Publicado el

Chocolat

5_chocolate

Chocolat, de Joanne Harris

5_chocolate

Opinión: Un libro sugerente, muy sugerente, que merece la pena leer, saborearlo, y una vez digerido será difícil que podamos quitarnos el dulce sabor que muchas veces puede tener la vida.

Más Opinión: ¿En qué estaría pensando la editorial al elegir la portada de este libro?

Me dice mi buena amiga, Maite Robles, que después de reseñar Hierba Mora, en el que hablaba de mujeres libres y dispuestas a pagar el precio que se les exige por ser ellas mismas, debería reseñar Chocolate, un libró muy sugerente que me dejó un estupendo sabor de boca, y que aún hoy persiste en mi recuerdo.

Y como me gusta hacer caso a mis amigos, aquí estoy, cambiando la filosofía del aroma de las hierbas por este Chocolate que ha sido un placer para mis sentidos, y un delito, como diría mi médico, para mi sistema arterial. Chocolate me ha hecho recordar esa famosa y conocida frase de que “todo lo bueno engorda o es pecado”, y es que a este libro le viene que ni pintada.

Un libro que se disfruta en todos sus aspectos, literariamente porque está perfectamente narrado, ¡Que gran elección de las palabras!, suaves y sugerentes cuando habla Vianne y oscuras y duras cuando lo hace el cura, Francis Reynaud; y en cuanto a la historia que nos cuenta, porque sin serlo, la hace original, innovadora y distinta.

Pasado el tiempo sigues recordando que Vianne, y su hija, Anouk, llegan a un pequeño pueblo francés en el que deciden quedarse y abrir una chocolatería; bombones, pasteles, trufas y tazas de chocolate caliente son una gran tentación en plena cuaresma. El cura, que es quien dirige a esta pequeña comunidad, junto con algunos de sus acólitos, le declararan una guerra abierta.

Pero amigos míos, ya he dicho que vamos a hablar de mujeres fuertes, de esas a las que no detienen ni los sermones mas iracundos.

Vianne es una mujer emprendedora, fuerte y libre, que tiene un don: Intuir las necesidades de los que la rodean; y con un único objetivo en la vida: Ser feliz y hacer felices a los demás. Pero como casi todos los seres humanos, también tiene su lado oscuro, sus propios fantasmas.

¡Que bueno sería poder pasar por la vida sin los miedos y prejuicios que nos han sido inculcados, y dejar que fuesen sólo las leyes naturales las que rigiesen nuestra vida!

Cuando inicié la lectura tuve una sensación de andar por un espacio intemporal, de hacho creía que la acción se desarrollaba tras la Segunda Guerra Mundial, luego me dí cuenta de que estábamos en un tiempo mucho más cercano, quizá al inicio de los años ochenta. Y esto me lleva a pensar que esta novela es como un cuento: intemporal, con su hada, su príncipe y con su bruja, y naturalmente, con su moraleja.

Me gustan las personas como Vianne, generosas, capaces, emprendedoras y vitalistas, que utilizan su fuerza para alegrar y animar el mundo que  les rodea. Y no me gusta la gente como Francis, ese cura perverso, cargado de “pecados” y terriblemente resentido, capaz de hacer daño a conciencia por unas ideas en las que ni él mismo cree ya.

De fondo encontramos personajes e historias tristemente comunes, la soledad en la vejez, xenofobía, violencia contra la mujer…

Pero si con el tiempo recordamos esta novela, es porque todos sus personajes son entrañables, sí, incluso ese cura, por el que llegas a sentir una cierta compasión al ver su desesperación por no poder vencer ni a la tentación, ni a su propia conciencia.

Una historia que me ha recordado a esas guerras eternas de Don Carnal y Doña Cuaresma, del bien y el mal, del placer y la libertad personal contra el deber común impuesto.

Un libro sugerente, muy sugerente, que merece la pena leer, saborearlo, y una vez digerido será difícil que podamos olvidar, ni quitarnos el dulce sabor que muchas veces puede tener la vida.

Susana Hernández

Otros libros recomendados

18 comentarios en “Chocolat

  1. Lo leí precisamente estas navidades, rodeada de turrón de chocolate y bomboncitos, para acompañar 😉
    Ya había visto la película, pero me gustó mucho el libro también, sobre todo los pedazos de “diario” del cura, que me hacían morirme de la risa; de lo perversa que tiene la mente. Es un libro en el que hay de todo, por la cantidad de personajes, y todos te dejan un buen sabor de boca.

  2. Vi la película cuando se estrenó pero desconocía que estuviera basada en un libro; apuntado queda para leerlo en cuanto pueda.

  3. Si la película me gustó, estoy segura que el libro me encantará. Encantada de conocer el blog. Ya se donde informarme sobre libros.
    Un saludo!

  4. Hola Isi!!!

    Me alegra un montón que coincidamos en las sensaciones que nos ha dejado el libro. Gracias por tu comentario, así conseguimos que más gente se anime a leerlo.

    El día que comentamos este libro en el club de lectura que coordino, recordé que durante su lectura me apetecía comer trocitos de chocolate, así que lleve a la reunión láminas de chocolate que degustamos muy agusto mientras conversábamos.

    Un abrazo !

  5. Encantada de saludarte Luchida!
    No importa, en este caso, haber visto la película, seguro que disfrutará mucho con el libro. Gracias por animarte a dejar un comentario.

    Un Abrazo !

  6. Muchas gracias por tu confianza María!

    Espero que disfrutes con el libro y luego nos cuentes qué te ha parecido en relación con la película.

    Un abrazo!

  7. Yo vi la película hace tiempo en una asignatura de la universidad (Alimentación y cultura, jeje), pero he leído la segunda parte, “Zapatos de caramelo”, y me gustó mucho, sabíais que existía?? Un saludo

  8. Ángela, muchísimassss gracias por recordar lo de la segunda parte de este libro, “Zapatos de caramelo”, yo no lo he leído pero ya que me lo recomiendas, me lo propongo para este veranito.

    Un abrazo!

  9. Pues yo no he visto la pelicula, y el libro lo he visto pero con una portada mucho menos sugerente, pero me gusta mucho lo que has escrito sobre el, asi que se viene a mi plan infinito, por cierto me ha hecho gracia eso de que lo bueno engorda o es malo… más o menos no recuerdo las palabras exactas, porque sera por dios… Como siempre una estupenda reseña, y a mi tambien me gustan las personas emprendedoras, vitales, generosas que a su alrededor siembran alegría, yo no siempre lo consigo a veces me hundo en las cienagas

  10. Si Carmina, es una triste realidad: “Todo lo bueno engorda o es pecado” je, es una frase que me gusta mucho.

    Y ya ves, incluso Vianne tiene sus momentos oscuros, así que lo bueno que encontré en este libro es que si esta señora en alguna ocasión se “hunde en las ciénagas”, aunque sólo sea hasta los tobillos, tampoco pasa nada porque nosotras, pobres mortales, nos demos un chapuzón de vez en cuando. No?

    Un abrazo!

  11. Pues yo tengo pendiente de leer “Zapatos de caramelo”. Creo que como “Chocolat” me gustó tanto tengo miedo de que ahora este otro me decepcione un poco. Pero ¡en fin! si no lo leo no lo sabré ¿no? Tengo que animarme.

  12. Dan ganas de salir corriendo. Porque, aunque no sea el caso de este Chocolate, es de un empalagoso que asusta

  13. Mertxe, lo confieso, yo también lo tengo pendiente, así que la primera que lo lea que diga algo sobre él. Vale?

    Aunque por lo que ya nos van diciendo, parece que también estará muy bien.

    Un abrazo!

  14. Pues Miguel, no puedo estar más de acuerdo contigo, además, como decía Carmina, hay otra portada, pero es…, incluso peor, así que dudé al decidirme por una de ellas.

    Algunas editoriales no sé en qué piensan, o lo que es peor, no sé si se han leído el libro.

    Un abrazo !

  15. La verdad es que la película no me ha gustado mucho. Pero no descarto leer el libro porque por lo general, cuando leola novela y veo posteriormente el film me quedo con el libro. Así que, leeré la novela para comparar.

  16. Muchas gracias por el comentario Vera!

    Me interesará, y mucho, que luego nos digas que te ha parecido el libro.

    Un abrazo !

  17. Susana:
    tengo ganas de leer este libro desde que Isi lo reseñó y no se por qué lo he ido pasando ¡ya es hora de ponerme a leerlo! ¡gracias por recordarme con tu reseña, mi intención! 😉 que a veces se cuelan otros en la lista y bueno…¡hay que poner remedio!
    un abrazo,
    Ale.

  18. Te entiendo muy bien Ale, yo también tengo siempre un montón de libros en mi lista pero gracias al Club de Lectura este debí adelantarlo, y me alegro mucho de haberlo hecho.

    Un besico!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *