Categorías
DeBolsillo Doris Lessing Libros de Drama Libros de literatura anglosajona: literatura inglesa y americana Reseña

El cuaderno dorado

El cuaderno dorado, de Doris Lessing

P86822A.jpgTítulo: El cuaderno dorado
Autora: Doris Lessing
Editorial: DEBOLSILLO
Páginas: 864
ISBN: 9788483468227

 Sí, ya lo he terminado, bueno, hace unos meses, y aun me pregunto si este libro no debería haberlo leído hace años; pero también es cierto que entonces no hubiese calado en mí de esta manera en que ahora lo siento. Es probable que lo hubiese leído, como leí muchos otros en  mis años más jóvenes, libros que terminé como para poner una muesca en mi lista de rarezas leídas.

No hubiese hecho, porque culturalmente no estaba preparada, esto que la propia Doris Lessing dice:

“Solamente hay una manera de leer, que es huronear en bibliotecas y librerías, tomar libros que llamen la atención, leyendo solamente esos, echándolos a un lado cuando aburren, saltándose las partes pesadas y nunca, absolutamente nunca, leer algo por sentido del deber o porque forme parte de una moda o de un movimiento. Recuerde que el libro que le aburre cuando tiene veinte o treinta años, le abrirá perspectivas cuando llegue a los cuarenta o a los cincuenta años, o viceversa. No lea un libro que no sea para usted el momento oportuno…”

Recuerdo el principio de su lectura, fácil y muy visual, casi como una obra de teatro, y entras en el juego; así conocí a la que sería la protagonista de estos cuadernos, Anna Wulf, escritora de una novela de mucho éxito, pero que en este momento se siente perdida y bloqueada, y sabe que solo a través de la escritura podrá salir de ese enorme bache personal en el que se encuentra, lo necesita  para comprenderse y comprender ese mundo que tan rápidamente se va transformando bajo sus pies, un mundo al que no sabe como enfrentarse, y ella no quiere estar parada, ha decidido moverse, colaborar con ese motor de cambio.

Pero uno no va solo por la vida, y aunque cada cual deba enfrentarse en solitario a sus fantasmas,  la vida, por lo general, se comparte. Y en este caso Anna la comparte ahora con su amiga Molly Jacobs, que vive de su trabajo como actriz.


La literatura, en ocasiones es como la vida, complicada, y además nada es lo que parece, y resulta que aquella lectura más sencilla que simple, se va tornando complicada y reflexiva, y es que hablar de guerra, comunismo, política, racismo, amor, sexo, familia, feminismo, conflictos generacionales, el paso del tiempo… nunca puede ser fácil si se  pretende una cierta profundidad. Y si alguien pretende una lectura lineal siguiendo la historia bien de Anna, bien de Ella, o de Julia, o de la mismísima Marion a la que me es dificilísimo comprender, fracasará en el intento de degustar esta novela.

doris-lessing La autora decide fragmentar la vida en cuatro cuadernos: negro, rojo, amarillo y azul, supongo que era difícil enfrentarse a la vida en conjunto en aquellos años anteriores y posteriores a la II GM. Y en cualquier caso qué complicada se debe hacer la vida cuando se intenta razonar la lucha contra Hitler desde la Sudáfrica del apartheid, o la defensa del feminismo desde el comunismo, cuya comunión no fue más que otra ilusión y oportunidad perdida.

Creo que nos encontramos con una novedosa composición a la que hay que llegar con una mente abierta. Dispuestos a disfrutar tanto de la  historia de la vida de estas mujeres como de esos cuentos y relatos sueltos, algunos de una brillantez absoluta, además, por la profundidad con la que trata la mayor parte de los temas podemos decir que nos lleva a un tiempo pasado pero desde reflexiones que pueden ser de lo más actuales.

Es posible que usted ante esta reseña tan apasionada se tire literalmente a la búsqueda de este libro, hágalo, que no seré yo quien le frene, pero léalo por gusto,  y ya sabe, en honor a la propia Doris Lessing, si acaso algo no le satisface, pare y espere a que el libro le llame, que le llamará … Seguro.

No sé si somos lo que recordamos, incluso si somos lo que un día escribimos y de lo que después nos podemos arrepentir, o no, pero una vez que sale de la mano del autor ya no te pertenece, una vez publicado ni tan siquiera eres tu, te has convertido en parte del lector, …  Pero siempre quedará esa duda del autor, el autor, que siempre se ve reflejado en su obra, incluso cuando ya ha trascendido de el mismo ¡Qué extraño!

“Para mí está claro que ahora no puedo leer la novela sin sentir vergüenza, como si fuera desnuda por la calle…”

No es casualidad que esta mujer haya recibido todos los grandes premios que un autor puede recibir. Como ejemplos, el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2001 y  Premio Nobel de Literatura en 2007, premio que se le otorgó por su “capacidad para transmitir la épica de la experiencia femenina y narrar la división de la civilización con escepticismo, pasión y fuerza visionaria». Y esa capacidad es la que se refleja claramente en este Cuaderno Dorado.

Pero ya se sabe que nunca se escribe a gusto de todos, y quiero destacar, de entre los críticos literarios (todos varones) que se manifestaron en contra de otorgarle el Nobel a esta autora, al conocido estadounidense Harold Bloom y al crítico alemán Marcel Reich-Ranicki, ámbos de origen judío, siendo este último quien manifestó que, lógicamente, Philip Roth era un escritor más importante y significativo que la Sra. Lessing … ¿Perdón?

No dudo que Roth sea más ordenado, más objetivo e incluso puede que más divertido, pero … Me alegra profundamente que, incluso faltando muchas más mujeres que hagan crítica literaria, mujeres escritoras como Doris Lesisng no hayan pasado desapercibidas en la historia de la literatura.

Susana Hernández

Por Susana Hernández

Hola amigos, soy Susana Hernández, nací en Valls y allí pase mi infancia pero he vivido en Zaragoza toda mi juventud. En la actualidad resido en la Comarca de Cinco Villas, donde he aprendido a amar la tierra, “la que piso y la que sueño, y aquella con la que me funda cuando polvo sea...”. Felizmente casada y con una hija estupenda.

El foro de Mujeres Progresistas tuvo a bien publicarme un poemario, “Vivir las Cinco Villas”, en el que deseé compartir con mis amigos el amor por la tierra en la que vivo y el respeto por su historia…, y la mía. Y fundirlas en una sola. La memoria histórica está muy presente en mis versos, dando voz a los que un día debieron callar; y la lucha de las mujeres, y la desigualdad… Y de eso escribo y de eso leo y de todo esto hablo en mis reseñas.

Trabajo en un despacho de abogados, y será por ello que también Themis, la justiciera del reino de Zeus, aparece entre mis poemas; fuera de mi jornada laboral, o incluso al mismo tiempo ;) , me dedico básicamente a temas relacionados con la cultura en general y la literatura en particular. Lectora empedernida, amante de la buena conversación, redactora, animadora a la lectura, reseñista, community manager, guionista, colaboradora de revistas literarias… Eterna aprendiz de poeta y exploradora de sentimientos.

6 respuestas a «El cuaderno dorado»

Susana, que preciosa reseña…no sé si pasaste por mi blog, pero hace poco hablaba de este libro. Aún estoy leyéndolo…poco a poco…convirtiendome en una lectora que participa de la propia historia de Anna….
Pero Susana, lo que más me ha gustado es cómo hablas del libro…los fragmentos que has rescatado…y las reflexiones a las que te ha llevado su lectura.
Lo del Nobel, una lástima…aunque sinceramente…no soy de premios…casí nunca leo libros reconocidos o premiados,…me quedo muy a gusto con los “ausentes” en esos círculos,…Jane Austen tampoco tuvo muchos premios, ni Virginia Woolf (aunque ambas obtuvieron reconocimientos en vida), ni tantas otras mujeres escritoras que dieron paso a una literatura extensa o pequeña…pero de gran interés…
Un placer pasar por aquí y haber leído esta reseña…nos leemos!!

Naturalmente, María, que sigo acercándome a tu preciosa casa y siempre con la taza de té en la mano (quizá mi presencia sea en exceso silenciosa) 🙁 leí tu reflexión sobre las palabras de Doris en relación con la educación. Qué actual es siempre esta mujer! NO es que me importe que le dieran el Nobel o no, pero sí es bueno que ciertas mujeres estén más visualizadas, y este tipo de premios hacen que sean, al menos, más leídas. Estás mujeres que han contribuido a que nuestro mundo cambie deben estar siempre en valor. Gracias por todo lo que aportas

Un abrazo

Yo misma, Susana. Lo empecé hace muchos años, y lo dejé porque me daba cuenta que no lo estaba entendiendo, tenía escasez de años, o de madurez 😀 Ahora me parece un libro fantástico para comprender unos años en que la mujer queriendo vivir otras vidas más allá de las convencionales, se encuentraron con el estigma -podrìa casi decirse- de las que no van por el camino trazado.

Ya sabes que ese “… ¿perdón?” me pirria, jajaja, y encima ni siquiera creo que Philip Roth sea más objetivo, puede que más divertido, pero no más objetivo (tengo entendido que es algo misógino. encima). Este libro es muy objetivo, si se piensa en aquellos años, no en estos, en los que gracias a Dios la mentalidad sobre la mujer ha mejorado algo.

¡Cuántos temas! ¡Sí! : ” guerra, comunismo, política, racismo, amor, sexo, familia, feminismo, conflictos generacionales, el paso del tiempo… ”

Están muy bien precisamente esas dos contradicciones que traes: El conflicto en Sudáfrica, y las razones de los ingleses y aliados por las que luchan contra Hitler; o el comunismo con la igualdad de sexos.

Si no lo hubiera leído, me lo leería despuès de esta brevísima exposición.

Me alegra mucho que este libro lo hayamos disfrutado juntas, Iciar! Y desde luego creo que tienes toda la razón respecto a que para leer este libro hay que tener ya un cierto recorrido personal, lo que viene siendo “tener una edad” jajaja

Lo del, perdón? Jolín es que mira que hay pocas mujeres a las que se les conceden grandes premios, pues aún asi, a algunos les parecen demasiadas 😉

Besico !

Una reseña preciosa! Tendré en cuenta tus argumentos cuando me anime a descubrir a esta autora. No parece fácil. Aunque creo que lo difícil está en leerla en el momento adecuado. No sabía que hubo tantos hombres en contra de su premio Nobel… Me ha sorprendido.
Besotes!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *