Publicado el

El guardián del tiempo

el guardian del tiempo

El guardián del tiempo, de Mitch Albom

el-guardian-del-tiempoCuándo uno sufre, le sobra todo el tiempo del mundo, más aun, le sobran hasta los pocos minutos que le puedan quedar a ese día del que ya nada quiere saber.

Esa es la realidad cuando el tiempo se hace insoportable.

No es un dolor físico por una enfermedad, que también, el dolor por el que alguien quiere poner fin a su vida, ese tiene que ver con un dolor profundo del alma, un dolor no medible, un dolor inabarcable.

Medir el tiempo era necesario, el tiempo REAL, tic,tac, tic,tac… Pero medir el tiempo no fue bueno para el ser humano.

¿Se imaginan vivir sin tener que medir el tiempo?

Trabajar soooolo hasta que nos cansemos
O tengamos lo suficiente para vivir.
Dormir hasta no tener más sueños.
Reír hasta quedarnos sin aliento.
Sobremesas continuas.
Fines de semana de 14 días.
Viajes infinitos.
Lecturas insaciables.
Abrazos eternos …

Pero alguien, en algún momento,  decidió medir el tiempo y todo cambió.

El guardián del tiempo. Sarah es una muchacha de diecisiete años a la que le sobra todo el tiempo ¿Quién no ha querido terminar con todo en plena adolescencia? Casi no tiene amigos, padres separados, discusión continua con su madre, primer desamor… ¡Claro que el tiempo sobra!

Víctor está en eso que, los que cuentan el tiempo, llamarían “la tercera edad”, es un empresario con mucha fama y mucha pasta, pero con poco tiempo, sufre de muchos años y una enfermedad incurable.

Otro curioso libro el salido de la pluma de Mitch Albom, ya saben, sí, el autor de Martes con mi viejo profesor (imposible no hacer referencia o alusión a este libro de culto), es cierto que su reencuentro con Morrie Schwartz, le cambió, y una vez más reaparece con un libro distinto, literario sí, pero de esa literatura tan especial de Albom.

En esta ocasión quiere explicarnos que el tiempo no es igual para todos, no es igual para  Sarah y Víctor, que nada tienen en común, sin embargo, los dos quieren cambiar el tiempo que les queda de vida. Y ahí está el Padre Tiempo, el que regula las horas y los días, ese que quiere mostrarle a Sarah y a Víctor el verdadero sentido del tiempo, y el sentido del tiempo es el sentido de la vida.

Un libro para disfrutarlo entre las manos de toda la familia, para niños, porque incluso ellos comprenderán una gran parte de la historia; para jóvenes que descubrirán que el tiempo tiene su importancia, tic-tac, el tiempo es vida y la vida es importante; para padres y adultos que temen ese paso del tiempo, cada minuto es único, no podemos seguir a expensas de que llegue el fin de semana para vivir, cada minuto que no disfrutas, que no vives, es un minuto perdido… Tic-tac, tic-tac ¡Medir el tiempo es tan relativo!!!

Hoy, que soy feliz, quiero todo el tiempo del mundo… Tic-tac, tic-tac

Si quieres tiempo, disfruta de este que ahora tienes.

Susana Hernández

2 comentarios en “El guardián del tiempo

  1. Me ha recordado un poco a Momo, aunque no sea exacto, porque aquí si no he entendido mal, habla de la relatividad del tiempo, pero el objetivo final es un poco el mismo, creo, el de valorar nuestro tiempo. A menudo pienso en esto, ya que me voy acercando al final de recorrido.
    Una genial propuesta para finalizar el año.
    Un abrazo y ¡feliz Navidad!

    1. Bueno, yo diría que MOMO está en otra dimensión… 😛 Pero básicamente valorar el tiempo y priorizar es lo que nos dice Albom. Cada vez tengo más claro que hay que vivir cada minuto como si fuera el último, con cabeza y corazón.

      Mis mejores deseos también para tí en esta Navidad !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *