Publicado el

El guardián entre el centeno

el guardian entre el centeno

El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger

 
el guardian entre el centeno

 

Insistencia:  “Tenés que leer este libro”, me repetía mi amiga Iael. “¿De qué trata?”, preguntaba yo, un tanto reticente. “Léelo, es…un chico rebelde, léelo”, me contestaba vagamente. Un año entero esta conversación sucedió una y otra vez. No fue hasta la muerte de J. D Salinger, su autor, que dejé de vacilar en la lectura de El guardián entre el centeno. Supongo que la noticia de su fallecimiento, lo que me dio la certeza de que este libro era clave entre la literatura del siglo XX.

Escrito en primera persona, es Holden Caulfield quien nos habla. Un adolescente que desde la primera palabra desnuda su intimidad y la comparte con nosotros. Por su bajo rendimiento, lo echan de la escuela secundaria de Pency. Allí comienza la historia, en los días posteriores, donde comienza a pasear por Nueva York y nos brinda las impresiones de su realidad.

Es un adolescente rebelde, que insulta a tontas y a locas en cada momento disponible. Lo hace porque nada le gusta, porque es una forma de sacar su bronca interior. O al menos eso queremos creer. Es el típico chico que nada le viene bien, que lo tiene todo pero está infeliz. Holden nos llevará a sus visiones, donde prácticamente no hay nada que no le moleste.

A medida que el libro avanzaba, iba descubriendo rasgos de un Holden tranquilo, un tanto hogareño. Los recuerdos con sus hermanos aparecen todo el tiempo, en especial con su hermanita menor Phoebe. Debo decir que esa conexión entre ambos hermanos me capturó, me enterneció. Es un vínculo que él lo va a definir de distintas formas pero nunca desde el amor. Va a decir que le gusta pasar tiempo con ella y la va a adular en cada ocurrencia. Lo que cuenta Holden basta y sobra: la adora.

No queda afuera el despertar sexual, sus dudas, su inexperiencia. Sobran encuentros con mujeres para que Holden nos arroje su punto de vista que pasa del desdén a la fascinación. Intenta ocultarnos todo para no caer en el mismo estereotipo que sus compañeros de Pency, que tanto le molestan. Todo compilado en su pequeña hazaña por Nueva York mientras se debate en planes futuros, lejos de todos para escapar de su realidad.

No me queda más que insistir en que este libro merece ser leído. Puedo enumerar las razones: Salinger escribió en primera persona y Holden nos habla directamente a nosotros, se crea un ida y vuelta con el lector que sólo al final nos vamos a dar cuenta que lo vamos a extrañar, como a un efímero amigo. La relación con su hermana, otro de los puntos, rompe con la figura rebelde y es necesario para que Holden no se vuelva un personaje odiable a lo Lolita de Nabokov. Los recuerdos de su familia, generan una visión distinta de las que tenemos del Holden en las primeras páginas, cuando se prepara para dejar Pency.

Un último comentario. No es noticia que algunas cosas se pierden en las traducciones de los libros, herramientas propias del lenguaje. Pero, El guardián entre el centeno –si se tiene la posibilidad- cobra un sentido más fuerte si se lo lee en su idioma original, el inglés. Son las palabras, la deformación del lenguaje, el abuso de las expresiones del adolescente norteamericano, que refuerzan la idea de rebeldía, de romper esquemas, de odio. En conclusión, agradezco que mi amiga me insistiera.

 

Rosario Arán

17 comentarios en “El guardián entre el centeno

  1. Cada vez que veo que alguien lo ha leído me pongo contenta porque es un libro muy grande.
    Qué bien que te haya gustado.

  2. Este es uno de mis grandes pecados inconfesables: NO LO HE LEIDO

    Es ese libro que siempre me da pereza empezar, ¡Pobre!, es el más paciente de mi estantería; pero ya que me lo recomiendas tu, es posible que lo inicie en breve, aunque deberé leerlo en castellano (otro de mis pecados es no hablar nada de inglés, pero de esto ya no prometo ni intentarlo jajajaja).

    Gracias por tu recomendación Ros, y por si se me pasa, sigue insistiéndome (jejeje)

    Un abrazo!!

  3. Creo que lo peor que tiene este libro es que levanta tantas expectativas que creo que a me decepciono un poco. Saludos.

  4. También para mí resultó una decepción este libro. Quizá se trate de unos de esos retratos generacionales que luego envejecen mal o simplemente yo no supe conectar con Holden, pero lo cierto es no llegué a encontrarle el sentido. En todo caso, es de esos libros que se adoran o se aborrecen, y esa cualidad de no dejar a nadie indiferente demuestra que algo debe tener.

  5. Bueno, veo que hay opiniones dispares.
    Supongo que se lo odia o se lo quiere, como dijo Javier.
    Para mí lo más fuerte es la relación con sus hermanos, es el aspecto que más rescato del libro.
    Pero muchas gracias a todos por sus comentarios!

  6. Yo lo leí por primera vez cuando tenía 19 ó 20 años y me gustó mucho, me impactó y empaticé bastante con el personaje. Pero lo he vuelto a leer hace un par de años, con 30 y pico y ya no me transmitió lo mismo. Es un libro que tiene su momento y debe leerse, por supuesto, pero las segundas lecturas ya no las soporta tan bien para mi gusto.

    saluditos!

  7. Creo que eso tiene mucho que ver, la edad en que uno lea el libro.
    Es como Lolita de Nabokov, es un libro que a una madre no se lo daría. Es esta la edad ideal para leerlo, la de los 21 años.

    Gracias por tu comentario

  8. Ros, creo que capturaste en perfeccion la esencia del libro. Lo que te paso a ti leyendo es exactamente lo mismo que me paso a mi. Y cuando se termino, me enoje mucho. No queria que se acabara. Queria seguir y seguir leyendo.
    Me gusto mucho tu reseña. Esta muy buena.
    Besos.

  9. Rosario:
    a mi me gustó mucho el libro cuando lo leí, y más que un chico rebelde, vi a uno muy enojado y dolido, sobretodo con un duelo no resuelto. Muy buena descripción de lo que le pasa a los adolescentes cuando van creciendo y sienten que el mundo está contra ellos (y aplica a todas las épocas…)

    Me ha gustado mucho tu reseña ¡gracias!

  10. Leí este libro hace más de 30 años y por aquel entonces me gustó, aunque no me entusiasmó.El año pasado lo volví a leer y me dejó más bien frío,no puedo decir que me desagradara pero se acentuaron aún más las primeras impresiones,después de la primera lectura,a peor.
    He leído también su recopilación de relatos “Nueve cuentos” de Alianza Editorial y pienso que es un autor excesivamente mitificado, seguramente por lo transgresor que resultó en su época y por la vida de ermitaño que eligió.
    Tras su muerte ha vuelto a surgir el “boom” Salinger.Esto me empieza a parecer la “martingala Murakami”.Saludos a todos.

  11. Gracias Miguel por pasarte!
    Puede ser…yo creo que depende muchísimo de la edad, al menos es la conclusión que saco después de los comentarios que leí acá.
    Saludos!

  12. Yo no entiendo que es lo que os ha encantado tanto de este libro.
    Me ha parecido penoso, el protagonista es un idiota, nada le sienta bien, es un inconformista…SIEMPRE!
    Lo he acabado por pena, pero la verdad, me he llevado una gran decepcion.

  13. Matu:
    Jajaja! Tu forma de verlo como un protagonista es un idiota es real. De hecho yo recuerdo preguntarme qué necesidad tenía de comportarse así.
    Pero bueno, al fin de cuentas me terminó encantado en su manera de moverse.
    De todas formas, es genial ver que hay voces a favor y voces en contra. Justamente preguntarse: ¿Por qué a todo el mundo le gusta? A mí me pasa muchas veces.
    Gracias por tu aporte!

  14. Veo que muchos de ustedes ponen como condición el tema de la edad. Les cuento que yo lo acabo de leer, y ya de grande (treintaipico). A mi me pareció una gozada tremenda. Los que dicen que es un idiota tal vez tengan razón. Pero es que a mi me trasladó a mi época de estudiante, en la cuál vivía en Buenos Aires en una pensión donde eramos entre 15 y 25 muchachos. Y recuerdo a uno en especial, con el cual era muy amigo, quien era la misma reencarnación de Holden. Les juro. Era de lo más gracioso, y a su vez era totalmente malhumorado, todo le caía mal. Y a mi me hacía morir de risa a cada rato. Y mientras leía este librito, me iba riendo con las contestaciones de este neoyorkino de clase alta, de un sarcasmo envidiable.
    Mas allá del sarcasmo y del humor, este muchachito hace un par de reflecciones (acerca de la guerra y de la educación) en las que me sentí muy identificado.
    Holden dice en un momento que a él le gustan los libros en los cuales, una vez terminados, le dan ganas de ser amigo del autor. Yo me sumo al comentario, y le agrego que me gustaría ser amigo de Holden, jo

    Rosario, muy buena tu reseña

  15. Darío:
    Muchísimas gracias por tu comentario.
    Bien con la comparación de la pensión en Buenos Aires (yo vivo ahí!!).
    Holden es uno de mis personajes favoritos, es tan mal humorado pero tan inteligente y tan sarcástico, además de la relación que tiene con su hermana que me parece excelente.

    Sin dudas, para mí es un gran libro.

  16. Si lo lei hace mucho tiempo y lo he regalado muchas veces, para mi es un libro excepcional.

  17. le quiero aclarar a matu que su comentario hace un culto a la ignorancia de una manera tan explicita que sinceramente da bronca leerolo ( el cometario obviamente). mira matu,puede no gustarte pero ya decir eso del libro es una falta de respeto hacia holden caulfield que sin duda es un genio que lo demuestra todo el tiempo con su aguda inteligencia, ironia, sarcasmo. un chico ingenioso, muy ingenioso. asi que te pido por favor que reflexiones acerca del comentario que hiciste , pensalo dos veces. ademas si te metes con holden, te metes conmigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *