Publicado el

Cada siete olas

cada siete olas

Cada siete olas, de Daniel Glattauer

cada siete olas

Poco más de medio año hemos tenido que esperar para ver publicada en España la continuación de Contra el viento del norte, uno de los últimos títulos de Alfaguara con más éxito. No es mucho tiempo tratándose de estas cosas, pero uno siempre aguarda con avidez aquello que cree que va a ser bueno, ¿verdad? Porque está claro que después de que Daniel Glattauer nos sorprendiera tan gratamente con el primer libro, no podíamos esperar otra cosa. Así que nada, aquí nos encontramos otra vez con “Cada siete olas”, la nueva novela del autor, una obra que nada más empezar ya nos quita las horas de otros quehaceres para seguir leyendo.

En “Contra el viento del norte” del norte Daniel Glattauer nos cautivó con la creciente y difícil relación entre Leo y Emmi, que pasó de ser puramente curiosidad a un extraño romance. Se nos presentaban dos personajes que iban descubriéndose poco a poco, a base de toda clase de preguntas y actuaciones, limitándose siempre al medio del correo electrónico. En “Cada siete olas”todo ha cambiado. La situación ya no es la misma. Después de tantos correos, ambos se conocen ya muy bien, saben cómo va a actuar el otro antes de que lo haga, lo que va a decir. Incluso logran superar uno de sus principales miedos comunes: el de conocerse en persona.Así que ahora lo que buscan desesperada e inconscientemente, o quizá no tan inconscientemente, es saber si realmente se aman. ¿Son un simple y pasajero capricho el uno para el otro? ¿Qué hay realmente entre ellos? ¿Amor, amistad, refugio de una infelicidad oculta? ¿Por qué siguen escribiéndose? ¿Qué hay tras esa necesidad de seguir sabiendo el uno del otro? Sí, los correos –unas veces cariñosos; otras, amargos y hasta violentos- continúan produciéndose en busca de respuestas.


Y son estas mismas respuestas las que también busca el lector en cada página, en cada mensaje. Nos preguntamos continuamente si ciertamente es posible que haya un futuro donde Leo y Emmi acaben juntos o si, sencillamente, es eso lo que nosotros queremos: un final feliz.  Al final lo sabremos, y menos mal, porque después de tantas vueltas (metafóricas y diría que también literales) una acaba por impacientarse. Son demasiadas complicaciones, demasiados aplazamientos, demasiadas páginas al fin y al cabo que hacen, para mí, que este segundo libro sea totalmente innecesario para la historia de la pareja. Es cierto que los objetivos del autor ya no eran los mismos, pero ¿hacía falta saber el verdadero final de Emmi y Leo? ¿No era suficiente con intuirlo o imaginarlo –cada cual en función de sí mismo- al acabar “Contra el viento del norte” con aquellas estupendas páginas finales?

Recuerdo que en la reseña de éste último acababa cruzando los dedos deseando que “Cada siete olas” fuese al menos tan bueno como su predecesor. Y en cierto modo he tenido suerte: el libro es bueno. La escritura fresca y ágil de Glattauer (¿o quizá debería decir de Leo y Emmi?) sigue intacta. También los dos personajes creíbles, humanos como tú y como yo. Y, como decía a antes, de igual modo nos roba el tiempo y nos pica la curiosidad desde el principio para seguir leyendo más y más hasta haber acabado con la última frase. Pero cuando lo haces y empiezas a reflexionar sobre lo leído, te das cuenta de hasta qué punto Daniel Glattauer fue condicionado por sus ya millones de seguidores para continuar con la historia que empezó con “Contra el viento del norte” y que, como él mismo ha confesado en varias entrevistas, no tenía intención de hacer.

Lo que está claro es que este autor alemán merece la pena. Sin duda debemos seguir esperando a que nos deleite con otra nueva novela, con otra historia original y con otros nuevos personajes tan carismáticos como los que ya sabemos que es capaz de crear.

“Fw:
Sentir nunca es engañar, querida Emmi. Sólo está mal que uno manifieste sus sentimientos cuando eso hace sufrir a otra persona. […]”

 

Y vosotros, ¿estáis de acuerdo con lo que dice Leo? ¿Está mal que uno manifieste sus sentimientos si eso hace sufrir a otra persona?

Judit Rodríguez ( judit@librosyliteratura.es )

 

8 comentarios en “Cada siete olas

  1. Tengo muchas ganas de leerla pues la primera me dejó con muy buen sabor de boca aunque me da que no tiene un final feliz… ¡Saludos!

  2. como he indicado en otros comentarios de esta pagina, no me gustan nada los libros en serie, las novelas con continuacion, no se porque pero de entrada me niego a entrar en ese juego, es un negocio para el autor y para las editoriales, yuo quiero libros con principio y fin, no esperar un año para ver como sigue, así que no entrara ninguno de los dos en mis lecturas, a no ser que me los regalen como me paso con la serie milenium que me la regalran y alguna vez la leere.

  3. Bueno, me quedó picando la compra del primero desde que lo reseñaste. Lo esperé, lo busuqué en las librerías y nada. Hasta que un mes atrás,salió en las revista como la novedad. Me puso de mal humor porque cada libro tiene su momento y sentí que ya se le había pasado a este.
    No es culpa del libro sino que se trajera tan tarde a la Argentina.

    La verdad es que cuando un producto tiene éxito se lo quiere explotar al máximo. Pasa con las series que siguen un hilo de historia y después empiezan a darle muchas vueltas (pienso en The OC, Gossip Girl…) que al final uno se prgeuntan porque no la dejaron en la primera temporada. Habrá que ver, hasta que no lea el primero…y seguramente este tarde en venir, a menos que hayan traído los dos.
    Cómo sea, y resumiendo, tu reseña…como siempre,fantástica.

  4. Marina, ¿qué importancia tiene si el final es feliz o no? Lo importante es que éste esté justificado y que tú lo hayas pasado bien leyendo toda la historia, ¿no? Anímate a leerlo 😉

  5. Pepebadajoz, estoy de acuerdo contigo hasta cierto punto. A mí me gustan las historias con principio y final, lo que no significa que deban estar concentradas en un sólo libro.

    Yo estoy segura que las continuaciones de primeros libros pueden ser buenas, más incluso que las primeras partes, siempre y cuando el autor lo tuviese previsto desde el principio. De este modo te tomas los diferentes volúmenes como si fuese un sólo libro que está dividido en partes por pura comodidad (o intereses económicos). No hay más que mirar la saga de Harry Potter, que empieza genial y acaba mejor.

    Cosa diferente es cuando el éxito de un libro reclama una segunda parte. Ahí ya sí podemos desconfiar más…

    En cualquier caso, Pepe, te recomiendo que leas Contra el viento del norte. No tendrás por qué seguir leyendo su continuación, y si lo hicieses sería por puro interés, y ya sólo por eso merecería la pena.

    ¡Un saludo!

  6. Rose, más vale tarde que nunca. Y si el problema es encontrar ejemplares, ¡podemos solucionarlo rápidamente! Gracias por tus palabras 🙂

  7. Hola, cómo están? Cómo era de esperarse los libros se hacen desear…
    Hace poco consegui contra elviento del norte, pero hacía meses que lo veniabuscando… Lo terminé de leer y no podia creer lo identificada que me sentia con los personajes, ni lo reales que se sienten… Es una muy bella novela, muero por leer la segunda parte… Hoy recorrí todas las librerías y hasta le escribí a la editorial pero me es imposible conseguir un ejemplar, por favor diganme como puedo hacer para leerlo 🙂
    Saludos a todos y el que aún no tiene Contra el viento del norte, esta a tiempo dedescubrir una novela diferente cn mucho sentimiento…

  8. Tanto este libro como la primera parte estan siempre en préstamo en nuestra biblioteca. Supongo que el hecho que nosotras lo recomendamos en nuestro Canal Youtube: http://youtu.be/iEqxMyf-pD8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *