con, entre otras, la exitosa saga de Piratas del Caribe sobre las aventuras del excéntrico capitán Jack Sparrow (Johnny Depp). Todas estas aventuras han bebido de dos de las más importantes obras literarias de piratas: La Taza de Oro, de John Steinbeck, donde se narra la historia de Henry Morgan, el más famoso bucanero que ambicionaba hacerse a la mar y conseguir grandes tesoros y que, pese a tenerlo todo, anhelaba aquello que siempre le era negado, el amor. En esta novela, centrada en los históricos y reales saqueos a la ciudad de Panamá, conocida como la Taza de Oro, se reflejan los códigos de honor de los piratas que prácticamente han continuado el resto de narraciones sobre piratería. Otra de las obras cumbre de este género aventurero es El Corsario Negro, del escritor italiano y gran especialista en novelas de acción Emilio Salgari. La historia de este otro corsario se relaciona con la anterior ya que uno de sus ayudantes no es otro que un joven Henri Morgan, aún preparándose para convertirse en el gran pirata que llegaría a ser. La romántica historia de El Corsario Negro no solo muestra las reglas de la piratería sino el sentimiento más elevado sobre el honor y la lealtad de los hombres de mar.

Todas estas características comunes a las leyendas de piratas han sido tomadas en cuenta para una obra rompedora, original y excitante como la que recoge el tomo Batman de Arkham y otras leyendas. Créeme cuando te digo que he leído a uno de los mejores Batman que puedas imaginar. Aunque en realidad, lo mejor de este cómic son sus dibujos. Corren a cargo del argentino Enrique Alcatena que se convierte en protagonista indiscutible de este tomo elevado a la categoría de obra maestra. Sin duda su nombre aparece en letras grandes por encima de los guionistas que escriben las historias que contiene el cómic, Alan Grant y Chuck Dixon, porque la genialidad de su talento bien merece reflejar en portada su labor. Yo todavía no puedo quitarme de la cabeza las viñetas que ha creado. Imposible hacerlo.

El tomo pertenece a la colección Otros Mundos; historias que narran las vivencias de los héroes de DC si vivieran en otra época y contexto. En el caso de Batman de Arkham y otras leyendas, las historias que se agrupan en esta antología pertenecen a dos épocas distintas; la primera de ellas traslada al Caballero Oscuro al Londres de 1900 donde Bruce Wayne es un afamado doctor que intenta encontrar una cura para los pacientes de Arkham durante el día y por la noche se cubre con su capa para intentar capturar al Joker. En esta obra, el tono pulp se hace patente además con el respetuoso homenaje que el dibujante dedica al Batman de Bob Kane. Sus puntiagudas orejas se perfilan en los morados cielos como una sombra.

La segunda de la historias es la dedicada al mundo de la piratería. Aquí viene la genialidad de este cómic. La estética de los personajes te va a dejar con la boca abierta y por supuesto se quedará grabada en tu retina. Muchos son los cómics que han plasmado una imagen de Batman o de sus villanos y las han convertido en icónicas. La ya citada de Bob Kane, el Joker de camisa hawaiana de Brian Bolland, la vigorosa corpulencia que Frank Miller realizara para El retorno del Caballero Oscuro, el original estilo detectivesco de Francavilla o los modernos diseños actuales de Greg Capullo. Sin duda, los creados por Alcatena formarán parte de este listado de icónicos estilos. Encuadrados en un precioso entramado de viñetas de corte barroco, la historia de saqueos en alta mar por parte del capitán Leatherwing (Batman) y su ayudante, el pirata Alfredo, avanza con un ritmo trepidante propio de las aventuras de corsarios y provoca en el lector una escapada de las tan manidas historias del Hombre Murciélago. El Joker, con una llamativa estética barroca, intenta hacerse con el botín del navío de Leatherwing, así que decide perpetrar una audaz estratagema aliándose con Catwoman. Esta divertida aventura cede el paso a un relato corto narrado en verso que cierra una antología brillante y muy necesaria para devolver el placer de leer historias llenas de fantasía y acción.

Los piratas nunca dejaron de existir, elevaron sus anclas y navegan por el mar del Caribe esperando a que otros den rienda suelta a sus fantásticas leyendas. Era solo cuestión de tiempo que alguien, en su imaginación, volviera a avistar a lo lejos los colores piratas, la ondeante bandera de la calavera. ¡Arriad las velas, repugnantes sapos tuertos, y disfrutad de la leyenda pirata!

 

Un comentario en “Batman de Arkham y otras leyendas, de Enrique Alcatena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *