Publicado el

El honor perdido de Katharina Blum

el-honor-perdido-de-katharina-blum

El honor perdido de Katharina Blum, de Heinrich Böll

el-honor-perdido-de-katharina-blum

Desgloso algunos detalles que me engancharon de esta novela y que fui apuntando conforme la leía (me da pereza ahora enlazarlo todo):

  • Su toque periodístico la convierte en una novela glacial (cercana al folletín-ensayo). La novela se limita a contar los hechos sin dar diversas opiniones o perspectivas del mismo. Hay un narrador omnisciente que va desglosando cada uno de los acontecimientos que llevó a Katharina a (…). Los sentimientos se van abriendo en los huecos conforme uno avanza en la lectura.

 

  • La absoluta lealtad de la protagonista hacia Ludwig, el delincuente. En ningún momento ella flaquea. A pesar de que la prensa está destruyendo su honor y su imagen mientras altera toda la realidad del caso, a pesar de los interrogatorios de la policía, etc. sus intenciones de cara a su acompañante se mantienen intactas: ¡se nota que le quiere!.
  • Me gusta que la historia no sea lineal y se descubran antes unos hechos que otros. Creo que esto le da cierto atractivo a la narración.
  • Me gusta mucho la parte en que ella cuenta sus paseos en coche. Tras ser interrogada por la policía acerca del alto kilometraje que tiene su coche, ella no tiene más remedio que confesar, para justificar dicho kilometraje, que de vez en cuando, para no quedarse amargada en casa o darse a la bebida, viaja en coche a diferentes provincias, se toma algo, ve un paisaje y vuelve en el mismo día. Estos viajes la relajan, sacándola de su rutina cotidiana.
  • Me gusta el final, donde ella (…). El lector puede decidir si lo que hace Katharina está bien o no, pero yo apoyo sus acciones hasta el final. Me parece una persona humilde y leal hasta la última página.

Y al margen de estas notas sacadas de la chistera, si quieren saber lo que significan los puntos suspensivos (…): lean, lean. Jiji.

{module [253]}

4 comentarios en “El honor perdido de Katharina Blum

  1. Había oído hablar de esta novela con anterioridad, y bastante bien, aunque no conocía el argumento. En realidad sigo sin conocerlo, gracias al original empleo de los puntos suspensivos 😉 (y aquí es donde la palabra “suspensivos” cobra pleno significado). Será por la intriga que has creado, pero me parece un libro muy atractivo.

  2. Javier, yo no estoy muy acostumbrado a acercarme a novelitas de autores “desconocidos” o que no vengan con cierto aval detrás, pero ésta me encantó. Me la prestó un amigo y decidí darle una oportunidad. Se lee de una sentada y es muy intrigante.

    El argumento te lo puedo resumir yo: Katharina se acuesta una noche con un hombre que después se demuestra que es un delincuente. Cuando el asunto sale a la luz, la prensa saca a la luz detalles del asunto que ponen en peligro el honor de Katharina.

    Las derivaciones que salen de esto son muy atractivas 🙂

    Y está bien escrito!

  3. Acabo de terminar el libro, esta reseña me convenció para leerlo (a pesar de los puntos suspensivos). Fue del tirón, favorecido por la alerta naranja que “disfrutamos” en Galicia (otra más). Me gustó, no lo pondría en mi lista de imprescindible lectura, pero estuvo bastante bien. Me parece innovador el hecho de que los flashback estén en forma de atestado policial.
    Coincido contigo en que también me gustó mucho la explicación que Katharina da acerca del exceso de kilometraje de su coche.

  4. Buena reseña e intrigante libro; o intrigante reseña, que me ha suscitado la curiosidad por el libro 🙂 A ver si logro dar con él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *