Publicado el

Cuatro Cuentos Rusos

Cuatro cuentos rusos, de Javier Vázquez Ezcurdia

cuatro cuentos rusosTítulo: Cuatro cuentos rusos
Autor: Javier Vázquez Ezcurdia
Ilustradora: Mar Villar
Editorial: Nalvay
Páginas: 72
ISBN: 9788494026560

Nos habla Javier Vázquez, en el primero de sus Cuatro Cuentos Rusos titulado El Planeta Grotzen, que a Doña Gretzen Grotzen “las vecinas la temen, porque cuando abre la boca es un puro derroche de palabras. Tantas es capaz de sacar de la garganta que, una vez que se quedó muda, el doctor le dijo que la causa era un atasco colosal de palabras enquistadas. Palabras feas, de esas que se piensan y no se dicen, y que, de no soltarlas, se quedan enganchadas como garrapatas a las cuerdas vocales…”

Y es que supongo que el autor ha descubierto que el alma está en el mismo nacimiento de las palabras, esas que solo los humanos podemos comprender. Las palabras son lo más importante que una persona posee. También los abrazo son importantes ¡Y los dibujos! Porque las ilustraciones que ha realizado Mar Villar son el complemento ideal para esta lectura.


En el segundo cuento, Sopa de Amor a la Topolinooff, conoceremos a la Señora Topolinova, que está nerviosa como una novia el día de su boda ¡Regresa Anatoli! Su querido astronauta que cree que ha visto todo en sus viajes espaciales, pero no ha visto nada comparado con el firmamento que juntos verán al darse un nuevo beso.

El tercer cuento nos habla de La Signorina Limoncelli, sí, “aquella chica rubia y despampanante que olía a limones y anunciaba perfumes de violeta, la misma que bebía champán del caro en las fiesta de copete de Cinecittá”. Las niñas soñaban con ser como ella Pero … ¿Qué ocurrió con Monna Limoncelli?

El Estreno Bedemille, el último de los cuentos, en la que el autor nos sorprende con la estupenda historia de Olegario Bedemille, donde volvermos a encontrarnos con es resto de los personajes.

En definitiva unas historias que se entrelazan y en las que nos sumergiremos en el mágico mundo de los cuentos a través de un torrente de palabras, sonido y colores. Este tipo de historias que algunos llamamos cuentos para niños grandes, ya saben, dirigidas a un público muy familiar, o lo que es lo mismo, para que lo lea todo aquel que lo tenga al alcance de la mano.

¿Leer? 😀 ¡El libro tiene sorpresa!

¡Pasen y vean! Igual que no hay nada mejor que escuchar a un poeta recitar sus bellos poemas, no hay nada mejor que escuchar a un contador de historias contar sus cuentos ¡Y más si son Cuatro Cuentos Rusos!

Las nuevas tecnologías al servicio de la lectura, Javier Vázquez, que es también locutor de radio y tiene una bonita voz, se la presta a sus propios relatos y lo comparte con todos los lectores a través de Cuatro códigos QR que figuran al final del libro

– ¡Jolines que bien, buena idea la de Nalvay!
– Pues sí, ya te digo, lo lees y luego dejas que el autor te lo cuente
– Y luego dejas que se lo cuente al pequeñajo una y otra vez 😉
– Ah! Pues me has dado una idea

Susana Hernández

Otros libros recomendados

3 comentarios en “Cuatro Cuentos Rusos

  1. Pues mira, sí es una idea dejarse contar unos cuentecitos. Fantástico para que suplanten la voz de las mamás y papás (aunque sólo sea de vez en cuando), y fantástico para los grandullones para transportarse a la infancia.
    Como dices, primero leerlos y después dejarse leer. Me gusta la idea 😀

  2. Me alegra que te guste la idea de cuenta cuentos, eso sí, como bien dices, primero leer y leerles y después ya… Lo otro 😉

    Y ojo, que si uno sabe buscar en un cuento, hay mucho que encontrar 😀

    Un abrazo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *