Publicado el

Cuentos para niños no tan buenos, de Jacques Prévert

Cuentos para niños no tan buenos

Cuentos para niños no tan buenosEste 2017 se cumplen cuarenta años del fallecimiento de Jacques Prévert y Libros del zorro rojo ha editado Cuentos para niños no tan buenos como homenaje a la figura del original autor. Si no conocéis a Prévert deberíais saber que fue un hombre muy polifacético. El francés fue poeta, dramaturgo y guionista cinematográfico. Participó en el movimiento surrealista y a él se le atribuye la invención de la práctica del cadáver exquisito, esa técnica literaria tan utilizada por los autores surrealistas. Su poemario Paroles y su guion de la película Les enfants du paradis le otorgaron gran reconocimiento.

Me parece fantástica la idea de Libros del zorro rojo de rendir homenaje a Prévert. El olvido es a veces muy injusto, pero para eso estamos nosotros, ¿no? Para encargarnos de que los grandes genios nunca mueran del todo.

Una de las cosas que me llamó la atención de este libro, además del autor, fue el título tan original. Además, saber que era obra de Prévert y que en él iba a encontrar esa dosis de absurdo que tanto me gusta era casi una garantía de éxito. Entre mis autores favoritos se encuentran Ionesco y Beckett, así que ya podéis entender por qué me gustan tanto el surrealismo y lo absurdo.

Cuentos para niños no tan buenos, como su título indica, es un libro dirigido a niños. O eso se supone. La verdad es que no he hecho la prueba aún de dejárselo a alguno de mis sobrinos a ver qué le parece. Ya os he contado alguna vez que de vez en cuando les regalo mis libros infantiles y los comentamos cuando los han leído. Es también una buena forma de saber si el libro gusta. Tengo unos críticos geniales.

Pero, como os decía, aún no he podido comentar este libro con ellos y me estaba preguntando si les gustaría, si ellos entenderían este absurdo tan absurdo que se pasea por sus páginas. Luego he pensado que menuda tontería. ¿Pero cómo no va a entender un niño el absurdo? En cualquier caso, el problema lo tendremos los adultos, con nuestras cabecitas tan reflexivas, tan lógicas y tan llenas de sentido común. Bien podríamos ser más niños en ese sentido, digo yo.

Cuentos para niños no tan buenos viene acompañado de las ilustraciones de la argentina Elsa Henríquez. Trazos gruesos en blanco y negro que acompañan brillantemente la carga surrealista de los cuentos.

¿Y sobre los cuentos? Pues tenemos todo tipo de personajes protagonistas: antílopes, avestruces y camellos. También hay humanos, pero lo cierto es que no quedan en muy buen lugar. Con gran ironía y humor, Prévert realiza una juiciosa crítica social a los seres humanos desde el punto de vista de los singulares animales. Como os decía, no es que salgamos muy bien parados, pero claro, es que a veces nos lo merecemos.

Un genial libro del que obtener varias lecturas y con el que mirarnos el ombligo con un poco de vergüenza. Que, de vez en cuando, falta nos hace.

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *