Publicado el

Catwoman 2. La noche de los búhos.

catwoman2

Catwoman 2. La noche de los búhos” de Judd Winick

catwoman2

Cuando hace unos meses me hice con Catwoman 1 no fue porque fuera seguidor del personaje, que no lo soy (o no lo era…) ni porque hubiera leído buenas críticas del cómic (críticas que más tarde sí encontré). No. No tenía ni idea de esa nueva colección, ni la esperaba ni la echaba de menos. A decir verdad, de la gata sólo había leído hasta entonces la etapa de Brubaker (porque me la habían recomendado y me gustó muchísimo) y Catwoman: Si vas a Roma (cuya historia no me gustó, aunque sí el dibujo). Pero hay veces en las que uno tiene que fiarse de su instinto “felino” y esta fue una de esas veces. Lo que me decidió a comprar ese primer tomo fue que el dibujo era de Guillem March, (sí, otro español allende los mares trabajando para una gran editorial) y es un dibujo que me encanta. De camino a la caja lo ojeé por encima, no para acabar de convencerme, sino para regocijarme en el tesoro que me llevaba.

Ya en casa, la historia me enganchó desde el comienzo hasta el final. (Ese asunto con Batman yo nunca, ¡nunca! lo había visto, al menos no tan… así).  Y además había una violencia salvaje y explícita, palizas, sangre, y una trama muy atractiva. Todo digno de ser adaptado al cine por Tarantino. Gocé como un enano. Estaba claro que el segundo tomo iba a caer. Catwoman ya me tenía en su poder.

Y así ha sido. En este Catwoman 2, Selina no las pasa tan putas como en el primer tomo. Incluso puede relajarse un poco y robar por robar, por  el mero placer de sentir la adrenalina y conocer algo parecido a un romance.

Los polis corruptos siguen tras ella para encontrar el dinero que les robó, mientras la gatita se dedica a robar cochazos caros y forma equipo con un joven. Aparecerá también el Tribunal de los Buhos (más que nada para interrelacionar todas las colecciones del nuevo universo de DC) y también se las tendrá que ver con alguien que está tras unas cuantas desapariciones de prostitutas, cosa que removerá indirectamente viejos y olvidados fantasmas de nuestra chica.

Tramas que siguen sin cerrarse, otras que se abren y tampoco concluyen y otra que transcurre en paralelo junto con otros sucesos del nuDC. Y todo tan bien ensamblado como la brillante armadura de Iron Man. Sí, señor.

Catwoman siempre se ha movido ambiguamente entre el bien y el mal según soplaba el viento que más le convenía y eso era (y sigue siendo) parte de su atractivo. En esta etapa el perfil que han desarrollado del personaje es el de una heroína más que el de una ladrona (que también lo es, y mucho). Una chica lista, hábil, muy sensual, amante del riesgo, fuerte pero también vulnerable, sensible,  incapaz de ver una injusticia y permanecer cruzada de brazos y se siente rara al hacer de bienhechora. (Ella misma se pregunta tras hacer una buena obra: “¿Es esto lo que se siente al ser buena samaritana?¿Así es como se siente Batman?  Pues no me gusta. No se me da bien.”)

En un determinado momento de la historia me sorprendió que, siendo tan independiente y solitaria como es, no dudara en recurrir a Batman al verse superada por la situación, pero ya dije antes que Catwoman es lista y, citando sus propias palabras: “Una chica lista sabe cuándo no puede con todo.”

En resumen una historia muy recomendable, que se mueve entre el noir, la aventura, el humor y el drama en un conjunto muy bien engarzado que se lee con mucho agrado, deja muy buen sabor de boca y ganas de más, sobre todo ahora que se hará cargo del guión Ann Nocenti.

La única pega que le puedo poner es la muerte de uno de los personajes. Tranquis, que no destriparé nada. Cuando lo leáis estaréis conmigo en que habría dado mucho juego para futuras entregas que ese personaje siguiera vivo y no el acabar con él tan precipitadamente. Esperemos que eso sirva para mostrar algo relacionado…

Comenzaba la reseña diciendo que no era seguidor de Catwoman, pero el primer número me enganchó y el segundo ya lo ha confirmado: me declaro seguidor del personaje. Han conseguido crear una figura con mucho tirón, con una personalidad que engancha con sus debilidades y sus fortalezas y que puede darnos muchas alegrías en el futuro. Esperemos que de una vez por todas Catwoman ocupe el lugar que merece en el podio de DC al lado del murciélago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *